Conceptos

¿Qué son las finanzas públicas y cuáles son sus características?

Finanzas públicas

Definición de Finanzas públicas

Las finanzas públicas son la administración de los ingresos, gastos y deudas de un país por medio de una serie de instituciones gubernamentales o instituciones de carácter público.

En este sentido, cuando hablamos de las finanzas públicas nos estamos refiriendo a la forma en que se recolecta impuestos e ingresos, los montos que son recolectados, la forma en que se gastan los recursos financieros públicos de un país, el monto que es gastado, así como del déficit o el superávit resultante, los cuales son finalmente la diferencia entre los ingresos y los gastos que tiene el gobierno durante un determinado periodo de tiempo.

Instituciones a cargo de las finanzas públicas

La institución que está a cargo de las finanzas públicas en una nación es el Estado en su conjunto. Sin embargo, este a la vez está dividido en una serie de instituciones que cumplen diversas funciones en la administración pública.

Dentro de las instituciones que toman parte en la administración de las finanzas del estado encontramos al gobierno, el cual está compuesto por la rama del poder ejecutivo de un país. Este está compuesto por el presidente y sus ministros. El gobierno se encarga de ejecutar el gasto público, de solicitar préstamos para proyectos de desarrollo o para cubrir el déficit público y de la recolección de impuestos por medio de agencias específicas como son las oficinas de impuestos nacionales.

Otra de las instituciones relevantes en la administración pública es el legislativo, el cual es denominado en algunas naciones parlamento o congreso. En los regímenes democráticos, el parlamento o congreso es la institución encargada de aprobar el presupuesto anual, el cual es presentado por el gobierno por medio del ministerio de finanzas. De la misma manera el legislativo es el encargado de aprobar las reformas a las leyes de impuestos y de instituciones o negocios públicos que le generan ingresos al estado, cuando el gobierno requiera hacer cambios en los montos que de impuestos que recolecta en un país o ingresos que recibe.

En los regímenes autoritarios, la aprobación de reformas tributarias, presupuesto, gasto público y límites de endeudamiento no pasan por los entes legislativos y son definidas directamente por los órganos administrativos del ejecutivo como son los ministerios de finanzas.

Ejes centrales de las finanzas públicas

Las finanzas públicas se centran fundamentalmente en dos frentes, siendo estos competencia del gobierno. Estos son: La recaudación de impuestos más la generación de ingresos y el gasto público.

Del equilibrio resultante entre estos dos campos dependerá si una nación llega a generar un superávit fiscal o un déficit fiscal. El superávit se produce cuando los ingresos generados vía impuestos e ingresos son mayores que los gastos generados por el Estado, mientras que el déficit público se produce cuando los gastos que realiza el Estado son mayores a lo que este ingresa a las arcas públicas mediante la recaudación de impuestos o mediante los ingresos de empresas del sector público.

Una correcto manejo de las finanzas públicas ha de tener en cuenta que los gastos no superen de forma desbordada los ingresos de una nación, de manera que el Estado no tenga que imponer nuevos impuestos a la población o incurrir en altos niveles de deuda para financiar el gasto. De la misma manera, es vital que el Estado pueda gastar de manera eficiente aquellos recursos que recibe de los ciudadanos, esto con el fin de atender a los sectores clave de la economía que dependen del impulso del gobierno o los servicios públicos que solo pueden ser provistos de manera eficiente y justa por el estado.

Muchos sectores en los que gasta dinero el estado son la educación, la salud, las fuerzas militares, la policía, la administración de justicia, los entes burocráticos, la investigación básica en ciencia y tecnología, así como las empresas de carácter público. Así, que si el Estado quiere que cada uno de estos sectores funcione bien y provea el máximo beneficio posible al conjunto de la sociedad, debe gastar de forma adecuada y eficiente en estas instituciones.

La falta de gasto, el gasto excesivo o la ineficiencia en el mismo en cada uno de los sectores señalados puede conducir a graves desajustes y desigualdades, así como a problemas para el desarrollo de una nación. Los problemas de falta de gasto, despilfarro e ineficiencia pueden conducir a un descontento generalizado entre la ciudadanía o en diversos sectores ciudadanos lo que finalmente puede llevar a crisis políticas y sociales que pondrán en peligro la legitimidad del gobierno y por ende su permanencia.

De la misma manera, una alta carga impositiva puede generar un alto descontento social entre la ciudadanía, mientras que unos impuestos demasiado bajos pueden llevar a que el Estado no tenga suficientes recursos para atender a todas sus necesidades y gastos.

Perspectivas y posturas ideológicas sobre las finanzas públicas

Diversas escuelas de pensamiento como los neoliberales o los keynesianos tienen posturas diferentes sobre la correcta administración de las finanzas públicas.

Los sectores neoliberales han hecho especial énfasis en la disminución del gasto público como una medida para reducir el déficit estatal y garantizar el pago de las deudas. De esta manera, las teorías neoliberales apuntan a que si un Estado es solvente esto garantizará la confianza de los inversores privados en la economía nacional, tanto si son nacionales como extranjeros. Una vez que se garantiza dicha confianza en que el estado podrá cumplir con sus obligaciones, más inversores externos llegarán al país a desarrollar negocios, lo cual impulsará el crecimiento en apartados como el PIB y los índices de Desarrollo Humano.

Por su parte, los economistas keynesianos y algunos de corte socialista han señalado que dado que el mercado no puede garantizar de forma correcta la distribución de todos los recursos de una sociedad, el Estado debe irrumpir como un agente líder y gastar en aquellos sectores a los que el mercado no puede llegar. Por ejemplo, las escuelas privadas no pueden proveer educación a todos los niños de una ciudad, lo cual deja a muchos niños sin las habilidades necesarias para forjar su proyecto de vida y ser productivos. De la misma manera, los hospitales privados no atenderán al conjunto de los ciudadanos, dejando que muchos enfermen y no puedan ser productivos o que incluso mueran, generando grandes pérdidas a la economía. En casos, como estos, el Estado deber garantizar los recursos necesarios para que los servicios públicos se presten de forma completa, aún si esto supone incurrir el gastos deficitarios y nuevas deudas.

El argumento para incurrir en gastos deficitarios, según los keynesianos y los socialistas, es que tarde o temprano estas inversiones y prestaciones que hace el Estado generarán beneficios suficientes para cubrir las deudas en las que incurrió el Estado y que la prestación de estos servicios generarán equidad e inclusión social, elementos que han sido presentados como objetivos fundamentales de los Estados modernos.

Lo público

Al hablar de lo público nos referimos a todas aquellas instituciones que son financiadas por el conjunto de los ciudadanos de una nación y a los servicios que un estado presta al conjunto de la sociedad.

En un sentido más general lo público y las finanzas públicas se refieren a la administración del dinero del conjunto de una sociedad, el cual es recaudado mediante impuestos o ingresos de negocios públicos y ejecutado mediante el gasto público. Así, podemos hablar de finanzas públicas en todas aquellas sociedades que se han organizado alrededor de una estructura de poder político común que cobre impuestos, tenga propiedades públicas y haga el gasto de los mismos en nombre de toda la sociedad, como los imperios, los reinos, las ciudades-estado, las dictaduras, las democracias moderas, entre otras formas de organización política.

A lo largo de la historia también han surgido entidades supranacionales que cobran impuestos y realizan gastos en nombre de diversos países. Tal ha sido el caso de organizaciones políticas como el Sacro Imperio Romano Germánico, La Unión Europea y las Naciones Unidas. La recolección de recursos por parte de estas entidades, su ejecución de gastos, así como las deudas en las que pueden incurrir también pueden considerarse una forma de finanzas públicas.

Responsabilidad de las finanzas públicas

En cualquier sociedad, sea esta democrática o autoritaria, el estado es el responsable de las finanzas públicas y su correcta administración.

Si bien los regímenes autoritarios gozan de mayor discrecionalidad en el uso de los recursos públicos que obtienen de los ciudadanos y de los negocios, esto no quiere decir que el uso que le den a estos recursos esté libre de consecuencias.

El hecho de que una entidad tan abstracta como el Estado se haga cargo de las finanzas públicas puede conducir a que finalmente nadie se haga responsable. Por este motivo, tanto las instituciones de corte democrático como las de corte autoritario han ideado mecanismos para que el gasto y la recolección de dinero público se haga de manera responsable.

Los mecanismos generales mediante los cuales los estados hacen uso de las finanzas de una nación se denominan leyes. Por ejemplo, cada legislatura, el periodo anual en que sesiona un parlamento o congreso, puede definir una ley de gasto público y una reforma tributaria, las cuales indican al gobierno el monto máximo que el ejecutivo puede gastar y las tarifas de impuestos que puede cobrar a los ciudadanos.

Las leyes también pueden definir las reglas por medio de las cuales el Estado incorpora nuevas empresas al sector público o vende empresas que antes eran públicas para obtener ingresos, así como las asignaciones de gastos a las regalías que se obtienen de las empresas públicas.

Para el caso de las naciones no democráticas, las leyes de gasto público se definen mediante decretos o leyes que están a cargo del presidente, rey, dictador y sus ministerios. Un ejemplo de esto sería el caso de países como Corea del Norte, Arabia Saudí y China.

Lucha contra la corrupción

Así que si bien las finanzas públicas pueden estar en manos de regímenes autoritarios o democráticos, el carácter del régimen en sí mismo no nos garantizará que la administración de las finanzas sea eficiente o no.

Una régimen autoritario como es el de China puede hacer un uso eficiente de sus recursos públicos al tiempo que naciones democráticas pueden ser víctimas de la corrupción de sus líderes políticos y entregar resultados muy pobres en materia de administración financiera.

En este sentido, cualquier régimen político, sin importar cual sea su naturaleza, deberá adoptar reglas y estrategias de acción claras para enfrentar fenómenos como la corrupción o el despilfarro de sus recursos. La lucha contra la corrupción, la evasión fiscal y otros delitos contra las finanzas del estado se convierte así en una herramienta clave de las finanzas públicas

Los estados también tienen la responsabilidad de administrar correctamente los préstamos que les son concedidos por instituciones internacionales como el FMI, el Banco Mundial, vigilando que el uso de los recursos para los cuales llegan estos fondos tenga el destino correspondiente para el cual se solicitaron.

En el caso de las naciones en vías de desarrollo, la ayuda directa para el desarrollo, cuando hay fondos que son concedidos por gobiernos y entidades extranjeras que son administrados por el gobierno local, también entran a formar parte de las finanzas públicas.

Vigilancia de las empresas y finanzas de estado

En las naciones democráticas frecuentemente es posible ver el caso de entidades exclusivamente diseñadas para vigilar el correcto funcionamiento y la administración de las finanzas públicas. Estos entes de control y vigilancia pueden tomar la forma de procuradurías, oficinas de vigilancia y departamentos de control.

Para el caso en que se encuentre a un funcionario público, bien sea en una empresa estatal o en un cargo político o burocrático que haga uso indebido de los recursos públicos, sea por apropiación o por destinación imprudente de los recursos, estas entidades pueden sancionarlos o destituirlos de por vida de la función pública.

En los casos en los que haya responsabilidad penal, por el robo de recursos del estado a beneficio propio o de terceros, entidades como las Fiscalías y los juzgados penales, pueden imponer penas de prisión a los responsables. En países como China o Corea del Norte los delitos contra las finanzas públicas pueden ser castigados con la pena de muerte.

Diferencia entre lo público y lo privado

Debemos saber que existen muchas controversias en cuanto al entorno de las actividades que puedan llegar a pertenecer a un sector público y que estas pueden llegar a ser representadas en un sector privado.

Muchas personas creen que la única labor que tiene el gobierno es únicamente la administración de ja justicia y la seguridad, también están quienes opinan que los servicios como la administración de todos los recursos geológicos (petróleo, gas, minería) de un lugar deben ser administrados por sus estados.

En cuanto al entorno de esta discusión se ha establecido desde hace mucho tiempo, mejor dicho, décadas, que este es un conflicto que no se termina de purificar, es decir, privatizar o estatizar, cualquier opción estará disponible para una nación dependiendo de qué tipo de políticas quiera aplicar su gobierno.

Es necesario que tengamos una organización financiera para que así todas estas actividades puedan tener un impacto económico, es por esto que necesitamos de un esquema de admisnistración, es por esto que definimos las finanzas como un tipo de conjunto de técnicas para así poder manejar el dinero. En el ámbito público esto significa un equilibrio del presupuesto que evite el endeudamiento y el gasto excesivos.

Es por esto que los mundos de las finanzas chocan con las siguientes cuestiones, como las fuentes de financiación para así poder lograr la inversión o búsqueda de todos los fondos, todas las alternativas de inversión y capital.

Es importante que tengamos en cuenta la administración y la gestión de todo el dinero, estas son características que deben ser aplicadas tanto en lo público como en la dimensión personal o de modo privada.

Cuando hablamos de la estatización o nacionalización, estamos haciendo un tipo de referencia en cuanto al conjunto de decisiones que tomamos como estado para así asumir toda la administración de una empresa que puede llegar a pertenecer a una entidad privada y que por confiscación (expropiación) hecha por el estado pasa a ser pública.

Este es un concepto que se obtuvo de las ideas impuestas por el socialismo, donde se intenta eliminar el capital privado y donde el estado será el encargado de administrar toda la industria.

Cuando hablamos de la privatización estamos refiriéndonos a un concepto inverso a la estatización, aquí el estado deja en manos que sean privadas un bien que es solo de carácter gubernamental.

Hacemos referencia de este concepto hablamos de la manera en la que se pueden relacionar con todas las propuestas que sean capitalistas, aquí es donde todo el capital se ve perteneciente a las manos privadas.

Aquí es muy importante que todas las sociedades luchen contra todas estas privatizaciones que pueden traer la consecuencia de que muchos de los ciudadanos no puedan recibir ningún tipo de atención a todas las necesidades en sus formas más básicas. La atención a la salud y la educación son los ejemplos más importantes en este sentido.

En la actualidad una de las principales responsabilidades de este sector de la economía es promover una vida que sea mucho más sostenible, aquí generaremos un equilibrio del tipo social y también ambiental, esto para así poder invertir y así poder alcanzar todos nuestros objetivos.

Es por esto que debemos investigar todas las maneras en las que un sistema financiero pueda llegar a funcionar, y allí debemos analizar si todas las decisiones del estado o cualquier otra entidad que posea un poder público con respecto a el aprovechamiento de todos los recursos financieros y materiales cumplen con su función de forma responsable y eficiente.

Aquí entra en cuestión la manera de distribuir la riqueza que es obtenida de la explotación de todos los recursos de la sociedad, esta es una responsabilidad que no se cumple del todo, pues existen quienes se encuentran dirigiendo todas las labores de finanzas públicas y prestan más atención a los intereses particulares que al interés general.

Es importante que sepamos diferenciar muy bien este tipo de herramienta como lo son las finanzas públicas, de esto dependerá si el estado se ve bien económicamente, también ayudara a mejorar el nivel de poder adquisitivo de los ciudadanos de un país.

Cuando hablamos de las finanzas privadas nos referimos a todos aquellos individuos o empresas que requieren de un control de todas sus finanzas, mas sin embargo, su único objetivo es el de la rentabilidad económica particular, lo más común es que una persona deba gestionar su economía por medio de un salario (Esto cuando hablamos de los trabajadores, pues los accionistas y empresarios gestionan su patrimonio mediante rentas, valorizaciones, beneficios, dividendos, etc).

Algunas características elementales de las inversiones públicas

Los recursos económicos de la administración pública, bien sea a nivel local o regional, cualquier entidad gubernamental se rigen por normas establecidas en un contexto legal, que generalmente se proyectan en toda la sociedad.

Una de las secciones básicas dentro de este marco financiero estatal es la deuda pública, que consiste elementalmente de un préstamo que pide el gobierno para costear proyectos, generalmente de gran envergadura como obras de infraestructura, y que mantienen con particulares o con otros países, comúnmente los compromisos se emiten como títulos de valores o bonos de deuda, y su valor fluctúa dependiendo de un conjunto de factores que determinan el riesgo de la variación de su precio.

Desde la perspectiva contable, la deuda afecta el cálculo administrativo de una entidad pública y es la sumatoria de todos los créditos a los que se ha comprometido la administración, ya que la acumulación en exceso de préstamos, hace más propenso a un escenario conocido como déficit, que no es más que un diferencial negativo entre los ingresos recaudados por el Estado mediante diferentes maneras y todos los gastos asociados a éste.

Y como es lógico, las cuentas en las finanzas públicas dependen de la aprobación de un presupuesto general.

Las entidades públicas están exentas del pago de impuestos, ya que su finalidad social no es el beneficio económico sino la cohesión social y el mantenimiento de unos servicios para el conjunto de los ciudadanos.

Ingreso público

Al momento de hablar de los ingresos públicos nos referimos esencialmente a dos tipos de rubros o montos de dinero específico, los impuestos y los ingresos corrientes provenientes de empresas del sector público, de carácter mixto o de inversiones en las que el estado tiene alguna participación.

Otros ingresos pueden incluir tarifas que el estado cobra por proveer determinados servicios como sellos, registros de derechos de propiedad, cuotas y transferencias directas.

Impuestos

Los impuestos pueden adquirir varias formas, siendo estos principalmente los impuestos directos o indirectos. Los impuestos directos son los que el contribuyente mismo paga a las arcas del estado por medio de algún registro que indique la contribución de un determinado ciudadano. Como ejemplos de impuestos directos tenemos el impuesto sobre la renta, las herencias o el patrimonio.

Los impuestos indirectos pueden ser aquellos que el contribuyente paga por medio de terceros, como cuando hace una compra en el comercio y paga el impuesto al valor agregado de los productos que finalmente pagarán los comerciantes y los productores.

El cobro de impuestos es considerado por los expertos en finanzas públicas como una disciplina de especial cuidado, ya que estos deben ser justos y suficientes para financiar las necesidades del estado.

En este sentido, las naciones pobres y con menos recursos tienen muchos más problemas a la hora de decidir que actividades y a que personas cobrar impuestos, mientras que las naciones ricas tienen muchas opciones de las cuales disponer.

Sin embargo, el cualquier caso, sea que se trate de naciones ricas o pobres, los expertos en finanzas generalmente recomiendan colocar impuestos progresivos, lo cual implica cobrar una mayor proporción de impuestos a aquellas personas y sectores de la sociedad con mayores ingresos.

En el caso de que se coloquen mayores impuestos, en términos proporcionales, a los más pobres, estos impuestos se consideran como regresivos.

Generalmente la regla de progresividad en los impuestos no siempre se cumple, dado que es más fácil cobrar impuestos regresivos que progresivos, como por ejemplo con el impuesto del IVA o de valor agregado, ya que nadie puede evitar consumir o hacer compras.

Ingresos de empresas públicas

Otros ingresos de las finanzas públicas son las regalías y dividendos que dejan las empresas públicas. En muchos países las empresas públicas tienen como foco especial el sector energético, dado que es un sector importante para la seguridad nacional. Empresas como las petroleras o de energía eléctrica en manos del sector público pueden convertirse en grandes fuentes de ingresos para los estados.

En otros casos, las empresas de correos también son nacionalizadas, así como las empresas mineras.

Cuando las empresas públicas empiezan a ser ineficientes o adquirir demasiados pasivos, esto frecuentemente conduce a la privatización o la consecuente pérdidas de recursos para la nación.

Ingresos provenientes de inversiones

En algunas ocasiones lo estados deciden invertir el excedente de sus ingresos en inversiones con el fin de generar dividendos para la nación. Un caso sobresaliente es el del Fondo soberano de Noruega, el cual invierte los recursos excedentes de los ingresos que Noruega ha tenido a lo largo del último siglo por cuenta de la renta petrolera en activos como bonos de deuda de otras naciones o en acciones de compañías que cotizan en el mercado bursátil. Todos estos ingresos redundan en recursos que la nación podrá invertir posteriormente en el bienestar de sus ciudadanos.

Gasto público

Gasto público

Cuando hablamos de las finanzas públicas hablamos de una rama que también se encarga de lo que es el presupuesto estatal, con esto buscamos el poder satisfacer de manera primordial todas aquellas necesidades básicas que tenemos todos los ciudadanos, estos pueden ser como la salud, la educación y claramente la seguridad, así como los proyectos de infraestructura y la investigación científica.

A su vez el estado es el que se encarga de promover todos los proyectos que sean de inversión y que eleven toda la productividad del país en un largo plazo, esto se puede dar como un desarrollo de infraestructura y con una inversión innovadora.

Es muy importante que tomemos en cuenta que todos los ciudadanos se verán estimulados a pagar todos estos impuestos, esto si se percibe que el estado usa todos los recursos que hayan sido recaudados y que puedan tener un beneficio en la población.

Por esto es que el gobierno debe hacerse cargo y tomar todas las decisiones en consideración en cuanto a la estructuración del presupuesto estatal, esto es algo que se hace usualmente cada año, es bien sabido que también podemos desarrollar algunos planes de periodos más largos, tales como lo son los quinquenales.

Estructura de las finanzas públicas

A continuación presentamos un diagrama correspondiente a la estructura de las finanzas públicas, teniendo en cuenta los ingresos generales, los gastos totales y la resultante diferencia, que puede ser un déficit o un superávit público.

Estructura de las finanzas del estado.

Elementos de las finanzas publicas

Todos sabemos que los componentes de las Finanzas Públicas son el ingreso, el gasto y por supuesto la deuda pública, es sobre esta base donde definimos la postura fiscal, o la política fiscal, que se entiende como el resultado de todos aquellos flujos que sean económicos, esto debe ser registrado en el sector público en un periodo de tiempo determinado, esto afectara la situación financiera.

Esto es algo que ya hemos mencionado un sin número de veces, las finanzas públicas son un tipo de mecanismo fundamental en el cual el estado distribuye, gestiona y obtiene todos aquellos recursos que sean necesarios para así poder llevar a cabo una prestación de servicios públicos.

Esto es con un simple objetivo y es el de satisfacer todas las necesidades que pueden llegar a tener en común la sociedad, nada de esto sería posible sin un par de elementos simples que nos ayudan a regir un funcionamiento de nuestras finanzas.

Necesidades públicas

Aquí le daremos la razón a la existencia del estado, esto se debe a que nacen del acto de vivir en una sociedad, aunque todos sabemos que el individuo por sí solo no había sido capaz de satisfacer todas sus necesidades, es por esto que se dio por fuerza de necesidad la existencia de un gobierno.

Esto para que promoviera la solución de cualquier tipo de problemas, estos son unos requisitos sociales de interés colectivo importante, son fundamentales para todo el desarrollo y sustento de una comunidad.

Podemos clasificar todas las necesidades públicas, estas suelen ser divididas entre absolutas y relativas.

Absolutas

Esto existe desde hace mucho tiempo como un tipo de base que es fundamental para la sociedad, debemos tener una administración de la justicia y defensa exterior y un orden interno, el cumplimiento de todo esto es parte fundamental de las autoridades que sean necesarias.

Relativas

Estas son importantes, ya que nacen del desarrollo y la evolución intelectual de todo ser humano, esto básicamente se ve centrada en su educación, transporte, salud, construcción de algunas obras, entre otras cosas.

Le llamamos relativas porque todos estos individuos pueden elegir que el estado intervenga o no, un ejemplo de ello es la escuela y todos aquellos servicios de salud privados.

Servicios públicos

Servicios públicos
Los servicios públicos son aquellas prestaciones que se brindan al servicio de la comunidad en general.

Aquí vemos un conjunto de acciones que el estado debe llevar a cabo, esto es para poder cumplir con todas las funciones públicas y por supuesto todos aquellos objetivos, estos servicios también se dividen en cuatro partes fundamentales.

Servicios públicos esenciales

Estos son los tipos de servicios que se otorgan para generar un tipo de satisfacción publicas absolutas en cuanto a todas sus necesidades.

Servicios públicos no esenciales

Aquí se prestan estos servicios para así poder satisfacer todas las necesidades públicas que sean relativas, estas no están vinculadas con una soberanía o algún tipo de autoridad suprema, estas pueden ser atendidas por particulares en el momento que se desee.

Servicios públicos divisibles

Estas son las que nos permiten el poder identificar o simplemente individualizar al usuario en cuanto al uso de este servicio, un ejemplo bastante común de esto son las casetas de cobro, también la instalación de una toma de agua de cualquier inmueble que sea propio.

Esto es un servicio meramente exclusivo del propietario.

Servicios públicos indivisibles

Los aprovechamientos de estos servicios se basan simplemente en el pueblo en general, en cualquier momento, estas son las calles y avenidas que se mantengan limpias y por supuesto en un buen estado, la policía, este está ahí para así poder brindar sus servicios a todas aquellas personas que lo necesiten.

Gastos públicos

Con esto nos referimos a todas aquellas compras y todos aquellos gastos que en el que el estado debe invertir, esto claramente requerirá de un lapso de tiempo establecido para así poder lograr toda la satisfacción de las necesidades de toda la sociedad.

Es aquí donde debemos usar nuestras finanzas de manera muy sabia, esto se debe a que este elemento deberá ser administrado con sumo cuidado y perfección, para así poder evitar posibles endeudamientos que son innecesarios, esto se hace con el fin de lograr un balance y poder mantener la economía de un país.

Recursos o Ingresos públicos

Aquí hablamos del medio con el que cuenta un estado para así poder llevar a cabo todas las funciones públicas y así poder cumplir con todos nuestros objetivos planteados durante un periodo determinado de tiempo.


Todos los recursos que entran son ingresados a una tesorería, esto forma de una riqueza que se le es acreditada a una nación, aquí se generan los pagos gracias a los impuestos de la ciudadanía y todas las empresas privadas, esto entre otras cosas.

Se le permitirá a un gobierno el poder administrar de forma segura el gasto público.

Todos estos ingresos públicos se pueden separar, estos pueden ser ordinarios y extraordinarios, cuando hablamos de los ordinarios nos referimos a todos los ingresos que son de tipo constantes y periódicos.

Esto es algo así como una recaudación de impuestos que se pueden llegar a realizar de manera anual o semestralmente, cuando hablamos de los que son extraordinarios, queremos dar a entender que estos no representan ni prestan ninguna prioridad y suelen provenir de un excedente o simplemente un suceso extraordinario que se pueda llegar a generar.

Es importante que se maneje este concepto de manera prudencial, las finanzas siempre serán la necesidad de un estado, se deben salvaguardar todas las distribuciones equitativas de todos estos recursos.

Es necesaria una administración que sea de forma correcta en cuanto a todas las riquezas, esto se necesita para así poder mantener un equilibrio en cuanto a lo económico y así poder incentivar a todos los próximos inversionistas.

Así podremos buscar una manera constante de lo que viene siendo una disminución de la tasa de inflación, y así poder promover el desarrollo económico y social de cualquier país.

Ya sabemos que el crecimiento de una nación dependerá totalmente de que tan exitosa es su gestión en cuanto a las finanzas públicas.

Objetivo de la política económica social

La política es una de las actividades sociales más importantes para todas las personas que manejan un gobierno, esto cumple un solo objetivo y es el de poder lograr un beneficio en cuanto al bienestar de una comunidad.

Ahora, la economía es una ciencia que se basa en el estudio del uso de todos los recursos que son escasos con respecto al grado en el que son usados y que tan eficientes sean.

Es importante saber escoger de una manera más eficiente para así poder ser más productivos en cuanto a todo aquellos que logre satisfacer todas estas necesidades económicas que se tengan como sociedad o comunidad.

Para el caso del manejo de los recursos del estado y el uso de sus recursos en relación con la economía nacional, esto es a lo que denominamos como política fiscal. Más generalmente podemos llamar a todas las políticas del estado encaminadas a generar algún impacto en la economía como política económica.

Cuando hablamos de una política económica hacemos referencia a todas aquellas actividades que sean de manera social que se ven ejercidas por el gobierno sobre todos los recursos humanos y por supuesto materiales.

Esto es importante, la nación está de por medio entonces debemos poder estar conscientes y saber cómo lograr que la economía no se vea afectada y genere beneficios importantes.

Existen otros objetivos importantes en cuanto a los criterios generales de la política económica de los países, aquí debe ser fundamental el crecimiento, y la estabilidad que sean de manera sostenible.

El estado debe atender todas las responsabilidades en cuanto a la materia de gasto social, también el gasto de las entidades prioritarias y claramente estratégicas se ejercerán de manera que se pueda generar una estabilidad, eficiencia y todo esto se maneje con honestidad.

El gasto publico favorece a todas las inversiones que pueden llegar a ser motor de una reactivación económica, como por ultimo debemos tomar con mucha importancia la inversión pública, esta será fundamental para su destino, la composición mas no por su monto.

Aquí promoveremos un desarrollo en el sector privado que sea nacional, así podremos tener un mejor desarrollo de todas las actividades.

En conclusión, debemos aplicar muy bien todos estos conceptos, debemos poder estar en capacidad de diferenciar cuando se está cometiendo un error que sea del tipo económico y prejudicial para el estado o simplemente la nación.

El estado debería estar en capacidad de poder cuidar de todas sus finanzas para así no caer en un déficit y así la economía se recienta negativamente debido a que será perjudicial para todos los ciudadanos, esto se debe a que dependiendo de cómo este el estado, lo estaremos nosotros, esto es básicamente porque el estado nos ayuda a obtener un tipo de empleo y así poder generar una fuente de ingresos importantes, todo esto generara un beneficio que puede ser a largo plazo.

Función de las finanzas en el desarrollo de un país​

Será siempre menester del Estado, salvaguardar la distribución equitativa de los recursos y la correcta administración de las riquezas, para mantener el equilibrio económico e incentivar a los inversionistas. Así como buscar constantemente la disminución de la tasa de inflación y promover el desarrollo económico y social del país por el que velan. El crecimiento de una nación, dependerá de la exitosa gestión en finanzas públicas.

Con información de Corporate Finance Institute.

comentarios

Arriba