Conceptos

¿Cuál es la diferencia entre especulación e inversión?

Inversión vs especulación

Con frecuencia escuchamos que ciertos activos son meramente especulativos, aún así los consideramos como una inversión. Sin embargo, en el ámbito académico de las finanzas y en las agencias calificadoras de riesgo, la inversión y la especulación son dos cosas muy diferentes. A continuación veremos por qué.

Inversión vs especulación: Una revisión general

Los inversores y los operadores del mercado toman riesgos calculados en sus intentos de obtener beneficios de las transacciones que ellos hacen en los mercados. El nivel de riesgo implicado en las transacciones es la principal diferencia cuando hablamos de inversiones y especulación.

Cualquier persona que gaste su dinero con la expectativa de que un emprendimiento le devolverá un retorno o beneficio, está invirtiendo. En este escenario, las bases fundamentales de la decisión de invertir son un juicio razonable hecho luego después de una investigación seria sobre los fundamentos del negocio y sus probabilidades de que tenga buenas opciones de ofrecer retornos sustanciales o mínimos.

Pero ¿Qué sucede si la misma persona gasta su dinero en una alternativa de negocio emprendimiento que ha mostrado una alta probabilidad de fracaso? En este caso, esa persona está especulando. El éxito o el fracaso depende fundamentalmente de la suerte, o de fuerzas incontrolables externas o de eventos que en muchos casos no se pueden predecir con una certeza alta.

La principal diferencia entre la inversión y la especulación es el monto o el nivel de riesgo que se asume en las decisiones de colocación de dinero. La especulación de alto riesgo es muy similar a los juegos de apuestas, mientras que los emprendimientos o las inversiones de bajo riesgo usan el análisis fundamental de los estados financieros de las empresas o del valor real de determinado tipo de activos en los cuales queremos gastar nuestro dinero.

Ideas principales

La principal diferencia entre la inversión y la especulación es el nivel de riesgo asumido

Los inversores tratan de generar un retorno satisfactorio de su capital invirtiendo en opciones que tienen un riesgo menor que las opciones más agresivas disponibles en el mercado.

Los especuladores tratan de obtener ganancias espectaculares de apuestas que pueden ir en cualquier dirección.

Los operadores especulativos frecuentemente utilizan opciones de inversión como futuros, opciones, ventas en corto y apuestas de alto apalancamiento.

La inversión

La inversión busca la generación de rendimientos en el largo plazo.

La inversión puede venir en diversas formas. Por medio del dinero, del tiempo, o de métodos basados en el trabajo y gasto de energía. En el sentido financiero del término, invertir significa comprar y vender activos tales como acciones bonos, fondos cotizados en bolsa, fondos mutuos, y otra variedad de productos financieros disponibles en el mercado.

Los inversores esperan generar ingresos o beneficios por medio de un satisfactorio retorno sobre la inversión con un nivel de riesgo promedio o bajo. Los ingresos de cada inversión pueden provenir en la forma de la apreciación del activo subyacente adquirido, en forma de dividendos pagados de manera periódica o en pagos de intereses o en el retorno del capital completo invertido.

Más frecuentemente, invertir es al acto de comprar y acaparar un activo durante un largo plazo. Para clasificar el activo como una tenencia o inversión de largo plazo, el inversor debe retener el activo durante al menos un año.

Consideremos por ejemplo una compañía multinacional como un ejemplo de inversión. Esta compañía puede pagar un dividendo consistente que se incrementa sobre una base anual, y podría ser un negocio de bajo riesgo. Un inversor podría elegir invertir en esta compañía a largo plazo para tener un retorno satisfactorio sobre su capital con un riesgo relativamente bajo. Adicionalmente, el inversor podría invertir en varias compañías adicionales a lo largo de diferentes industrias para diversificar su portafolio con el fin de reducir aún más su nivel de riesgo.

El análisis y la investigación es una parte clave del proceso de inversión. Involucra evaluar diferentes tipos de activos, sectores y modelos o tendencias que ocurren en el mercado. Los inversores pueden usar herramientas como el análisis técnico y el análisis fundamental para elegir sus estrategias de inversión o para diseñar sus portafolios. Al usar el análisis fundamental, los inversores pueden determinar los factores que afectan el valor de las acciones, desde los aspectos macroeconómicos hasta los aspectos macroeconómicos. Por otra parte, el uso de tendencias estadísticas, como las de los precios de los activos y los volúmenes de negociación pueden ayudar al inversor a encontrar nuevas oportunidades en el mercado.

Los inversores tienen muchas opciones disponibles para invertir su dinero. Las cuentas de corretaje les dan a los inversores acceso a toda una variedad de activos. Al abrir una cuenta, un inversor acuerda hacer depósitos y luego coloca órdenes en el mercado por medio de la firma. Los activos y sus rendimientos pertenecen a los inversores, mientras que la firma de corretaje se lleva las comisiones por facilitar el comercio. Con las nuevas tecnologías, los inversores ahora pueden invertir por medio de roboadvisors también. Estas son compañías automatizadas de inversión que usan algoritmos para desarrollar una estrategia de inversión basada en los objetivos de los inversores y su nivel de tolerancia al riesgo.

La especulación

El trading intradiario es una de las formas más comunes de especulación.

La especulación es la acción de poner dinero en emprendimientos financieros que tienen una alta probabilidad de fracaso o cuya probabilidad de éxito simplemente no se puede estimar con facilidad. La especulación normalmente busca rendimientos extraordinarios de apuestas que pueden ir en una o en otra dirección. Mientras que la especulación está altamente relacionada con las apuestas, no es exactamente lo mismo, ya que los especuladores tratan de tomar decisiones educadas sobre la dirección de sus operaciones de comercio. Sin embargo, el riesgo inherente a la especulación tiende a ser significativamente más alto que el de las inversiones tradicionales o convencionales.

Los operadores que especulan en el mercado compran acciones con el pleno conocimiento de que ellos sostendrán o mantendrán ese activo en el mercado por un periodo de tiempo muy corto. Ellos podrían moverse eventualmente en una dirección o en otra y el objetivo de los operadores suele ser tomar ventaja de las variaciones transitorias del mercado con el fin de hacer ganancias en cuestión de horas, días o incluso minutos.

Como un ejemplo del comercio especulativo podemos considerar una compañía joven dedicada a la minería del oro. Esta compañía tiene las mismas oportunidades de ser un éxito rotundo en el mercado, en caso de que pueda dar con el descubrimiento de una mina de oro, o simplemente podría ir a la bancarrota si no hace descubrimientos sustanciales. Cuando no hay nuevas noticias acerca de la compañía, los inversores pueden tender a alejarse de la inversión y del riesgo involucrado al invertir en esta empresa. Sin embargo, algunos especuladores podrían creer que la joven compañía minera podría hacer un descubrimiento notable de alguna mina de oro y que eventualmente el precio de sus acciones se disparará. Esta creencia en la posibilidad, tal vez remota, de un gran descubrimiento, podría atraer a los especuladores que compran grandes cantidades de acciones con la esperanza de venderlas tan pronto como estas suban de precio. A esta actividad se le llama especulación.

El comercio especulativo tiene también sus desventajas. Cuando hay expectativas infladas del crecimiento del precio de una acción o de un activo en particular, su valor se incrementará notoriamente. Cuando esto sucede, el volumen de comercio se incrementa, eventualmente llevando a una burbuja financiera. Así sucedió cuando el mundo vio la burbuja de las puntocom al final de la década de los noventa. La inversión en las compañías de internet creció de manera exponencial al final de la década, con las valoraciones de las compañías listadas en las bolsas de valores creciendo muy rápidamente. El mercado se vino abajo después del 2001, causando que las mayores y más grandes compañías tecnológicas perdieran una gran parte de su valor, mientras que otras compañías cayeron en la bancarrota y fueron barridas del mercado completamente.

Tipos de operadores especulativos

El comercio intradiario es una forma de especulación. Los traders que operan en el comercio intradiario no tienen cualificaciones específicas, en vez de eso, ellos son llamados así porque ellos comercian diariamente. Ellos generalmente sostienen su posición durante un día, cerrando sus posiciones una vez que la sesión o la jornada de comercio se ha terminado.

Los swing traders, por otra parte, sostienen sus posiciones por hasta varias semanas, con la esperanza de capitalizar sus ganancias durante ese periodo de tiempo. Esto es logrado cuando se determina si el precio de un activo se moverá y en qué dirección lo hará. Entonces, el trader toma una posición en el mercado y luego busca hacer una ganancia.

Operaciones de comercio y estrategias de los especuladores

Los especuladores pueden hacer muchos tipos distintos de operaciones y algunas de estas incluyen a las siguientes:

Contratos de futuros: Los compradores y vendedores generalmente acuerdan la venta de un activo específico a un precio acordado para un punto predeterminado en el futuro. El comprador acuerda comprar el activo subyacente una vez que el contrato expire. Los contratos de futuros son comerciados en las casas de corretaje y comúnmente son usados para las operaciones de activos como los commodities.

Opciones de compra y venta: En una opción de venta, el propietario del contrato tiene el derecho, pero no la obligación, de vender cualquier parte del activo a un precio especificado en un periodo especificado de tiempo. Una opción de compra, por otra parte, permite al dueño del contrato comprar el activo subyacente previamente a la expiración del contrato a un precio especificado.

La venta en corto: Cuando un trader realiza ventas en corto, este especula que el precio del activo caerá en el futuro y tomará una posición de venta, generalmente mediante un contrato por diferencia con la casa de corretaje dentro de la que opere.

Las estrategias populares que los especuladores usan pueden ir desde las ordenes de stop loss ( parar pérdida) a los modelos de comercio. Con una orden de stop loss, un operador le dice a su bróker que compre un activo a un periodo específico de tiempo o que tome una posición en un periodo específico y que cierre esa operación si se están produciendo pérdidas que superan el margen o determinado monto del capital total del operador. Al hacer esto, los operadores pueden minimizar de manera sustancial sus pérdidas durante una operación en caso de que esta no salga como se haya planeado. Por otra parte, las tendencias de comercio usan las tendencias en los precios para identificar oportunidades. Cuando se usa en los análisis técnicos, los inversores pueden emplear esta estrategia para mirar el comportamiento pasado del mercado y hacer predicciones acerca del futuro de un activo; esta hazaña, de tratar de identificar los patrones que seguirá el mercado es especialmente desafiante.

Consideraciones especiales

Tanto los inversores como los especuladores ponen su dinero en una variedad de instrumentos y vehículos de inversión que incluyen acciones y opciones de renta fija o variable. Las acciones o valores representar la propiedad de cierta parte de una compañía. Estas son compradas en bolsas de valores, o por medio de ventas privadas. Las compañías son rankeadas según su capitalización de mercado sobre el valor total de mercado de sus acciones.

Los fondos mutuos y los ETFs también son opciones populares de inversión. Un fondo mutuo es manejado por un administrador de fondos que usa activos bajo administración de un fondo colectivo de los inversores para comprar varios activos y valores. Los ETFs tienen una variedad de activos subyacentes, y sus precios cambian a través del comercio intradiario de la misma manera en que lo hace el precio de las acciones y de los bonos.

Los activos de ingreso fijo incluyen opciones como los bonos, los pagarés y los certificados de depósitos. Estos activos pueden ser emitidos por varias corporaciones, bancos o entidades del gobierno como El Departamento del Tesoro de los Estados Unidos. Muchos activos de renta fija son usados para financiar proyectos y oportunidades de negocios, estos activos pagan intereses antes de su vencimiento, periodo de tiempo en el cual el valor principal del activo es pagado de vuelta al inversor. Por ejemplo, un bono emitido por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos madura a los treinta años de haber sido emitido y paga a sus inversores un dividendo o interés determinado cada seis meses.

Los inversores pueden considerar retener sus inversiones por un determinado periodo de tiempo, que por lo general es prolongado. Ellos también deben estar conscientes de las implicaciones legales e impositivas de sus activos una vez que sus posiciones del mercado se hayan cerrado y hayan obtenido sus ganancias. El periodo de tenencia de un activo nos puede decir cuánto dinero tiene que ser pagado en impuestos por el inversor. Este periodo es calculado desde el día siguiente en que se hace la inversión hasta el día en que el activo es vendido y se encuentra un monto de efectivo disponible para el inversor. El servicio interno de impuestos de los Estados Unidos (IRS) considera que los activos que tienen un periodo de tenencia de un año o más son inversiones de largo plazo. Las ganancias de largo plazo generalmente son tasadas con impuestos o tasas de impuestos mucho más favorables que las inversiones de corto plazo.

Las diferencias clave

En general, la diferencia principal entre la inversión y la especulación es el horizonte de largo plazo versus el horizonte de corto plazo en una determinada decisión de inversión.

Invertir es sinónimo de tener la intención de comprar un activo y de retenerlo por un periodo de tiempo prolongado. Típicamente hay una estrategia para comprar y retener el activo por una razón en particular, tales como buscar la apreciación de un activo o su ingreso por los dividendos.

La especulación tiende a ser sinónimo de hacer operaciones de comercio, o de trading, porque está más enfocada en el corto plazo y los movimientos bruscos del mercado que se producen en términos de días, horas o semanas dentro del mercado. Uno podría especular o entrar a especular en el mercado porque cree que un evento en particular va a impactar el mercado en el corto plazo.

Los especuladores frecuentemente usan derivados financieros tales como las opciones de contratos, los contratos por diferencia, los contratos de futuros y otras inversiones sintéticas en vez de comprar los activos subyacentes y retenerlos por un largo periodo de tiempo.

Ejemplos de especulación

Consideremos por ejemplo, los contratos por diferencia. En este caso, un operador entra en el mercado, por ejemplo de divisas y no compra la divisas ( como el dólar, el franco suizo o el euro) sino que simplemente toma una posición de compra o de venta del activo y se compromete a cerrar su posición en el futuro. El operador no quiere llevarse dólares o euros a su casa de inmediato, lo que quiere es tomar ventaja de la posible apreciación ( en caso de que tome una posición de compra) o depreciación ( en caso de que tome una posición de venta) del activo en particular. Los operadores que usan los contratos por diferencia tienen que pagar comisiones nocturnas y de fines de semana en caso de que dejen posiciones abiertas durante los periodos que no hay operaciones en el mercado.

De la misma manera, los operadores pueden pedir dinero prestado a su bróker, por medio del apalancamiento de su capital, con el fin de maximizar sus posibles retornos. En este caso el bróker puede prestarle al operador varias veces su capital con el fin de hacer operaciones de mercado. Esta técnica de comercio también puede llevar a pérdidas sustanciales dentro del mercado.

Otro ejemplo de especulación es la compra de criptomonedas y su retención a corto plazo. Dado el carácter altamente especulativo de las criptomonedas es bastante difícil determinar la dirección que tomará el mercado. En este caso, los operadores toman una posición dentro del mercado y la cierran tan pronto como ven una ganancia sustancial.

Ejemplos de inversión

Dentro de los ejemplos de inversión tenemos la compra de bienes raíces. En este caso los inversores querrán retener el activo a largo plazo por varias razones. Las razones de retención del activo pueden ir desde esperar ingresos mensuales por cuenta de tarifas de arrendamiento o la espera de la apreciación del activo comprado.

Otro ejemplo de inversión es la compra de acciones en el mercado de valores. En este caso, los inversores estudian las oportunidades que se presentan en el mercado y deciden tomar una posición de compra en el mercado sin apalancamiento a la espera de que los activos se valoricen a largo plazo.

Ejemplos adicionales de inversión pueden incluir la compra de bonos de deuda que generan dividendos e intereses a largo plazo y cuyo precio puede apreciarse antes de su vencimiento.

¿Qué tipo de estrategia para generar ingresos me conviene más? ¿La inversión o la especulación?

El tipo de estrategia que conviene a cada persona dentro del mercado depende de varios factores, entre ellos su nivel de conocimientos de la inversiones y su horizonte de tiempo a la espera de retornos. Usualmente la especulación y el comercio intradiario es una estrategia de búsqueda de ganancias que es más apta para los operadores profesionales que buscan ganancias a corto plazo. La capacidad para reconocer patrones en el comercio, tales como los indicadores que producen los gráficos de velas japonesas, es una habilidad clave que deben dominar los traders que especulan en el mercado intradiario

Para el caso de las personas no experimentadas en el comercio de activos intradiario, la mejor opción siempre será la inversión y compra de activos a largo plazo. En este caso, comprar acciones, diversificando por medio de fondos cotizados en bolsa puede ser una estrategia ideal. El inversor puede elegir diversificar su portafolio comprando varios tipos de activos como bonos de deuda que pagan un interés fijo y acciones de diversos sectores económicos. En los casos de las inversiones, los inversores no deben esperar generar ganancias espectaculares, pero sí ganancias sostenidas a largo plazo que se pueden maximizar gracias al poder del interés compuesto.

En términos generales, se puede decir que la inversión es una forma de generar ingresos mucho menos riesgosa y puede ser la opción aconsejable para aquellos que están buscando ingresos para la jubilación, especialmente cuando se invierten en compañías estables de dividendos de rendimiento medio. La especulación es una opción de generación de ingresos para traders profesionales con especialización en las tendencias del mercado y que están dispuestos altos riesgos.

Con información de Investopedia.

comentarios

Arriba