Conceptos

¿Qué es el índice de precios al consumidor IPC?

Índice de precios al consumidor

El índice de precios al consumidor es una media que examina el promedio ponderado de precios de una canasta de bienes y servicios, tales como el transporte, la comida y el cuidado médico. Es calculado al tomar los cambios para cada ítem en la predeterminada canasta de bienes y promediándolos. Los cambios en el IPC son usados para evaluar los cambios de precios asociados con el costo de vida. El IPC es una de las medidas más usadas para identificar periodos de inflación o deflación.

Entendiendo el índice de precios al consumidor

El índice de precios al consumidor o IPC mide el cambio promedio de los precios que los consumidores pagan por una canasta de bienes y servicios en un tiempo determinado, lo que comúnmente se conoce como inflación. Esencialmente esta métrica intenta cuantificar el nivel de precios agregados en una economía y por lo tanto medir el poder adquisitivo de la unidad de moneda de un país. El promedio ponderado de precios de bienes y servicios que se aproxima a los modelos de consumo individual es usado para calcular el IPC. Una media recortada podría ser usada para medir esto también.

La oficina de Estadísticas del empleo de los Estados Unidos reporta el índice de precios al consumidor sobre una base mensual, y ha calculado este indicador de esta manera desde 1913. El actual índice es calculado sobre un promedio del periodo de 1982 a 1984, que fue establecido en 100, de manera que una lectura de 100 significa que la inflación está de vuelta al mismo nivel en el que estaba en 1984, mientras que lecturas de 175 o 225 podrían indican un alza en la inflación de un 75% o de un 125% respectivamente. La tasa citada de inflación es actualmente el cambio en el índice para el periodo de tiempo previo, bien sea que se cite de forma mensual, trimestral o anual.

Mientras que este índice mide la variación de precios minoristas y otros ítems pagados por los consumidores, no incluye algunas cosas como los ahorros y las inversiones, y frecuentemente pueden excluir el gasto de los visitantes extranjeros.

¿Qué características debe tener el índice de precios al consumidor?

Tradicionalmente se afirma que el índice de precios al consumidor debería, por su importancia para las mediciones económicas, tener las siguientes características:

Debe ser representativo y confiable. Por lo cual debe basarse en muestras tomadas al azar que incluya la mayoría de cantidad de bienes y servicios que la población consume en un área determinada durante un periodo de tiempo específico.

Debe ser comparable: Al reflejar los aumentos promedios de los precios de la canasta básica de bienes y servicios de un país determinado debería poder ser comparable con las mediciones que se hacen en otros países respectos a los aumentos de precios correspondientes a la canasta básica de bienes y servicios en esos países. En este sentido, los analistas deberían ser capaces de determinar cuánto ha aumentado el costo de vida (una aproximación ya que las mediciones del costo de vida no son las mismas que las del IPC) en un país en comparación con el aumento del costo de vida en otro país. Esto puede dar un indicativo de la salud de una economía determinada.

Cómo es usado el índice de precios al consumidor

El índice de precios al consumidor es un indicador económico. Es la medida más ampliamente usada para calcular la inflación, por aproximación, y la efectividad de la política económica del gobierno. El índice de precios al consumidor le da al gobierno, los negocios y los ciudadanos una idea sobre los cambios de los precios en la economía, y puede servir como una guía con el fin de tomar decisiones informadas acerca de la economía.

El IPC y los componentes que lo conforman también pueden ser usados como un desinflador ( o deflactor) para otros indicadores económicos, incluyendo la venta al menudeo, las ganancias horarias y semanales. Adicionalmente puede ser usado para valorar el precio del dinero de los consumidores y encontrar su poder adquisitivo. Generalmente el poder de compra del dólar cuando el nivel agregado de los precios aumenta y viceversa.

El índice también puede ser usado para ajustar los niveles de elegibilidad para ciertos tipos de ayudas del gobierno, incluyendo la seguridad social y provee las medidas necesarias para ajustar automáticamente los salarios de los trabajadores de acuerdo al costo de vida. De acuerdo a la oficina de estadísticas del empleo, los ajustes del costo de vida de más de 50 millones de personas en la seguridad social, así como los servicios de los civiles y militares retirados están relacionados con el índice de precios al consumidor.

¿Quién y qué se cubre cuando se mide el IPC?

Las estadísticas del índice de precios al consumidor cubren a los profesionales, a los autoempleados, a a los pobres, a los desempleados y a las personas retiradas en un país. Las personas no incluidas en este reporte son las poblaciones rurales, las familias de las granjas, las fuerzas armadas, y las personas que pagan condena en la prisión y las que están en hospitales mentales.

El IPC representa el costo de una canasta de bienes y servicios al rededor de un país de acuerdo a bases mensuales. Estos bienes y servicios están distribuidos en ocho grandes grupos, los cuales son: Comida y bebidas, vivienda, vestuario, transporte, educación y comunicación, cuidados médicos, recreación, y otros bienes y servicios.

La Oficina de Estadísticas del Empleo incluye las ventas y saca a los impuestos del IPC – o aquellos que están directamente asociados con el pr4ecio de bienes y servicios del consumidor – pero excluye otros que no están relacionados como los impuestos sobre el ingreso y la seguridad social. También excluye otros relacionados con las finanzas como las acciones, los bonos, el aseguramiento de vida, la finca raíz, y otros bienes que no están relacionados con el consumo que se hace diariamente.

En pocas palabras el índice de precios al consumidor es una medida que nos ayuda a determinar las variaciones en los precios de los bienes y servicios de consumo general, aquel consumo relacionado con la subsistencia básica de cada individuo como la comida, el transporte, vestuario, salud, educación y servicios básicos. De manera que cuando determinamos el IPC estamos determinando en que nivel o porcentaje aumenta el costo general de la vida para los consumidores.

Calculando el índice de precios al consumidor

La Oficina de Estadísticas del Empleo registra cerca de 80.000 ítems cada mes al llamar o visitar a las tiendas minoristas, a los establecimientos de servicios ( tales como los proveedores de televisión por cable, las aerolíneas, las agencias de arrendamientos de vehículos y camionetas), las unidades de rentas y las oficinas de los médicos alrededor del país con el fin de tener el mejor pronósticos para el índice de precios al consumidor, IPC.

La fórmula usada para calcular el índice de los precios al consumidor para un solo producto es la siguiente:

IPC = ( Costo del la canasta del mercado en un año determinado / Costo de la canasta del mercado en el año base ) X 100.

El año base es determinado por la Oficina de Estadísticas del Empleo. La información del IPC para los años 2017 y 2018 estaba basada en la información recolectada para los años 2014 y 2015.

Tipos de índices de precios al consumidor

Dos tipos de IPC son reportados por las oficinas estadísticas federales del gobierno de los Estados Unidos.

1.El CPI-W que mide el índice de precios para el consumidor para los asalariados urbanos y para los funcionarios públicos. Entre 1913 y 1997, La Oficina de Estadísticas del Empleo se enfocó en medir este tipo de IPC. Este índice se basaba en los gastos de los hogares cuyos ingresos se comprendían en más de un año y medio para aquellos que tenían empleos asalariados o clericales, y en el cual al menos no de los ganadores del ingreso estaba empleado por al menos 37 semanas durante el previo ciclo de 12 meses. El CPI W refleja primariamente los cambios en los costos de los beneficios que pagados a estos que están en la seguridad social. Esta medida de IPC representa al menos al 28% de la población estadounidense.

2. El IPC-U es el índice de precios al consumidor para los consumidores urbanos. Es representativo de al menos el 88% de la población estadounidense y es la mejor representación para el público en general. La Oficina de Estadísticas del Empleo ha hecho mejoras a este índice en 1978 y fue introducido para medir los cambios de los precios para un objetivo poblacional mucho más amplio. Este tipo de IPC está basado en el gasto de casi toda la población que reside en las áreas metropolitanas incluyendo a los profesionales, los trabajadores autoempleados, aquellas personas que viven bajo la línea de pobreza, los desempleados y las personas retiradas. También incluye a los asalariados urbanos y a los funcionarios públicos.

A pesar de la introducción del IPC U en 1978, la Oficina de Estadísticas del Empleo continúo midiendo el IPC W. Pero desde 1985, la principal diferencia entre los dos índices ha sido los pesos de gasto asignados a las categorías de ítems y a las áreas geográficas.

Información regional del IPC.

La Oficina de Estadísticas del Empleo también divide el IPC basándose en mediciones regionales cada mes, el reporte es dividido en cuatro grandes áreas del censo estadounidense.

1. El Noroeste

2. El Mediooste.

3. El Sur

4. El Oeste.

Tres grandes áreas también son divididas cada mes. Las regiones son:

1.Chicago-Gary-Kenosha

2. Los Ángeles- Riverside-Orange County

3. New York- Northern NJ- Long Island.

Al lado de la información regional que es entregada cada mes, la Oficina de Estadísticas del Empleo también publica para 11 áreas metropolitanas adicionales cada mes y para unas 13 áreas metropolitanas adicionales en una base semianual. Estos reportes cubren grandes poblaciones y representan un subconjunto regional particular.

Preguntas Frecuentes relacionadas con el índice de precios al Consumidor

¿Qué es el índice de precios al consumidor?

El índice de precios al consumidor es una medida estadística que es preparada por los departamentos estadísticos de cada país. Para el caso de los Estados Unidos lo prepara la Oficina de Estadísticas Laborales, en países como Colombia es preparado por el Departamento Nacional De Estadísticas DANE. Es una de las estadísticas económicas más citadas y es ampliamente usado como una aproximación de la inflación. Los inversores prestan gran atención al índice de precios al consumidor como un indicador que está diciendo hacia adónde se está dirigiendo la economía, y cómo puede influir los pronósticos de precios de activos que son sensibles a la inflación como los bonos corporativos y las materias primas. Entre el público en general, El IPC es frecuentemente visto como un barómetro de la salud económica en general, con la mayoría de los comentadores y analistas prefiriendo un IPC moderado, esto es en un rango que va del 2 al 3%.

¿Cómo se calcula el IPC?

El IPC es un promedio ponderado del precio de una amplia gama cruzada de bienes y servicios. Esta colección de ítems, frecuentemente es denominada como la canasta de bienes del IPC, e intenta reflejar de manera idéntica los productos y servicios que son comprados por el ciudadano promedio. A lo largo de los años, en la medida en que estos precios de estos productos aumentan debido a la inflación, este incremento gradual es reflejado en un índice de precios al consumidor que es mayor. En los medios de comunicación El IPC comúnmente es conocido en términos de porcentajes que los precios varían año tras año. Por ejemplo, si los precios la canasta de bienes y servicios aumentaron en un 2% en un año determinado, se dice que el aumento del IPC para ese año es del 2%.

¿Qué críticas se le han hecho al índice de precios al consumidor?

Algunos analistas han argumentado que el IPC no es apropiado para medir las variaciones regionales en los precios, así como los diferentes modelos de compras que son realizados por varios grupos de ciudadanos que podrían tener un mayor o menor poder adquisitivo. Por ejemplo, los estadounidense que viven en áreas costosas como la ciudad de New York o San Francisco podrían tener una significativa diferencia en sus modelos de gato en comparación con las personas que viven en las áreas suburbanas o rurales. Otra crítica común al IPC es que subestima la tasa de inflación al fallar al momento de reflejar ciertos tipos de gastos. Por ejemplo, el índice de precios al consumidor incluye los gastos que se hacen dese el bolsillo de los ciudadanos, pero refleja de manera completa la porción de los gastos de salud con la que tienen que cargar las compañías aseguradoras o los programas de salud del gobierno.

Otras críticas al índice de precios al consumidor es que no incluye las variaciones en las mejoras tecnológicas o de calidad de los productos, por lo que si bien el precio de un producto puede haber aumentado de precio en un año, su calidad también podría haber mejorado o disminuido lo que llevaría a decir que el precio total no es el mismo en definición.

El índice de precios al consumidor tampoco tiene en cuenta la adición de nuevos bienes y servicios a la economía, los cuales pueden suponer gastos adicionales significativos para los consumidores o mejoras significativas en su calidad de vida al evitar la compra de otros productos que antes se consumían.

También se sabe que el IPC no incluye las variaciones de precios que se producen en la economía sumergida, los cuales son los bienes y servicios que se prestan de manera informal o que se dan en entornos de ilegalidad. Por lo cual no refleja de manera fidedigna lo que tienen que pagar los consumidores que hacen uso de estos bienes y servicios, los cuales pueden ser en algunas veces costos significativamente mayores o menores dependiendo del tipo de producto.

El IPC tampoco tiene en cuenta los bienes que son sustituidos por otros bienes y servicios que a los cuales los consumidores acuden cuando existen alzas significativas en un determinado bien o servicio.

Otra crítica es que tampoco se incorporan los precios de la vivienda en las mediciones del IPC, la cual es un gasto grande por parte de las personas en una respectiva economía. Al no incluir estas variaciones no incluimos tampoco los productos y servicios relacionados con a construcción.

¿Cuál es la diferencia entre el IPC y la inflación?

Cuando escuchamos hablar del IPC y la inflación podríamos pensar en un primer momento que se tratan de la misma cosa, pero esto no es así. Mientras que el IPC mide las variaciones que se producen en los precios de un conjunto de bienes y servicios que son necesarios para la subsistencia y que por ende son los que más consume la gente, la inflación mide las variaciones que se producen en el conjunto de todos los bienes y servicios que se producen y se consumen en una economía nacional. Dado que las variaciones en el IPC generalmente miden una canasta de bienes y servicios amplia, de manera frecuente se asocia el IPC a la inflación, ya que las variaciones de los bienes contenidos en el IPC también están contenidos en las variaciones que se producen en la inflación nacional.

El IPC en Colombia

El IPC en Colombia es registrado por el Departamento Nacional de Estadística DANE. De acuerdo a esta entidad, para el año 2020, la variación del índice de precios al consumidor fue de un 1.61%, mientras que para el año 2019 fue del 3.80%.

De acuerdo a la entidad, el IPC registrado en el 2020 es el más bajo de la historia desde 1955, esto como consecuencia de la crisis del coronavirus que paralizó gran parte de la actividad económica del país.

La variación que fue tan pequeña, recibió un fuerte impacto de los costos de la educación, los cuales se redujeron en un 7.02 %, mientras que en el 2019, este apartado había visto un alza de más del 5%.

Con información de Investopedia.

comentarios

Arriba