Conceptos

¿Qué es la estanflación? – Significado y definición

Qué es la estanflación

Concepto

Se afirma que existe estanflación en una economía nacional cuando se combinan dos factores en el desempeño de esta: Inflación y desaceleración económica, o inflación y recesión. Este concepto es la mezcla de los dos conceptos mencionados, cuando ambos fenómenos se juntan las consecuencias para una economía son considerablemente graves.

La idea procede del Ministro de Finanzas británico Ian McLeod, quien en un discurso a la cámara de los comunes en 1965 acuñara el término para referirse a la situación económica del Reino Unido. Concretamente habló de stagflation, combinando las palabras inflation (inflación) y stagnation (estancamiento).

En ese momento era impensable que una situación de ese tipo ocurriera, pues de acuerdo a la teoría económica dominante de la época, el keynesianismo, la inflación (aumento de precios) llevaba a que las fábricas produjeran más y a que la gente comprara más, al ver que el precio de los bienes aumentaba de forma considerable con el tiempo. Los empresarios a su vez producen y gastan más en stocks con la perspectiva de un alza de estos en el futuro, mientras que los consumidores comprarían más al ver que su dinero valdría menos en el futuro.

En este sentido se pensaba que la inflación alentaba el crecimiento económico, pero la teoría se vino abajo con los eventos que confluyeron en la década de los setenta: La Guerra del Yom Kippur y el embargo petrolero de los países de la OPEP sobre Occidente como consecuencia de su apoyo a Israel durante esa guerra contra dos naciones árabes. Como consecuencia del embargo petrolero, el petróleo aumentó su valor de forma considerable, generando inflación, y al ser este un bien necesario para el funcionamiento de las economías industriales, su escasez sentó las bases para la primera gran recesión en Occidente luego de la segunda guerra mundial.

Síntomas de la estanflación

¿Cómo se sabe cuándo una economía está pasando por un proceso de estanflación?

Existen varios signos que alertan de un proceso de estanflación. Estos son: 1. El crecimiento del PIB se desacelera en un primer momento y luego empieza a moverse a cifras rojas, decreciendo sobre el tiempo.

2. Los precios de los bienes de consumo y los servicios suben de valor sin que encuentren una demanda que justifique la alza, en este sentido la escasez es la que alienta el proceso inflacionario.

3. La tasa de paro, o desempleo, aumenta de forma considerable, empobreciendo a los estratos medios y bajos de la población.

4. Caída considerable de la inversión extranjera directa: al ver que la economía no crece, los inversores sacan sus capitales del país.

5. Destrucción del aparato productivo: Una estanflación prolongada lleva a que las empresas se marchen del país y a que las compañías nacionales quiebren al no encontrar demanda para sus productos y servicios.

6. Caída del consumo: Con bajos salarios y el desempleo al alza los consumidores no tienen fuentes de ingreso para hacer gastos suntuosos, de entretenimiento. En casos extremos los gastos básicos tampoco pueden costearse.

Causas de la estanflación

Para el economista Paul Samuelson se da en economías mixtas, donde los principios del libre mercado y la libre empresa están mezclados con la planificación central de la economía( con subsidios al desempleo, salarios mínimos, altos gastos sociales de redistribución del ingreso), en donde las expectativas de los diversos actores económicos se ven distorsionadas por la mezcla de los principios de la economía liberal y la economía planificada.

En este proceso podemos ver como el alza de precios en un bien esencial para la economía origina primero inflación, lo cual lleva a que los trabajadores pidan aumentos de sus salarios para mantener su estándar de vida, lo cual a su vez aumenta la presión inflacionaria y los gastos del estado, que no pudiendo poner más impuestos por la impopularidad de esta medida, presiona al banco central para que suba las tasas de interés y contenga la inflación.

Cuando las tasas de interés son altas, los empresarios se ven obligados a pagar más por sus créditos para hacer inversiones en mano de obra y materias primas, pero como hay en marcha un proceso inflacionario, los beneficios no aumentan si no que decrecen, lo cual lleva a que contraten menos y produzcan menos, pero a que mantengan los precios a la par con la inflación. Es en este proceso en el que podemos ver una estanflación en marcha: socavando la productividad y con un alza constante en los precios de los bienes y servicios.

Otras teorías sobe las causas de la estanflación

Debido a que el inicio histórico de la estanflación representa el gran fracaso de las teorías económicas dominantes de la época, los economistas desde entonces han presentado varios argumentos sobre cómo ocurre la estanflación o cómo redefinir los términos de las teorías existentes para explicar a su alrededor.

Una teoría afirma que este fenómeno económico es causado cuando un aumento repentino en el costo del petróleo reduce la capacidad productiva de una economía.

En octubre de 1973, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) emitió un embargo contra los países occidentales. Esto hizo que el precio mundial del petróleo aumentara dramáticamente, por lo tanto, aumentaron los costos de los bienes y contribuyeron a un aumento del desempleo.

Debido a que los costos de transporte aumentan, la producción de productos y llevarlos a los estantes se volvió más cara y los precios subieron incluso cuando la gente fue despedida. Los críticos de esta teoría señalan que no se produjeron choques repentinos en el precio del petróleo como los de la década de 1970 en relación con ninguno de los períodos simultáneos de inflación y recesión que se han producido desde entonces.

Otra teoría es que la confluencia del estancamiento y la inflación son el resultado de una política económica mal hecha.

La dura regulación de los mercados, los bienes y la mano de obra en un entorno inflacionario se cita como la posible causa de la estanflación.

Algunos señalan con el dedo las políticas establecidas por el ex presidente Richard Nixon, que pueden haber llevado a la recesión de 1970, un posible precursor del período de estanflación.

Nixon impuso aranceles a las importaciones y congeló los salarios y los precios durante 90 días, en un esfuerzo por evitar que los precios subieran.

El repentino shock económico de la escasez de petróleo y la rápida aceleración de los precios una vez que los controles se relajaron condujeron al caos económico. Si bien esta teoría es atractiva, como la teoría anterior, esta es básicamente una explicación ad-hoc de la estanflación de la década de 1970, que no explica el aumento simultáneo de los precios y el desempleo que ha acompañado a las recesiones posteriores hasta el presente.

La estanflación y el patrón oro

Otras teorías apuntan a factores monetarios que también pueden desempeñar un papel en la estanflación.

Nixon eliminó los últimos vestigios indirectos del patrón oro y derribó el sistema de finanzas internacionales de Bretton Woods. Esto eliminó el respaldo de los productos básicos para la moneda y puso el dólar estadounidense y la mayoría de las demás monedas del mundo en una base fiduciaria desde entonces, poniendo fin a la restricción más práctica sobre la expansión monetaria y la devaluación de la moneda.

Como apoyo a sus teorías, los defensores de las explicaciones monetarias de la estanflación apuntan a este evento, así como el registro histórico de inflación simultánea y desempleo en economías basadas en el dinero fiduciario, y el registro histórico compensatorio de períodos extendidos de precios simultáneamente decrecientes y bajo desempleo bajo fuertes sistemas de devolución de divisas.

Esto sugeriría que bajo un sistema monetario fiduciario sin respaldo en vigencia desde la década de 1970, en realidad deberíamos esperar que la inflación persistiera durante el período de estancamiento económico, como ha sido el caso.

Otros economistas, incluso antes de la década de 1970, criticaron la idea de una relación estable entre la inflación y el desempleo sobre la base de las expectativas de los consumidores y productores sobre la tasa de inflación.

En estas teorías, las personas simplemente ajustan su comportamiento económico al aumento de los niveles de precios, ya sea en reacción o en espera de cambios en la política monetaria.

Como resultado, los precios aumentan en toda la economía en respuesta a la política monetaria expansiva, sin ninguna disminución correspondiente en el desempleo, y las tasas de desempleo pueden aumentar o disminuir en función de los shocks económicos reales de la economía. Esto implica que los intentos de estimular la economía durante las recesiones podrían simplemente inflar los precios y tener poco efecto en la promoción del crecimiento económico real.

La urbanista y autora Jane Jacobs vio los desacuerdos entre los economistas sobre por qué la estanflación de los años 70 ocurrió en primer lugar, como un síntoma del extravío de su enfoque académico en la nación como el principal motor económico en lugar de la ciudad. Era su creencia de que para evitar el fenómeno de la estanflación, un país necesitaba proporcionar un incentivo para desarrollar «ciudades que reemplazaran las importaciones», es decir, ciudades que equilibren las importaciones con la producción. Esta idea, esencialmente diversificando las economías de las ciudades, fue criticada por su falta de erudición por algunos, pero tuvo peso entre otros pensadores.

Ejemplos de este fenómeno

La estanflación resulta de un estancamiento económico general y un aumento de los precios.
La estanflación resulta de un estancamiento económico general y un aumento de los precios.

El primer ejemplo histórico lo encontramos en la inflación europea del siglo XVI, cuando la inundación de oro por la Conquista llevó a que Europa se viera sumida en una crisis económica sin par, con alzas en los precios de los bienes de todos los rangos, pero sin mejora alguna en la productividad.

Un segundo ejemplo fue la crisis del petróleo de los años setenta, donde el alto gasto militar en confluencia con el incremento a los precios del petróleo lleva a una inflación generalizada que no se ve compensada con un crecimiento en la economía.

En un tercer caso tenemos a Venezuela donde las políticas socialistas a llevado al estancamiento de la producción nacional y la escasez de bienes de consumo lleva a una inflación acelerada de forma exponencial

Tras la llegada de Mauricio Macri al poder en Argentina, el país entra en un proceso inflacionario como consecuencia del alto gasto público del gobierno anterior y de la alta demanda de dólares en la economía. El aparato productivo no se encuentra preparado ni tiene políticas que incentiven claramente un crecimiento con una clara vocación en un conjunto de sectores de la economía.

Así mismo podemos ver ya signos de un proceso de estanflación en la economía mexicana, que empieza a ver a principios de 2019 un alza en la inflación y al tiempo una caída de la producción como consecuencia de un escenario internacional adverso y políticas de estímulo a la economía poco claras.

Salidas a la estanflación

Para una economía es bastante difícil escapar a la estanflación ya que las medidas económicas para combatirla generan efectos adversos rápidamente. Si se combate la inflación con tasas de interés más altas, el crecimiento económico se estanca y si se impulsa el crecimiento con más gasto público, todo beneficio se ve arrebatado por el alza en los precios que los incentivos económicos provocan.

También te puede interesar:

3 Medios para impulsar la inclusión social y el crecimiento

Una economista explica los pros y los contras de la globalización.

Sin embargo, existen salidas de largo plazo que pueden ser consideradas en medio de un proceso de estanflación:

Para esto se debe garantizar la oferta energética sostenida, la cual es la base de todo crecimiento económico, así mismo brindar garantías a los emprendedores, tanto jurídicas como fiscales, lo cual supone reducir el gasto público y cobrar menos impuestos para que las empresas puedan prosperar, garantías contra los oligopolios y monopolios para fortalecer la competitividad, agilidad y organización en el otorgamiento de licencias de construcción que motiven un mayor gasto respaldado por una economía real, flexibilización laboral de modo que las empresas puedan contratar más y para que los salarios no presionen los precios al alza e inversión en una educación que se encuentre acorde a las necesidades del mercado laboral presente y futuro.

Otras consideraciones sobre la estanflación

El consenso de facto sobre la estanflación entre la mayoría de los economistas, financieros y formuladores de políticas ha sido esencialmente redefinir lo que quieren decir con el término «inflación» en la era moderna de los sistemas financieros y monetarios modernos.

El aumento persistente de los niveles de precios y la disminución del poder adquisitivo del dinero, es decir, la inflación, solo se asume como una condición básica y normal en la economía, que ocurre tanto durante los períodos de expansión económica como durante las recesiones.

Los economistas y los encargados de formular políticas generalmente asumen que los precios subirán, y se centran principalmente en acelerar y desacelerar la inflación en lugar de la inflación misma.

Los episodios dramáticos de estanflación en la década de 1970 pueden ser una nota histórica hoy, pero desde entonces el estancamiento económico simultáneo y el aumento de los niveles de precios en cierto sentido conforman la nueva normalidad durante las recesiones económicas.

Fuente: Editorial Cinco Días de El País de España.

2 Comments

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Análisis económico y financiero en serio, conceptos de economía y finanzas. Revisión de los temas económicos y de actualidad en los más grandes mercados.

Copyright © 2020 Muy Financiero. Diseñado por MVP Theme.

To Top