Conceptos

¿Qué es un esquema Ponzi o Pirámide financiera?

Esquema Ponzi o Pirámide

Un esquema de Ponzi es una estafa de inversión fraudulenta que promete altas tasas de rendimiento con poco riesgo para los inversores. El esquema Ponzi genera ganancias para los primeros inversores al atraer nuevos inversores. Esto es en sí un esquema piramidal que se basa en el uso de fondos de nuevos inversores para pagar a los patrocinadores anteriores.

Tanto los esquemas Ponzi como los esquemas piramidales eventualmente tocan fondo cuando la inundación de nuevos inversores se agota y no hay suficiente dinero para todos. En ese punto, los esquemas y sistemas de pirámide se deshacen.

El esquema de Ponzi explicado

Un esquema de Ponzi es un fraude de inversión en el que a los clientes se les promete una gran ganancia con poco o ningún riesgo. Las empresas que crean un esquema Ponzi concentran toda su energía en atraer nuevos clientes para realizar inversiones que no se explican a los inversores.

Estos nuevos ingresos se utilizan para pagar a los inversores originales sus rendimientos, señalandolos como un beneficio de una transacción legítima. Los esquemas de Ponzi se basan en un flujo constante de nuevas inversiones para continuar proporcionando rendimientos a los inversores más antiguos. Cuando este flujo se agota, el esquema se desmorona.

Orígenes del esquema Ponzi

El esquema Ponzi lleva el nombre de un estafador llamado Carlo Ponzi, quien orquestó el primer sistema de estafa de este tipo en 1919. El servicio postal, en ese momento, había desarrollado cupones para cartas que permitían a un remitente precomprar los sellos de correspondencia e incluir un cupón para estos en sus cartas. El receptor llevaría el cupón a una oficina de correos local y lo cambiaría por los sellos postales prioritarios necesarios para enviar una respuesta.

La constante fluctuación de los precios de los sellos significaba que era común que los sellos fueran más caros en un país que en otro. Ponzi contrató agentes para comprar cupones internacionales de respuesta baratos en otros países y enviárselos. Luego cambiaría esos cupones por sellos que eran más caros que el valor original del cupón. Los sellos por tanto se vendieron luego con ganancias.

Los esquemas de Ponzi se basan en un flujo constante de nuevas inversiones para continuar proporcionando rendimientos a los inversores más antiguos,

Este tipo de intercambio se conoce como arbitraje, que no es una práctica ilegal. Pero Ponzi se volvió codicioso y amplió sus esfuerzos.

Bajo el título de su compañía, Securities Exchange Company, prometió retornos del 50% en 45 días o del 100% en 90 días. Debido a su éxito en el esquema de estampillas postales, los inversores se sintieron inmediatamente atraídos.

En lugar de invertir realmente el dinero en los cupones para sellos de correo, Ponzi simplemente lo redistribuyó entre los inversores más antiguos y les decía a los inversores que habían ganancias.

El esquema duró hasta agosto de 1920, cuando The Boston Post comenzó a investigar a la Securities Exchange Company. Como resultado de la investigación del periódico, Ponzi fue arrestado por las autoridades federales el 12 de agosto de 1920 y acusado de varios cargos de fraude postal.

Alertas rojas de un esquema Ponzi o Pirámide.

Los esquermas Ponzi no terminaron en 1920. A medida que la tecnología cambió, también lo hizo el esquema Ponzi. En 2008, Bernard Madoff fue condenado por ejecutar un esquema Ponzi que falsificaba informes comerciales para mostrar que un cliente estaba obteniendo ganancias en inversiones que no existían.

Independientemente de la tecnología utilizada en el esquema Ponzi, la mayoría comparte características similares:

Una promesa garantizada de altos rendimientos con poco riesgo.

Flujo de rendimiento constante independientemente de las condiciones del mercado.

Inversiones que no han sido registradas en la Comisión de Bolsa y Valores (SEC).

Estrategias de inversión que son secretas o descritas como demasiado complejas para explicar.

Los clientes no pueden ver la documentación oficial de su inversión.

Los clientes que enfrentan a dificultades para retirar su dinero.

Esquemas Ponzi en América Latina

En los años 2007 y 2008 múltiples empresas colombianas usaron este esquema de negocios para generar ganancias sorprendentes. La empresa más reconocida en este tipo de esquemas fue DMG, de David Murcia Guzmán, quien fue condenado en Estados Unidos por lavado de dinero. Otras empresas también prometieron ganancias impresionantes, asegurando a los inversores que el dinero se usaría para obtener ganancias en el mercado de divisas, Forex.

En Octubre de 2008 estos esquemas empezaron a colapsar y hacia diciembre del mismo año, el gobierno nacional intervino a las empresas locales dedicadas a este tipo de estafas.

Estafas piramidales basadas en supuestas “inversiones en Forex”

Germán Cardona Soler

Germán Cardona Soler, el cerebro detrás del fraude de Finanzas Forex.

Dos de los esquemas fraudulentos más conocidos en América Latina fueron Finanzas Forex y Forexmacro, empresas que aseguraban invertir el dinero del público en brókers legítimos por medio de traders experimentados. La compañía Finanzas Forex, fundada por el español Germán Cardona Soler y que se promocionaba como la marca comercial de Evolution Market Group, una sociedad establecida virtualmente en Panamá, había sido establecida en el 2006 y recaudó dinero de más de 100.000 personas en más de 110 países. Cardona Soler fue capturado en España en el año 2011 y fue  condenado por estafa y fraude de valores. La estafa de Finanzas Forex se calcula en más de 300 millones de euros. 

La estafa de ForexMacro al parecer fue mucho más grande, ya que se posicionó como la competencia de Finanzas Forex y al parecer ofrecía mayores rendimientos. Mientras Finanzas Forex ofrecía rendimientos del 10 o el 12% mensual, ForexMacro aseguraba ofrecer retornos de hasta el 20% mensual.

Muchas otras empresas que aseguraban invertir en Forex surgieron en medio de este periodo, desde 2006 hasta 2008, ya que debido a las bajas tasas de interés de la Reserva Federal en los Estados Unidos hubo un enorme flujo de dólares a nivel mundial y la economía experimentó un boom, lo que llevó a excelentes retornos que muchas personas no sabían donde más invertir, las estafas de estas compañías que afirmaban invertir en Forex aprovecharon el exceso de dinero existente para ofrecer retornos significativos. Sin embargo, luego de la crisis financiera de 2008 cuando la economía estadounidense y de Europa entraron en recesión y muchas economías latinoamericanas fueron golpeadas, los inversores empezaron a reclamar su dinero, lo que llevó al colapso inevitable de las estafas. 

Esquemas Ponzi famosos

Bernard Madoff

A menos que hayan estado viviendo debajo de una roca, todos ya deberían saber que el financiero Bernard «Bernie» Madoff fue arrestado por ejecutar un esquema Ponzi. Hay cuatro hechos notables sobre su operación:

  • Fue el más grande (en dólares)
  • Fue el esquema Ponzi más antiguo (conocido) de la historia. Los investigadores que revisaron el registro encontraron evidencia de esta pirámide financiera desde la década de 1970.
  • Fue perpetrado por uno de los pilares de Wall Street: Madoff fue un ex presidente de la bolsa NASDAQ.
  • Sus víctimas son algunas de las personas más ricas y con más conocimientos financieros del mundo (se necesitaban al menos USD 20 millones para «invertir» con él) .

No vamos a hablar sobre Madoff (esta noticia está en Internet), pero permitámonos reimprimir lo que solía decir su sitio web antes de que las autoridades lo pusieran preso:

«En una era de organizaciones sin rostro que son propiedad de otras organizaciones igualmente sin rostro, Bernard L. Madoff Investment Securities LLC se remonta a una era anterior en el mundo financiero: la era donde el nombre del propietario estaba en la puerta.

Los clientes saben que Bernard Madoff tiene un interés personal en mantener un registro intachable de valor, trato justo y altos estándares éticos que siempre ha sido el sello distintivo de la empresa.» (Publicado en Bloomberg Media.)

Doña Branca

Maria Branca dos Santos, o más comúnmente llamada «Doña» Branca, era una pobre portuguesa cuando decidió que abriría su propio «banco» en 1970. Para hacerlo atractivo, prometió una tasa de interés del 10% por mes, y consiguió que miles de clientes (incluidos los trabajadores pobres de Portugal) le dieran su dinero.

El plan duró más de 14 años, y durante este tiempo se la conoce como «la banquera del pueblo«. Doña Branca fue arrestada y sentenciada a 10 años de prisión. Ella murió pobre, ciega y sola.

En 1993, su crimen inspiró una telenovela portuguesa titulada A Banqueira do Povo («La Banquera del Pueblo».)

European Kings Club

En 1992, Damara Bertges y Hans Gunther Spachtholz fundaron el European Kings Club, una asociación «sin fines de lucro» que se unió contra los grandes bancos europeos y prometió ayudar a los «pequeños».

Los inversores compraban una «carta», que era una especie de participación del club, por 1.400 francos suizos. Esto les daba derecho a 12 pagos mensuales de 200 francos suizos, lo que significaba duplicar su dinero en solo un año.

Las reuniones del European Kings Club fueron impresionantes: cantaron su propio himno, y el dúo hizo una demostración al entregar dinero en manos de los «miembros del club».

Cuando el plan se derrumbó 2 años después, unos 94,000 inversores alemanes y suizos perdieron más de US $ 1 mil millones. En los cantones suizos de Uri y Glarus, se estimó que uno de cada diez adultos había caído en el esquema.

Pero incluso después de que las autoridades allanaron las oficinas de EKC y capturaron a Bertges, sus inversores aún creían que ella era inocente y una banquera exitosa. Cuando Bertges fue enjuiciada, sus «víctimas» aplaudieron tan fuerte que el juez tuvo que sacar a todos de la sala. Por estafar a las personas con mil millones de dólares, Bertges recibió 7 años de sentencia en prisión y Spachtholz menos de 5 años en la cárcel.

Yilishen Tianxi: esquema de cría de hormigas

Si crees que los esquemas ponzi anteriores eran descarados, échale un vistazo a este. Atrapó a un millón, sí, leíste bien, a un millón de personas en China … ¡y se hizo con hormigas!

En 1999, Wang Fengyou fundó el Grupo Yilishen Tianxi e ideó un plan tan loco que era brillante: la cacería de hormigas. Convenció a los agricultores pobres de que le dieran 10.000 yuanes (alrededor de 1.500 dólares). A cambio, recibieron una caja de «hormigas especiales» y una lista de instrucciones muy estrictas: rocíe las hormigas con una solución de azúcar y miel a las 9 a.m. y a las 4 p.m. todos los días, y darles de comer pastel y yema de huevo cada tres o cinco días. Bajo ninguna circunstancia debían abrir la caja. Cada 74 días, los trabajadores de Yilishen venían y recogían las hormigas para molerlas y convertirlas en un afrodisíaco. Por su trabajo, los agricultores recibían 13,250 yuanes, es decir una prima del 32.5% cada 14 meses.

En 2006, Wang era un hombre muy rico. Su compañía apareció en los periódicos y en la televisión. Contrató a celebridades para publicitar su compañía y trabajó con funcionarios del gobierno. Incluso recibió el premio «Los 10 líderes empresariales más importantes de China» del gobierno.

Sus afrodisíacos de hormigas se vendieron en unas 80,000 farmacias en China y, según algunas cuentas, más de 1 millón de personas criaron hormigas para Yilishen, lo que le da a la compañía una facturación anual de 15 mil millones de yuanes ( 2 mil millones de dólares).

En octubre de 2007, el esquema de Wang colapsó. La compañía comenzó a dejar de hacer pagos y como si se tratara de hormigas, miles de personas llegaron a las oficinas centrales y gubernamentales de su compañía. Un mes después, Wang Fengyou fue arrestado.

A diferencia de otros estafadores del esquema Ponzi que salieron después de solo unos años en la cárcel, el destino de Wang no salió bien. En el mismo año que el esquema de Wang colapsó, el gobierno chino comenzó a tomar medidas enérgicas contra 3,747 esquemas piramidales. El rival de Wang, que engañó a personas con un esquema similar de cría de hormigas, fue condenado a muerte.

Ah, ¿y realmente funcionaban sus recetas afrodisíacas? En realidad sí, pero no por las hormigas. Sus productos contenían sildenafil, el ingrediente activo de Viagra.

Los esquemas ponzi y el multinivel

¿Son los negocios de multinivel esquemas ponzi disfrazados?

El marketing multinivel puede ser algo bueno

El marketing multinivel (MLM) es una propuesta comercial atractiva para muchas personas. Ofrece la oportunidad de involucrarse en un sistema para distribuir productos a los consumidores. A diferencia de la persona que inicia un negocio desde cero, el participante de MLM cuenta con el apoyo de una empresa de venta directa que suministra los productos y, a veces, también ofrece capacitación.

Cómo funciona el MLM

Como consultor o contratista o distribuidor de MLM (diferentes compañías los llaman de diversas formas), usted gana dinero vendiendo los productos a otros participantes de marketing multinivel. Si aún no son miembros de su compañía de MLM, debe inscribirlos.

Además de ganar dinero de sus propias ventas, también gana un porcentaje de los ingresos generados por los distribuidores que ha traído al programa (estos se conocen como su línea descendente). A menudo hay bonificaciones por vender cantidades particulares de productos o suscribir un cierto número de nuevos miembros; puede ganar autos y viajes, así como efectivo. Suena bien, ¿no? Y ser parte de un negocio MLM bien administrado puede ser muy similar a ser miembro de una gran familia extendida.

Esquemas piramidales

Desafortunadamente, no todas las oportunidades de marketing multinivel son oportunidades comerciales legítimas. Mucho son esquemas piramidales, fraudes diseñados para separar a los incautos de su dinero, están disfrazados.

Al igual que el marketing multinivel, los esquemas piramidales dependen del reclutamiento de personas para convertirse en distribuidores de un producto o servicio. Al igual que el MLM, el esquema piramidal ofrece la oportunidad de ganar dinero mediante la inscripción de más reclutas y logrando ciertos niveles de ranking o calificación.

La gran diferencia entre el marketing multinivel y los esquemas piramidales es que el MLM es legal en Canadá (y la mayoría de los EE. UU.) Y los esquemas piramidales no lo son. Participar en un esquema piramidal es un delito bajo el Código Penal de Canadá, punible con hasta cinco años de prisión.

Pero puede ser muy difícil para la persona que busca una oportunidad de negocio distinguir entre una oportunidad MLM legítima y un esquema piramidal de un solo vistazo.

En el pasado, empresas muy posicionadas e importantes de la industria del Marketing Multinivel como Amway y Herbalife han sido acusadas de ser esquemas piramidales o ponzi disfrazados de multinivel. El inversionista Bill Ackman acusó a Herbalife de ser un esquema piramidal y lanzó una apuesta millonaria en el mercado de valores contra la empresa. Al cabo de unos años, otro inversionista, Carl Icahn apostó a favor de Herbalife comprando una gran cantidad de acciones y salvando a la compañía del colapso. Poco tiempo después de esto, Ackman desistió de su apuesta y se fue a casa con pérdidas millonarias.

El caso de Nu Skin en Argentina

Nu Skin

Nu Skin ha sido acusada de ser un esquema piramidal con apariencia de multinivel.

En el año 2020, cuando muchas personas estaban recluidas en sus casas por cuenta de la pandemia del coronavirus, la empresa Nu Skin, una empresa estadounidense basada en Utah, fue objeto de fuertes críticas en Argentina y se le acusó de ser un esquema piramidal. Ya que debido a la pandemia, muchas personas habían perdido sus empleos, Nu Skin se promocionaba como una forma de seguir ganando dinero desde casa y a través de internet, algo que era ideal en medio de los confinamientos.

Varias influencers reconocidas estaban promocionando los productos de estética de Nu Skin y fueron criticadas por no informarse de manera suficente antes de promocionar la marca, la oportunidad de negocio y los productos de Nu Skin. En el caso de esta empresa en concreto lo que se ha denunciado es que busca principalmente la inscripción de distribuidores antes de nuevos clientes y el hecho de que a los distribuidores se les obliga a realizar compras mensuales y así  poder “calificarse” para acceder a las comisiones que otorga la compañía. 

La fiebre por las criptomonedas y su relación con los esquemas Ponzi

Desde la invención del bitcoin, a nivel mundial han venido sucediendo cada vez con más frecuencia diversos esquemas de fraude que se aprovechan del furor por la especulación financiera en torno a las criptodivisas. La capacidad que tienen estas monedas de subir de precio a un ritmo acelerado ha hecho que muchas personas crean que pueden volverse ricas en poco tiempo al invertir grandes cantidades de dinero en supuestos fondos administrados que afirman operar por ellas en el mercado de criptodivisas y ofrecer retornos sustanciales. 

Los modelos de fraude es estos escenarios son típicos esquemas Ponzi en los que el dinero de los nuevos afiliados se usa para pagar a los afiliados antiguos que empiezan a reclamar su dinero con el tiempo para obtener los beneficios. 

Generalmente las empresa que usan este modelo de fraude obligan a sus afiliados o inversores a plazos iniciales de inversión en los que no podrán retirar su dinero. Estos plazos pueden oscilar entre los cuatro o seis meses dependiendo de la empresa. 

La estafa de OneCoin

Ruja Ignatova

Ruja Ignatova, promotora del fraude de OneCoin.

En el mundo de la inversión con las criptomonedas, una de las estafas de mayor impacto fue la de OneCoin, una compañía fundada por la estafadora bulgara Ruja Ignatova. El New York Times describió a OneCoin como uno de los fraudes más grandes de la historia. Ignatova fue el tema de un documental de la BBC llamado “La criptorreina perdida”, en el que víctimas de la estafa contaban su historia y en donde se especulaba dónde podría encontrarse la autora de la estafa. 

A principios de 2019, Ignatova fue juzgada y condenada en ausencia en los Estados Unidos por delitos financieros como fraude informático, fraude de valores y lavado de activos. El esquema ponzi de OneCoin había sido fundado en el 2014, y se había promocionado como la competencia de bitcoin, la autora del fraude aseguraba que ofrecía educación financiera a sus clientes y un modelo único de moneda que pronto sería usado como moneda de cambio en internet de forma masiva para compras de bienes y servicios, a diferencia del bitcoin que únicamente se usaba con fines especulativos. 

Hacia mediados de 2017 el fraude se descubrió, aunque continúo operando en algunos países de Europa del Este en el que numerosos inversores aún no daban crédito a las noticias. Un hermano de Ignatova, Konstantin Ignatov, continúo la liderando OneCoin después de que Ignatova huyera de la justicia, poco tiempo después Ignatov fue capturado por la justicia estadounidense y empezó a colaborar con las autoridades con la esperanza de obtener reducciones en su pena. 

2019- 2020, la fiebre por los esquemas ponzi se intensifica

El 30 de junio de 2020, el diario Technology Review informó que durante el 2019, “millones de personas fueron víctimas de esquemas fraudulentos que afirmaban ser inversiones en criptomonedas”. El monto de las estafas, tan solo en el 2019, ascendió a 4.300 millones de dólares. 

A mediados de 2020, en medio de la crisis global del coronavirus y tras el ascenso espectacular del precio del bitcoin, los fraudes basados en esquemas ponzi con criptomonedas se incrementaron de forma asombrosa. Surgieron numerosas empresas que afirmaron administrar activos de criptomonedas en exchanges. El gran problema de esto es que en efecto algunas empresas sí realizan este tipo de operaciones, pero muchas otras aprovecharon la especulación financiera en torno a las criptomonedas como una forma de captar la atención y el dinero del público.

Para finales del 2020, con los precios del bitcoin ascendiendo a máximos históricos y con cada vez más personas interesadas en aprovechar el potencial del bitcoin para hacer fortuna, las estafas piramidales continuaron ascendiendo. Muchas de estas compañías afirmaron ser esquemas de negocio multinivel en el que se paga a los afiliados por traer nuevos afiliados y una simple mirada de sus planes de compensación hace muy fácil identificar que dichos retornos son matemáticamente imposibles. Sin embargo, no es extraño que muchas personas caigan en este tipo de engaños, debido a que las estafas son promocionadas como inversiones “realizadas por traders expertos”. 

Con información de Investopedia.

comentarios
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
Arriba
0
El amor de tus pensamientos, por favor comente.x
()
x