Conceptos

Estrategias financieras personales y empresariales para alcanzar el éxito

estrategias financieras

Se trate de una persona o de una compañía, tener una estrategia financiera clara y bien articulada es clave para alcanzar el éxito. Con frecuencia muchos propósitos financieros no se llevan a cado debido a que se carece de una estrategia financiera adecuada. En este sentido, tener una estrategia a la mano es la tarea de cualquier buen planificador.

En la presente guía veremos estrategias que pueden llevar a cabo tanto individuos como empresas. Algunas de estas estrategias pueden ser similares, por lo que estudiar cada una de ellas puede ser provechoso independientemente del contexto en el que las quieras aplicar.

Pero antes de señalar cada una de estas estrategias, es bueno detenernos a mirar qué es una estrategia financiera y por qué es tan importante.

Definición de estrategia financiera

La estrategia financiera son todas aquellas prácticas y pasos que una compañía o persona ha pensado o programado para logra sus objetivos financieros.

En este sentido, se puede decir por ejemplo que el objetivo financiero de una pequeña empresa es tener ingresos por más de 10.000 dólares al mes. Si la empresa vende artículos por valor de 25 dólares cada uno, debe vender 400 artículos al mes para logara esta meta. La estrategia financiera en este caso serían todas las actividades relacionadas con el logro de ese propósito. Aquí podemos señalar inversiones en publicidad, horarios de trabajo, público objetivo al que buscará la empresa, tácticas de ventas y demás acciones.

La estrategia financiera no solamente debe tener en cuenta las acciones que se llevan a cado, sino los costos de dichas acciones, así como sus rendimientos. Mayores acciones no necesariamente significan mejores rendimientos. Una combinación correcta de costos, incentivos y beneficios es lo que hace que una estrategia financiera pueda ser exitosa.

Estrategias financieras personales

Para el caso de los individuos, establecer objetivos es el primer paso para empezar a diseñar un plan financiero. No importa si el objetivo es ahorrar para el fondo pensional o simplemente un fondo de emergencias, la estrategia financiera correcta puede fortalecer los esfuerzos para alcanzar ese objetivo.

Para las personas que están luchando con sus objetivos financieros, la presente guía buscará ser de ayuda para que puedan tomar la dirección correcta hacia el logro de los mismos.

Pasos para desarrollar una estrategia financiera personal:

1. Comienza con un plan escrito

El plan escrito puede ser el comienzo de una buena estrategia financiera.

El hecho de tener un plan claro puede permitirte que no te desvíes de curso en tu proyecto. Cuando se trata de hacer un plan, es importante incorporar cuatro elementos:

Un objetivo específico que señale el resultado que deseas.

Una manera de medir tu progreso hacia ese objetivo.

Un cronograma específico en el que se espera alcanzar ese objetivo.

Los pasos específicos que debes cumplir y que te llevarán a cumplir ese objetivo.

El último paso es especialmente importante. Delinear cada acción del proceso puede ser un trabajo que implique adivinar qué es lo que puedes hacer, pero te puede motivar a la acción. Y recuerda escribir todo. Poner tu plan por escrito reforzará tu compromiso mental para seguirlo.

2. Visualiza cuánto dinero deseas tener

La visualización puede ser una herramienta poderosa para alcanzar los objetivos financieros. Hay varias maneras de incorporar la visualización en el diseño de objetivos de la estrategia.

Puedes crear un tablero de visión en el que se caractericen las imágenes que reflejen tus objetivos. Desarrollar una especie de mantra o meditación también refuerza el objetivo y es otra forma poderosa de visualización. Puedes escoger un mantra o una idea que sea fácil de recordar y luego puedes repetirlo a lo largo del día.

3. Considera los objetivos a corto plazo primero

Todas las personas tenemos objetivos a largo y a corto plazo, pero priorizar los objetivos a corto plazo puede darnos un impulso importante. Esto se debe a que estos objetivos requieren menos esfuerzo, de manera que uno puede olvidarse del agotamiento.

Por ejemplo, uno podría decidir entre hacer una inversión o pagar unos cuántos dólares de un préstamo estudiantil. Enfocarse en la deuda puede retrasar los planes de inversión, pero es una buena forma de empezar, ya que una vez que te encuentres libre de deudas, todo lo que tengas ahorrado lo podrás invertir.

4. Construye objetivos financieros con base en tu presupuesto

La mente puede decir muchas cosas. Uno puede decir que va a invertir o que va a pagar sus deudas, pero otra cosa es hacer que eso sea una realidad. Cuando uno ajusta el presupuesto a sus objetivos, lograrlos puede ser más fácil. Y de la misma manera, cuando los objetivos se ajustan a ese presupuesto. El presupuesto puede ser la manera ideal de ir paso a paso en el logro de las metas financieras mes tras mes y de una forma medible.

En tu presupuesto, trata de añadir una categoría que diga “ahorros”, de esta manera puedes trabajar de manera equilibrada en el cumplimiento de tus metas, sin dejar de suplir tus gastos. Asignar cada peso a una tarea te evitará estar sacando dinero de un lado para llevar a otro de manera descuidada.

5. Pon tus metas en automático

La automatización es una de las mejores herramientas para manejar el dinero con el fin de poder seguir cualquier estrategia financiera. Cuando tienes transferencias automáticas programadas desde tu cuenta de ahorros, tú puedes ahorrar dinero en un fondo sin tener que preocuparte por la tentación de empezar a gastarlo de un momento a otro.

Automatizar tus transferencias también puede ser algo benéfico cuando se trata de pagar las deudas. Establecer pagos automáticas hacia tu tarjeta de crédito puede ayudarte a tener un balance limpio y limitar la probabilidad de cuotas de atraso o intereses superiores que vayan a tu reporte de crédito.

6. Aprovecha el dinero gratis

Los planes de retiro financiados por el empleador y las cuentas de ahorro de salud ofrecen algo que parece imposible: dinero gratis. Tomar ventaja de estos tipos de contribuciones es una manera fácil de acumulara ahorros mucho más rápido y alcanzar así tus objetivos financieros.

Si tu empleador ofrece un plan de retiro, asegúrate de que también estás contribuyendo a tu seguro de salud. Luego evalúa si el empleador contribuirá lo mismo que tú. Considera elevar tus aportes de manera que recibas el aporte completo de tu empleador.

tarjetas de crédito.
Las tarjetas de crédito ofrecen fuentes de dinero gratis en algunos casos.

Otra manera de obtener dinero gratis es haciendo tus pagos diarios con tu tarjeta de crédito. Las tarjetas de crédito te ofrecen puntos de ahorro redimibles por productos o también descuentos en tus compras en algunos comercios. Evalúa si tu banco ofrece tarjetas de crédito sin cuotas de administración y recuerda dejar las compras siempre a una cuota para evitar el pago de intereses.

7. Entiende el valor del tiempo

Entre más pronto empieces a trabajar por tus ahorros y tus objetivos de inversión, tanto mejor para ti. Por ejemplo, el mejor momento para ahorrar para tu retiro es justo cuando obtienes un empleo. Una cuenta individual para el retiro puede ayudarte a crecer tus ahorros descontables de impuestos, esto sin importar si tu empleador te ofrece un plan de retiro o no.

La segunda mejor ocasión para comenzar a perseguir tus objetivos financieros es justo ahora. Entre más esperes, menos podrás ganar en términos de interés compuesto.

8. Diversifica tus inversiones

Al diversificar tu portafolio de inversiones, tu puedes manejar tus riesgos al mantener tus objetivos a la vista. Esto te evita dedicar mucho dinero de tu portafolio a cierto tipo de activo. Con la diversificación puedes además aprovechar oportunidades más amplias para hacer dinero, que las que tendrías concentrándote en un solo activo.

Tú puedes aplicar esto al principio de tus vehículos de ahorro. Al mantener tus fondos en cuentas de alto rendimiento, Certificados de depósitos, cuentas del mercado monetario, cuentas que te permiten tomar ventaja de impuestos y cuentas tasables. De esta manera puedes tener diferentes tasas de retornos con varios niveles de riesgo.

9. Incrementa tu flujo de dinero

Otra de las estrategias financieras que puedes usar para alcanzar tus objetivos financieros es incrementar el monto de dinero que dedicas a esos objetivos. Hay varias maneras de hacer eso. Pide por ejemplo un alza en tu salario actual, busca obtener una promoción, trabaja a tiempo parcial en otra actividad, o comienza un negocio que puedas realizar los fines de semana.

En la medida en que buscas aumentar tus flujos de ingreso, considera cual tipo de fuente de dinero te ofrece un retorno más amplio sobre tu tiempo. Trabajar 20 horas a tiempo parcial más 40 horas de tu empleo convencional no parece ser algo bueno si solo incrementas marginalmente tu flujo de dinero.

10. Consigue asesoría profesional para el manejo de tu dinero

Algunas veces puede ser de bastante ayuda tener una perspectiva externa sobre tus objetivos financieros. Si estás luchando por determinar cuáles son las estrategias correctas y los movimientos que debes hacer para alcanzar tus objetivos financieros, considera hablar con un asesor financiero.

Un asesor te puede ayudar a evaluar tu situación financiera actual y a establecer metas realistas sobre el tiempo con los activos que tienes ahora. Y se te desvías de tus objetivos, el asesor puede ayudarte a estar de vuelta en el camino para cumplirlos.

11. Mantén estrategias financieras a largo plazo

Puede que ahora no lo notes, pero el futuro y el pensamiento a largo plazo son la clave para lograr grandes cosas. Al tiempo que desarrollas tus metas a corto plazo, ten también unas cuantas metas a largo plazo.

Considera establecer un cronograma en el que se encuentren las metas que defines a corto plazo y las metas a largo plazo. Puedes usar diversas estrategias y combinarlas. Siempre ten en cuenta que son los resultados a largo plazo los que van a marcar una gran diferencia. Pues en definitiva son las grandes metas las que nos permiten tomar grandes decisiones y transformar de manera radical nuestras vidas.

Conclusión sobre las estrategias financieras personales

Desarrollar una estrategia financiera personal puede no ser algo fácil, pero con los objetivos correctos y las herramientas adecuadas se puede lograr mucho. Todo es cuestión de tener la perspectiva correcta y un poco de voluntad.

Lograr estos objetivos puede brindarnos una vida placentera y mucho más satisfactoria en la medida en que alcanzamos el estilo de vida que deseamos con el dinero que tenemos a nuestra disposición.

Sin embargo, no solo los individuos como tú y como yo tienen necesidad de estrategias financieras. Las empresas y grandes corporaciones que desean avanzar en su expansión de mercado, también necesitan de una estrategia financiera eficaz.

A continuación damos una mirada a la importancia de las estrategias financieras en el mundo empresarial y cómo estas se aplican de la forma correcta.

Estrategias financieras para las organizaciones y las empresas

Concepto: La estrategia financiera en una organización está principalmente relacionada con la forma en que se utilizan los fondos. El propósito básico de una buena estrategia financiera empresarial es hacer todo lo posible por asegurar la adecuada colocación de los fondos para cumplir con los requerimientos presentes y futuros de la empresa.

Una estrategia financiera tiene que enfrentar temas como los recursos financieros, el análisis de la estructura de costos, el costo de capital, la estimación de las ganancias, y las funciones de contabilidad, entre otras cosas.

En una gran empresa o corporación, diríamos que la estrategia financiera está a cargo de todas las relaciones de las finanzas corporativas de la empresa.

En resumen, las estrategias financieras se ocupan de temas como la disponibilidad de los recursos, los usos de los mimos, y el manejo de los fondos. Se concentra en la alineación de la administración financiera teniendo en cuenta los objetivos de negocios de una organización para ganar una ventaja estratégica.

Objetivos de las estrategias financieras de una empresa

Una estrategia financiera empresarial tiene como objetivo maximizar el valor de la empresa. Las estrategias financieras pueden darle a una firma una ventaja competitiva por medios de bajos costos de financiación.

En cualquier estrategia financiera, lograr la relación ideal entre deuda y las necesidades financieras futuras para generar flujos de dinero internos es un tema muy importante y del que puede depender el futuro de la organización. Los estudios académicos apuntan a que los altos niveles de deuda llevan a mejoras en la productividad y mejores flujos en la caja de efectivo. También los estudios indican que la estrategias de diversificación suelen influenciar a las estrategias financieras principales. La financiación por medio de la emisión de acciones es una estrategia más preferida por las empresas grandes que quieren alcanzar grandes niveles de expansión.

Deuda vs acciones y dividendos

El mercado público de acciones es una fuente de financiamiento para las grandes compañías.

En algunas empresas se prefiere la deuda como parte de la estrategia financiera antes que la emisión de acciones, ya que el apalancamiento financiero permite obtener mayores beneficios en el corto plazo. La deuda también evita que se diluya el valor de las acciones de la compañía.

En la estrategia financiera empresarial también está la decisión de si otorgar dividendos a los accionistas o no. Algunas empresas eligen no dar los dividendos y utilizar la valorización corporativa para impulsar su expansión. Otras empresas eligen dar dividendos con el fin de ganar inversiones a corto plazo.

4 Grandes áreas de la estrategia financiera empresarial

En general las estrategias financieras empresariales incluyen cuatro grandes áreas, las cuales detallamos a continuación:

1.Evaluación del desempeño financiero:

La posición financiera de una compañía en un momento determinado se evalúa por las declaraciones financieras de ingresos y por las hojas de balance, así como por las declaraciones de flujo de caja. Estas declaraciones son analizadas tomar medidas cuantitativas de análisis como los ratios financieros. Estos ratios pueden estar basados en las ventas, las ganancias, los retornos por inversión y otras medidas.

Los ratios nos dan un estándar de la información. Estos se comparan con ratios de periodos anteriores y cambian a medida que la posición financiera de la compañía cambia. Estos ratios pueden apuntar a situaciones estratégicas de la compañía o indicarnos puntos para la mejora.

2. Proyecciones financieras

Las proyecciones financieras se usan para estimar las necesidades futuras de una empresa. Con base en estos pronósticos, se pueden presentar varios presupuestos. Y con base en estos presupuestos, se prepara la colocación de fondos para las actividades a realizar.

Tales presupuestos y gastos pueden presuponer las ventas futuras y los ingresos. Los pronósticos adecuados deben hacerse con técnicas científicas para proveer un margen para la toma de decisiones estratégicas.

3. Estructura de capital y su planeación

Las decisiones sobre la estructura de capital requieren un análisis sobre la mezcla correcta entre deuda y emisión de acciones. Esto es medido por la relación deuda acciones. Esto puede crear una mezcla óptima entre deuda y capital de acciones para minimizar varios riesgos, los cuales pueden surgir cuando hay endeudamiento excesivo.

Una buena estructura de capital produce estabilidad financiera, lo cual es la base para la toma de decisiones estratégicas.

4. Otras consideraciones financieras a tener en cuenta en el diseño de estrategias financieras

Hay muchas otras actividades financieras y decisiones que pueden influenciar la planeación estratégica. Algunas de estas son:

Presupuestos de flujo de efectivo.

Actividades de control presupuestal.

Costos marginales y planeación de ganancias.

Costos de capital y financiamiento mediante acciones.

Reestructuración corporativa y diversificación.

Adquisiciones.

Componentes de las estrategias financieras

Existen varios componentes de las estrategias financieras que demos tener en cuenta al momento de hablar de la correcta planificación de los aspectos fianancieros de una compañía. Estos componentes son:

1. La toma de decisiones financieras

La disponibilidad de los fondos es un prerrequisito importante para la ejecución de las estrategias a elegir.

Ampliamente hablado, las finanzas pueden estar disponibles en dos formas o fuentes diferentes:

Las fuentes externas: Las fuentes externas de fondos pueden consistir en el capital de acciones, o en el capital que se pide prestado. El capital accionario puede ser recogido de las siguientes formas: Acciones ordinarias, o acciones preferenciales. El capital de deuda por otra parte, puede se recogido por medio de rondas de financiación, préstamos a término, depósitos públicos y otros tipos de préstamos y créditos.

Fuentes internas: Los fondos internos son generados como una retención de las ganancias, las cuales se mantienen en reservas libres y una provisión de activos fijos.

El administrador financiero debe asegurarse de que los fondos son provistos a un costo razonable y con un riesgo mínimo. Él o ella tienen que decidir acerca de la mezcla óptima entre deuda y acciones o en la estructura de capital de la organización.

1.2 Algunas decisiones estratégicas pueden ser

Qué recursos de largo plazo deben ser colocados en activos y en qué proporción

A qué nivel se debe recurrir a endeudamiento a largo plazo.

¿Una firma debe recurrir a recursos de leasing.

¿Debe la firma usar créditos de comercio, y si lo hace a qué alcance?

Es responsabilidad del departamento financiero asegurar la financiación para las operaciones actuales y futuras de la compañía. Esto requiere que este departamento se mantenga al tanto de las tasas internacionales de interés, las fluctuaciones de la moneda, y las decisiones de política financiera. Asegurar la financiación también requiere que el departamento desarrolle y mantenga buenas relaciones con las instituciones financieras y otras fuentes de financiamiento.

1.3 El plan estratégico de una compañía en consideración con las fuentes, uso, y administración de los fondos debe considerar los siguientes puntos.

La estructura de capital: la planeación de la estructura de capital se centra en la dimensión correcta de deuda y capital social o accionario, la cual debe ser óptima.

El costo de capital. Los costos generales de capital son representados por el costo promedio ponderado de las deudas y las acciones. El costo de la deuda es generalmente más bajo que el costo de las acciones, debido a la ventaja que proveen los impuestos. Pero con el creciente apalancamiento financiero, los riesgos financieros se incrementan. La estrategia financiera debe considera este tema.

Financiamiento de leasing: El leasing es un método en el cual una firma puede usar un bien sin tenerlo a título propio. Es una forma especializada de tener fondos. Si se encuentra que el costo del leasing es más alto que el costo de endeudamiento, entonces es mucho mejor comprar el activo con fondos prestados. La estrategia de leasing necesita ser formulada después de evaluar las alternativas correspondientes.

Decisiones de apalancamiento: El apalancamiento es el uso de fondos prestados para tomar ventaja de una situación de negocio favorable. Es la relación entre variables interrelacionadas donde el cambio de porcentaje en una variable se refleja en el cambio de otra variable. Usar estas variables de la manera correcta es una decisión estratégica.

Comercio de acciones: El incremento del endeudamiento ha incrementado también las ganancias de los accionistas. Por lo tanto la presencia de la deuda ayuda a incrementar las ganancias por acción. La empresa puede ganar más dinero con el comercio de sus propias acciones, vendiéndolas cuando su precio esta a alto y haciendo recompras si consideran que el mercado está infravalorando su posición real.

Buscando la mejor fuente de financiamiento

Debido a la fuerte competencia que las compañías multinacionales enfrentan, ellas buscan de manera frecuente financiarse a sí mismas buscando instrumentos financieros alternativos. La financiación alternativa puede ser usada para recoger fondos para la expansión de la compañía y para sus operaciones. Algunos instrumentos novedosos que se han derivado de las fuentes tradicionales incluyen bonos de intereses y pagos sobre el capital principal que han sido separados, activos relacionados a monedas extranjeras, y activos de tasas variables.

2.1 Decisiones de inversiones

Las decisiones de inversiones son un aspecto vital de las estrategias financieras. La inversión financiera se refiere a poner dinero en activos, como acciones o deuda, bienes raíces o hipotecas, etc. Una operación de inversiones es una en la cual por medio de un análisis de seguridad sobre el principal se calcula el retorno más aceptable. Así, las inversiones pueden ser identificadas con seguridad.

Debe notarse que los fondos involucran activos en efectivo que están disponibles en una cantidad limitada. La compañía tiene que tomar decisiones muy prudentes en consideración al monto total de activos que están en su poder. De la misma manera, tiene que tener presente el riesgo de dichos activos. Las decisiones estratégicas en consideración al tipo de capital que son adquiridos debe ser hecha dentro de las fronteras de la estrategia corporativa.

Una firma puede tener un monto de capital destinado a propuestas de gasto a la mano dentro de una posición de un producto en el mercado. La estrategia financiera debería proveer una técnica específica con la cual elegir la propuesta más provechosa para la firma.

2.2 Factores que deben ser considerados con el fin de tomar decisiones de inversión que sean rentables.

Tasa esperada de retorno: La estrategia de inversión busca maximizar las ganancias de la firma. Debe por lo tanto proveer una tasa mínima de retorno que debe ser obtenida para obtener un retorno aceptable. Por lo tanto, una estrategia financiera organizacional debe claramente declarar la tasa esperada de un proyecto en particular.

Racionamiento de capital: La política de racionamiento de capital establece los límites que una firma planea para sus inversiones en un año específico.

Factores de riesgo: El factor de riesgo debe también ser considerado cuando se toman decisiones de inversión. Sobre las bases del análisis de riesgo, un proyecto puede ser juzgado como de alto riesgo o de bajo riesgo. La estrategia financiera debe proveer guías claras acerca de los riesgos que hay en cada proyecto.

2.3. Cuando se formula una estrategia de inversión los siguientes factores deben ser considerados de forma muy cuidadosa:

Monto de inversión.

Objetivo del portafolio de inversión.

Selección del tipo de inversiones, tipos de activos, selección de industrias, selección de compañías.

Tiempo d e la inversión.

Identificación de las industrias con más potencial de crecimiento.

3.1 Decisiones sobre los dividendos

Las decisiones sobre los dividendos de una firma tienen una crucial importancia para el administrador o gerente financiero. Determinan el monto de la ganancia que debe ser distribuida entre los accionistas y el monto de ganancias que debe ser retenida para la financiación del negocio a largo plazo. El objetivo de la política de dividendos es maximizar el valor de la firma para los accionistas.

Es importante decidir: Cuánto de las ganancias va a ser pagado en dividendos y cuánto va a ser retenido para impulsar el crecimiento. Una firma tiene que encontrar un buen balance entre pagar un monto razonable de dividendos a sus accionistas y los requerimientos de crecimiento que tiene la empresa. La compañía también debe resolver otro tema: Cuánto dinero deber ser pagado en efectivo de dividendo y cuánto como dividendo de acciones (bonos de acciones). Todos estos temas necesitan ser enfrentados cuando se diseña la estrategia financiera.

4. Administración del capital de trabajo

El trabajo de capital es requerido para las operaciones del día a día de la compañía. Se refiere a la administración de los activos de cuenta de la empresa. La administración de los activos de capital es muy importante porque puede maximizar la riqueza del accionista, si se administran de manera eficiente. Las fuentes de capital de trabajo incluyen el crédito comercial, los préstamos bancarios, los descuentos de efectivo, los sobregiros, etc. Las decisiones estratégicas en este campo están influenciadas por las compensaciones entre la liquidez y la rentabilidad.

5. Administración del flujo de caja

La administración del flujo de caja de una firma incluye la liquidez de la firma y la minimización de los costos financieros. El departamento financiero debe también tener como fin minimizar los pagos de impuestos, mediante la elusión fiscal legal. Es decir aprovechar los huecos en la política impositiva para mejorar el flujo de caja. Las firmas multinacionales deben enfrentar los diversos aspectos monetarios, políticos y financieros de cada asignación de capital, en los países en los que operan. Las decisiones estratégicas deben se tomadas con cuidado.

La flexibilidad de una firma debe ajustarse al ambiente cambiante. Esto depende de su capacidad para encontrar suministros monetarios. Las firmas monetarias han incrementado la demanda de dinero, lo cual resulta en grandes fluctuaciones de la tasa de interés. Sin embargo, una de las ventajas de ser una firma multinacional es que varios mercados financieros estarán disponibles para obtener fondos. El departamento financiero debe coordinar los flujos monetarios de estos mercados, de manera que accionistas, partes interesadas y prestamistas puedan ver sus tasas requeridas de retornos.

6. Administración de crecimiento y riesgos

El crecimiento es costoso porque consume capital y por lo tanto, debe ser manejado de una forma muy cuidadosa. La recolección de toda la información relevante para evaluar las oportunidades es obligatoria, esto con el fin de evitar tomar malas decisiones. La presupuestación de capital es requerida para todos los estudiantes de finanzas, esto es porque el dinero no es gratis.

Finalmente, el riesgo deber ser comprobado. Todas las necesidades de riesgo deben ser contadas de manera que la compañía nunca se encuentre en una posición inesperada. Las decisiones estratégicas en este campo también deben ser tomadas con mucho cuidado.

Conclusiones Generales sobre las estrategias financieras personales y empresariales

Al observar las estrategias financieras que pueden llevar a cabo tanto los individuos como las empresas, podemos encontrar diversas similitudes.

Similitudes en las estrategias de financiación

La primera gran similitud es que las estrategias financieras tienen como fin en ambos casos, el logro de objetivos financieros específicos. Una persona y una empresa pueden tener objetivos financieros muy distintos, pero para conseguirlos deberán llevar a cabo una estrategia financiera. La serie de acciones que se ejecuten para lograr esos objetivos es lo que podríamos denominar como el despliegue de la estrategia financiera.

En ambos casos vemos que los objetivos financieros, aunque sean distintos a nivel cuantitativo, son similares a nivel cualitativo. Es decir, tanto una empresa como una persona, quieren aumentar su valor por medio de la estrategia financiera. Para el caso de la empresa sería su capitalización de mercado y para el caso de la persona, sería su riqueza neta.

Las estrategias también podrían ser similares. Mientras que las empresas buscan la reducción y la optimización de los costos y los gastos, una persona también debe controlar los gastos con el fin de mejorar su posición financiera.

En el caso de las inversiones, las empresas y los individuos también las pueden realizar, y el objetivo, en ambos casos, siempre será buscar la inversión más rentable que se pueda encontrar.

Respecto a los métodos de financiamiento, las similitudes solo van hasta la deuda. A diferencia de una empresa, un individuo no puede financiarse mediante acciones. Sin embargo, sí puede escoger endeudarse y para lograr el mejor equilibrio en sus finanzas deberá buscar siempre las tasas de interés más bajas posibles.

Diferencias en las posibilidades de apalancamiento en las estrategias financieras

En ambos casos es posible el apalancamiento, pero las diferencias pueden sobresalir en un primer momento. Para una empresa los costos de endeudamiento son menores, mientras que para un individuo la deuda llega a ser de hasta dos dígitos en interés efectivo anual. Los bancos tradicionalmente prestan más fácilmente a las empresas, ya que saben que estas tienen activos que son colocados como garantía.

La necesidad de una estrategia financiera

De la misma manera, podemos encontrar una similitud final en el hecho de que sin una clara estrategia financiera, los activos de las empresas y los individuos están en peligro. Ya sea por el gasto libre o las condiciones del mercado, es importante saber que el futuro no está asegurado y que este se moldeará con base en las decisiones que son tomadas hoy. Para las empresas esto representa planes complejos de acción. Para los individuos las cosas son más sencillas y pueden manifestarse en la simple decisión de no gastar más de lo que se ingresa o en encontrar financiamiento barato para productos de valor. En cualquier caso, sin estrategias financieras sólidas, los objetivos financieros difícilmente serán realizables.

Fuentes:

SmartAsset. Estrategias financieras personales. Consultado en https://smartasset.com/financial-advisor/financial-strategy

Business Management Ideas. Estrategias financieras empresariales. Consultado en https://www.businessmanagementideas.com/strategic-management/financial-strategy/21040

comentarios

Arriba