Conceptos

¿Qué es un emprendimiento social? – Y algunos ejemplos

Emprendimiento social

Alrededor del mundo las inversiones están cambiando de enfoque. Mientras que en la década de los ochenta, el principal enfoque era la generación de rentabilidad para los accionistas, cada vez más las personas buscan invertir en empresas que transformen el mundo para bien.

Aspectos como el desarrollo sostenible, el cuidado de los empleados, el medio ambiente y un impacto positivo en las comunidades donde se opera, son importantes para los emprendimientos sociales.

Definición de emprendimiento social

El emprendimiento social es un enfoque los individuos o las compañías toman en sus elecciones de inversión. En este tipo de emprendimientos se busca desarrollar, financiar e implementar soluciones para problemas sociales, culturales o ambientales.

El concepto de emprendimiento social es aplicado a un rango amplio de organizaciones, las cuales varían en tamaño, objetivos y creencias. Por otra parte para los inversores buscando ganancias, las medidas típicas de beneficios son más importantes que el impacto social generado. Los emprendedores sociales sin embargo, no buscan las ganancias como un fin en sí mismo, más bien ellos atan sus objetivos de ganancias al beneficio de la sociedad. En definitiva, el objetivo de un emprendimiento social es generar un retorno positivo para la sociedad. En este sentido, el emprendimiento social usa diferentes métricas para medir el éxito de una compañía.

Los emprendimientos sociales buscan ampliar los objetivos sociales, culturales y ambientales que están asociados a su sector. Así, ellos buscan aliviar la pobreza, mejorar el cuidado de la salud y el desarrollo de las comunidades.

En algunas ocasiones, se establecen también empresas sociales con ánimo de lucro que buscan apoyar objetivos sociales y culturales, pero no como un fin para ellas mismas. Por ejemplo, una empresa puede buscar proveer hogar y empleo para los indigentes, y para esto podría operar como un restaurante, ganando dinero y dando empleo a las personas en situación de calle.

Emprendimientos sociales en la era de internet

Desde el año 2010, el emprendimiento social ha venido ganando apoyo gracias a internet. Gracias a los sitios sociales como Facebook y Twitter, los emprendedores sociales se han hecho populares y han venido cumpliendo con sus objetivos. Las redes sociales les permiten a los emprendedores sociales alcanzar a un gran número de personas, sin limitaciones geográficas, pero que comparten sus mismos objetivos. De esta manera se puede obtener el apoyo de las personas para colaborar con diferentes problemas y diseminar información acerca de las actividades de la empresa o para recoger fondos por medio del crowfunding.

En años recientes, los investigadores han buscado obtener una mejor comprensión de los ecosistemas en los que los emprendimientos sociales funcionan. Esto le ayuda a los investigadores a formular mejores estrategias para que los emprendedores apliquen y puedan cumplir con sus dobles objetivos.

El concepto moderno de emprendimiento social

El concepto de los emprendimientos sociales nación en los años ochenta y desde entonces ha venido ganando popularidad entre inversores, emprendedores y las partes interesadas. A pesar de este hecho, después de décadas de esfuerzos para poder definir un concepto común, los teóricos, aún han alcanzado un consenso.

El hecho de que el objeto de estudio [El emprendimiento social] sea un fenómeno variable y a la vez múltiple, a los ojos de los investigadores, hace que sea imposible definirlo de forma completa. En tal sentido, los académicos han comparado a los emprendimientos sociales con las bestias mitológicas. La comparación tiene su sentido en que es prácticamente imposible encontrar una definición unánime, así como es imposible encontrar una bestia mitológica.

Los académicos tienen diferentes enfoques hacia los emprendimientos sociales, lo cual lleva a una gran disparidad entre los conceptos. Actualmente hay cinco grupos de significados de acuerdo a los enfoques asumidos por los investigadores. Un primer gran grupo de autores se enfoca en la definición del emprendedor social, con la definición de JG. Dees de que el emprendimiento social es el resultado y la creación de un líder innovador y creativo.

Los emprendedores sociales pueden provenir de diferentes trasfondos profesionales, algunos provienen del campo de las ciencias humanas, otros del sector tecnológico y de las ciencias ambientales. Podemos decir prácticamente que no hay un estereotipo concreto para los emprendedores sociales y las carreras que han estudiado. Por esta razón es difícil determinar quién es un emprendedor social. David Bornstein un periodista canadiense, ha usado el término de innovador social de manera intercambiable con el de emprendedor social. Esta facilidad de intercambio de los términos, según Bornstein se da debido a las estrategias creativas y no tradicionales que utilizan muchos emprendedores sociales.

¿Qué es lo que hace diferente a un emprendimiento social?

Para una definición más clara de lo que implica el emprendimiento social, es necesario establecer un conjunto de características especiales que identifican a este sector de otros.

Muchas actividades son “sociales” debido a su orientación de servicio a las comunidades como la caridad o el voluntariado, pero claramente este tipo de actividades no son emprendimientos sociales.

Algunos académicos han abogado por restricciones al término de emprendimiento social. Ellos dicen que solo se debería usar para hablar de organizaciones que primariamente dependen en el ingreso generado por el negocio social, en vez de aquel dinero que proviene de donaciones o becas. Otros extienden el término para incluir a las autoridades públicas, mientras que otros incluyen a los emprendimientos que reciben donaciones y asignaciones.

El emprendimiento social en la sociedad moderna ofrece una forma altruista de emprendimiento que se enfoca en los beneficios que la sociedad puede cosechar. Si el comportamiento de una persona o sus motivos son altruistas, estos muestran preocupación por la felicidad y el bienestar de los demás. Para decirlo de forma simple, el emprendimiento se convierte en “social” cuando transforma el capital social y afecta a la sociedad de una manera positiva. Este tipo de emprendimiento es visto como algo beneficioso porque el éxito depende de factores relacionados con el impacto social que tienen y que las compañías tradicionales no priorizan.

Reconocer los problemas sociales y brindar soluciones

Los emprendedores reconocen los problemas sociales, pero también buscan entender el contexto amplio de un tema desde diferentes perspectivas. Al obtener un entendimiento más amplio sobre cómo un tema se relaciona con la sociedad, los emprendedores sociales pueden desarrollar soluciones innovadoras. Luego de esto movilizan los recursos disponibles para afectar positivamente a la sociedad.

A diferencia de los negocios tradicionales, los emprendimientos sociales se enfocan en maximizar las ganancias de la satisfacción social, en vez de las ganancias privadas. Tanto las entidades públicas y privadas a nivel mundial invierten cifras millonarias para empoderar a las comunidades e individuos más vulnerables. Tal apoyo de las organizaciones a la sociedad, como el de las agencias del gobierno o el de las firmas privadas podría catalizarse en ideas innovadoras que alcancen a una audiencia amplia.

Muhammad Yunus
Muhammad Yunus, fundador del Grameen Bank.

Individuos prominentes asociados con el emprendimientos social incluyen al pakistaní Akhter Hammed Khan y el bangladesí Muhammad Yunus, un líder del emprendimiento social en el sur de Asia. Yunus fue el fundador del Grameen Bank, entidad pionera en el concepto del microcrédito al apoyar a los innovadores y las familias pobres de Asia. Luego el concepto de microcrédito se amplió al llegar a los microempresarios de países en desarrollo de África y América Latina. Yunus recibió el Premio Nobel de la Paz por sus esfuerzos sociales. Otros emprendedores sociales son el ex-alcalde de Indianapolis Stephen Goldsmith, quien enfocó sus esfuerzos sociales a nivel local al usar al sector privado para proveer a la ciudad con servicios.

¿Cuáles son las características de un emprendimiento social?

Si conoces la historia de Bill Drayton, tal vez sabrás que es el fundador de Ashoka, una compañía dedicada a apoyar a los emprendedores sociales. Drayton le dice a sus empleados que busquen cuatro cualidades: creatividad, cualidades de emprendimiento, impacto social de una idea, y el apartado ético de esa idea.

La creatividad también tiene dos partes: Establecer objetivos y resolver problemas. Los emprendedores sociales son lo suficientemente creativos para tener la visión de lo que ellos quieren que ocurra y cómo quieren que ocurra esa visión.

En su libro, El poder de la gente no razonable, John Elkington y Pamela Hartigan identificaron por qué los emprendedores sociales son, para ponerlo de algún modo, personas no racionales. Estos académicos argumentan que los hombres y mujeres que son emprendedores sociales buscan obtener valor de los beneficios sociales allí donde un emprendedor convencional no buscaría eso. Los emprendedores sociales también ignoran la evidencia que sugiere que sus empresas fracasarán e intentan medir sus resultados de una forma en la que nadie está equipado para hacerlo.

Hablando de eso, la Fundación Schwab, dice que los emprendedores sociales tienen un “celo al momento de monitorear y medir su impacto. Estos emprendedores tienen altos estándares particularmente en relación con sus propias organizaciones y sus esfuerzos para responder a las comunidades con las que se comprometen.

La información, tanto a nivel cualitativo como cuantitativo, son las herramientas clave de los emprendedores sociales, guiando los procesos de retroalimentación de guía hacia la mejora.

La corporación Ashoka, que ayuda a los emprendedores sociales emergentes, opera en múltiples naciones alrededor del mundo. Puedes consultar más sobre sus proyectos y el apoyo que brindan al emprendimiento social en este enlace.

Creatividad y cualidad empresarial

La cualidad empresarial depende en gran medida de la creatividad. Los emprendedores sociales no solamente tienen una idea que deben implementar, ellos deben saber cómo implementarla y tener una visión realista de esa implementación. Drayton dice que “Los emprendedores tienen en sus cabezas la visión de cuán diferente será la sociedad si su idea llega a volverse funcional, y ellos no pueden abandonar esa idea hasta que esta no solamente se implemente en su lugar de trabajo, sino en toda la sociedad.

Esto se manifiesta en una idea clara de cómo se cree que será el futuro y cuál será el impulso que haga que esa idea se convierta en una realidad. Seguido a esto, los emprendedores sociales no están satisfechos con el status quo: Ellos quieren un cambio saludable. El proceso de hacer que estos cambios ocurran es descrito como la creación de un desequilibrio de mercado a través de procesos que hacen que fuerzas antagonistas se complementen.

Impacto social

El impacto social mide si esta idea en sí misma es capaz de causar un cambio después de que el fundador se haya ido. Si una idea es intrínsecamente valiosa, una vez que sea implementada causará un cambio sin la necesidad del liderazgo carismático del líder del proyecto. Una razón por la que se dice que estos emprendedores no son razonables es por que ellos “no están calificados para la tarea que emprenden”. La mayoría de estos emprendedores no han estudiado las habilidades necesarias para implementar sus ideas. En vez de eso, ellos llevan a un equipo de personas cualificadas consigo. Es la idea, más que el líder, la que impulsa al equipo.

Impacto ético y componentes éticos de la idea

La fibra ética es importante porque los líderes que quieren cambiar el mundo deben ser personas en las que se pueda confiar. Drayton describe esto a los emprenderos que apoya al sugerirles que se imaginen una situación que los asuste y luego coloquen a un candidato para enfrentar esta situación con ellos. Si ellos se sienten cómodos en este escenario, el emprendedor que los acompaña tiene lo que se denomina la “fibra ética”.

Un atributo que distingue a los emprendedores sociales es que ellos rara vez toman crédito por el cambio que generan. Ellos insisten en que el cambio que han generado es posible gracias al apoyo de su equipo. Ellos también tienden a estar impulsados por las emociones: su objetivo no es fundamentalmente hacer ganancias, sino tratar de enfrentar situaciones de dolor y de carencia. Muhammad Yunus dice algo acerca de esta característica: “El emprendedor social compite en el mercado con todos los competidores, pero es inspirado por un conjunto de objetivos sociales. Esta es la razón básica de estar en el negocio”.

Desafíos de los emprendimientos sociales

Debido a que el mundo del emprendimiento social es relativamente nuevo, hay muchos desafíos que este campo enfrenta. Primero, los emprendedores sociales están tratando de predecir, enfrentar y responder de manera creativa a los problemas del mañana. A diferencia de los emprendedores convencionales, que enfrentan las deficiencias actuales del mercado, los emprendedores sociales enfrentan temas imprevistos e hipotéticos, temas que no se han estudiado lo suficiente.

Los temas del futuro, los que enfrenta el emprendimiento social, pueden ser cosas como la sobrepoblación, las fuentes no sostenibles de energía o la escasez de alimentos.

Falta de financiamiento y escepticismo

Fundar un emprendimiento social con base en soluciones simplemente potenciales puede ser un desafío casi imposible debido a que los inversores son menos propensos a apoyar aventuras riesgosas.

La falta de inversores entusiastas lleva al segundo problema: la brecha salarial. Elkington y Hartigan dicen que “la brecha salarial entre los negocios convencionales y los emprendimientos sociales es como el elefante en la habitación, minando la capacidad de las empresas sociales de alcanzar el éxito a largo plazo y tener viabilidad. Los emprendedores sociales y sus empleados frecuentemente dependen de salarios menores que los de los empleos convencionales, especialmente al comienzo de sus aventuras empresariales. Por lo tanto, sus empresas luchan por mantener empleados cualificados y motivados.

Aunque los emprendimientos sociales enfrentan los temas más desafiantes del mundo, ellos también deben lidiar con el escepticismo y la tacañería de una parte importante de la sociedad mientras ellos simplemente buscan servir.

Sostenibilidad financiera

Otra razón por la que un emprendimiento social puede no ser exitoso es porque ellos típicamente ayudan a aquellos que no son capaces de pagar en el mercado por la ayuda. El capitalismo tiene sus bases en el intercambio de capital (la forma más obvia de esto es el dinero) por bienes y servicios. Sin embargo, los emprendedores sociales deben encontrar nuevos modelos de negocios para no depender simplemente en el intercambio de capital para poder hacer que sus organizaciones sean sostenibles. Esta autosostenibilidad es lo que distingue a los emprendimientos sociales de las organizaciones de caridad, las cuales dependen principalmente de las donaciones y de la financiación externa.

Historia del emprendimiento social

El emprendimiento social es distinto de lo que se conoce como emprendimiento. Aún así comparte varias similitudes con este concepto. Jean-Baptiste Say, un economista francés, definió al emprendedor como una persona que “inicia” una idea y con cambios de perspectivas en una forma en que altera el efecto que esa idea tiene en la sociedad. Un emprendedor también es concebido por Say como alguien que lleva recursos de un área de baja productividad a un área de alta productividad. La diferencia ente el “emprendimiento” y el “emprendimiento social” sin embargo está definida por el propósito.

Los emprendedores sociales buscan transformar las sociedades a gran escala, en lugar de simplemente tener mejores rendimientos. Los emprendedores tradicionales buscan principalmente los beneficios económicos. Un emprendedor social usa una variedad de recursos para proporcionar a la sociedad un mayor estado de bienestar.

Origen del concepto de emprendimiento social

El concepto de emprendimiento social no es una idea nueva, ya que en los años 2000 se había hecho popular entre académicos e investigadores. Y después de la publicación de El ascenso del Emprendedor Social de Charles Leadbeater, la idea ha ganado mucha más popularidad.

Muchas actividades relacionadas con el desarrollo de la comunidad y un propósito social más amplio caen en la definición contemporánea de emprendimiento social. Sin embargo, a pesar de la definición establecida que tenemos hoy, el emprendimiento social permanece como un concepto difícil de definir. Todo esto significa que esta forma de emprender viene bajo diversas formas y que además está evolucionando constantemente.

Una definición amplia de este concepto permite que los esfuerzos multidisciplinarios por entender el fenómeno, ayuda a que las distintas perspectivas puedan darnos una mejor imagen de lo que es el emprendimiento social sin caer en simplificaciones.

Sectores de los emprendimientos sociales

Los emprendimientos sociales surgen en múltiples sectores económicos. No importa en que sector estos surjan, el emprendimiento social se enfoca en el impacto social que una empresa tiene. Si el emprendimiento social es altruista o si no lo es, eso es menos importante que el gran efecto y los beneficios que tiene para la sociedad.

Los conceptos de Emprendimiento, emprendimiento social y los primeros emprendedores sociales

Los términos de emprendimiento y emprendimiento social fueron usados por primera vez en la literatura académica por H. Bowen en 1953, en el libro Las Responsabilidades sociales del hombre de negocios. Estos términos se hicieron populares en los años ochenta y noventa, cuanto Bill Drayton, Charles Leadbeater y otros académicos lo promovieron.

Desde la década de los cincuenta hasta los noventa, el político británico Michael Young fue un promotor central del emprendimiento social y en los años ochenta, él fue descrito por Daniel Bell en la Universidad de Harvard como el emprendedor más exitoso del mundo de las empresas sociales. Young creó más de sesenta nuevas organizaciones a nivel mundial, incluyendo la Escuela de los emprendedores sociales, una organización que existe hoy en Reino Unido, Canadá y Australia. La Escuela de los emprendedores sociales apoya a los individuos para que alcancen su potencial por medio del emprendimiento social alrededor del mundo.

Otro notable emprendedor social del Reino Unido es Andrew Mawson OBE, a quien se le concedió el rango de noble en el 2007 por su trabajo de regeneración urbana, incluyendo el Bromley By Bow Centre en el este de Londres.

Aunque los términos son notablemente nuevos, los emprendedores sociales y el emprendimiento social pueden verse a lo largo de la historia. Una lista notable de estos emprendedores incluyen a Florence Nigtingale, la fundadora de la primera escuela de enfermería y desarrolladora de las prácticas modernas de enfermería. Otros emprendedores son: Robert Owen, un empresario textil, fundador del movimiento de cooperativas y creyente del socialismo utópico. Vinoba Bhave, fundador del movimiento del Entrega Gratuita de Tierras en la India.

Ecosistemas para las empresas sociales

Una estructura o ecosistema puede ser muy útil para los emprendedores sociales al momento de formular sus estrategias. La necesidad de entender el ecosistema del emprendimiento social ha sido algo que los investigadores vienen reconociendo cada vez con más fuerza.

Los investigadores señalan que entender los ecosistemas donde nacen este tipo de emprendimientos puede ser clave para su promoción y desarrollo, así como para aumentar la influencia que estos emprendimientos tienen.

Muchos investigadores como P. N. Bloom y J. G. Dees han intentado desarrollar un ecosistema modelo para los emprendimientos sociales. El modelo propuesto por ellos incluye los actores que operan dentro del ecosistema así como las leyes ambientales, las políticas y las normas sociales, así como las tendencias demográficas. Otros aspectos a tener en cuenta son las instituciones culturales y políticas en las que los actores operan.

Dees y otros autores han desarrollado también una estructura para describir los elementos clave de un ecosistema de emprendimiento social en el cual se organizan los elementos en dos categorías amplias: La infraestructura de capital y los factores contextuales.

¿Cómo es el ecosistema de un emprendimiento social?

Recientemente, en el año 2020, Debapratim Purkaysastha, Tripaty y B Das llevaron la literatura de los ecosistemas de negocios a un contexto más amplio: El campo de del emprendimiento social y las políticas sociales. Estos académicos desarrollaron un modelo amplio del ecosistema ideal en el contexto del sector de las microfinanzas. Este modelo puede ser también usado por otras empresas para entender también su propio ecosistema y formular estrategias en consecuencia.

Los investigadores han definido al ecosistema como un espacio que consiste de “una red compleja y en evolución de la organización focal y de todos los otros individuos y organizaciones con los que interactúa la organización focal, incluyendo a los competidores, los proveedores, los clientes, los complementos, beneficiarios, reguladores, proveedores de recurso, etc. Cada uno de estos actores influencian directa o indirectamente unos sobre otros, y sus interacciones también afectan, en un contexto amplio, el ambiente social y económico. Este modelo ayuda a identificar todos los actores en el complejo ecosistema, la infraestructura de capital y los factores de contexto.

Tipos de emprendimiento social

Desde los años 2000, los grupos enfocados en el emprendimiento social se han agrupado en diferentes categorías: empresas basadas en la comunidad, empresas socialmente responsables, industrias de servicios sociales profesionales y empresas socioeconómicas.

Las empresas basadas en las comunidades: Están basadas en los emprendimientos sociales dirigidos y en una evolución con un comunidad entera. Estas empresas están construidas con la cultura y el capital de la comunidad, como recursos de voluntarios, donaciones, etc, para empoderar a la empresa y a la comunidad.

Empresas socialmente responsables: Se enfocan en crear un desarrollo sostenible por medio de las acciones de la empresa y en la creación de ganancias para la comunidad.

La industria de los servicios profesionales: Compuesta por trabajadores sociales, trabajadores públicos de la salud que trabajan en los servicios públicos. Su objetivo es expandir el capital social par los individuos, las comunidades y las organizaciones.

Las empresas socio económicas: Incluyen a las corporaciones que tienen un balance entre sus objetivos de beneficios financieros y sus objetivos no financieros. Buscan el cambio de las comunidades y al mismo tiempo generar ingresos.

Algunas organizaciones de emprendimiento social no son empresas en un sentido de negocio, pero en su lugar, estas organizaciones podrían funcionar como caridades y organizaciones sin ánimo de lucro.

Organizaciones que apoyan a los emprendedores sociales

En adición a los tipos de organizaciones de emprendimientos sociales existen organizaciones que apoyan a los emprendedores sociales. La labor de estas organizaciones consiste en crear conexiones con mentores, fortalecer los modelos de negocio, y preparar a la empresas para inversiones privadas. Estos incubadores o aceleradores de organizaciones proveen espacio para oficinas, mentorías para los fundadores de las empresas sociales y ayuda para que las organizaciones mejoren su efectividad. Algunas organizaciones de aceleración de empresas sociales ayudan a los líderes de los emprendimientos sociales a escalar sus organizaciones, bien sea a escala nacional o internacional.

Como hemos mencionado al inicio de esta entrada, un emprendedor social muy conocido en la India y a nivel mundial es Muhammad Yunus. Él fundo el Grameen Bank en 1976 y es reconocido como el padre del concepto de microcrédito. En el movimiento de las microfinanzas, Yunus han tenido un papel fundamental en acercar a los pobres a créditos baratos y pequeños. El trabajo de Yunus en el Grameen Bank ha sido descrito como una influencia mayor para algunos emprendedores sociales posteriores. Países grandes en Europa y Sudamérica ahora tienden a trabajar más de cerca con organizaciones públicas a nivel local y nacional para promover el desarrollo de objetivos sociales.

Ejemplos de emprendimiento social

Dentro del os múltiples ejemplos de emprendimientos sociales exitosos encontramos los siguientes:

Ashoka

Ashoka, un acelerador de startups de emprendimiento social.
Ashoka, un acelerador de startups de emprendimiento social.

Bill Drayton fundo Ashoka en 1980 con la idea de que la fuerza más poderosa en el mundo para el bien es el emprendimiento social. Los emprendedores sociales persiguen cambios sistémicos que alteren permanentemente nuestros paradigmas de hoy.

Desde sus inicios en la India en 1981, Ashoka comenzó a identificar y a apoyar a los emprendedores sociales con ideas de alto impacto social. Luego de esto empezaron a perfilar las cualidades únicas que impulsaban a estos emprendedores y a apoyarlos con base en los estudios de campo sobre el emprendimiento. Cuatro años después, Bill Drayton ganó el premio de la Hermandad MacArthur y comenzó a trabajó a trabajar de tiempo completó con la organización Ashoka.

La empresa registró su nombre oficialmente en 1987, con el nombre Ashoka, una palabra que proviene del sánscrito y que significa “activa ausencia de lamento”, y en honor al emperador Ashoka, uno de los primeoros emprendedores sociales del mundo. Después de unificar la India en el siglo 3 antes de Cristo, Ashoka renunció a la violencia y se convirtió en uno de los líderes más globales y creativos de su tiempo. Ashoka apoyó las innovaciones de desarrollo económico y bienestar social.

Hoy Ashoka, la organización, está dedicada a apoyar el emprendimiento social a nivel mundial. La empresa tiene sedes en América, Asia y África, y operó en Europa Oriental y central durante los años noventa, después de la caída del muro de Berlín.

The Malala Fund

El fondo Malala, es una organización social que invierte apoyando a los activistas y defensores de la educación que se encuentran desarrollando soluciones para hacer que las niñas accedan a la educación.

Por medio de su red de apoyo a la educación, el fondo apoya a los activistas que desafían las políticas y prácticas que impiden que las niñas vayas a las escuelas en sus comunidades. El Fondo invierte en trabajo y apoya el desarrollo profesional y la conexión de los activistas.

Ecosia

Ecosia es un navegador web que nación en Alemania en el 2009. El fundador de la empresa es Christian Kroll. El objetivo de esta empresa es que las personas apoyen la siembra de árboles de una forma pasiva.

La idea es que cada persona que realice una búsqueda en la web apoye la reforestación del planeta. Por cada 45 búsquedas en el navegador, Ecosia se compromete a sembrar un árbol. De esta manea, las personas pueden apoyar la lucha contra el cambio climático y la deforestación haciendo algo que siempre hacen, buscar en internet. Hasta la fecha la empresa ha sembrado más de 120 millones de árboles.

El fundador de Ecosia es Christian Kroll, quien en 2009 se dio cuenta de los graves problemas de deforestación a nivel mundial. El proyecto de Kroll ha ganado grandes reconocimientos a nivel mundial y la empresa es hoy propiedad colectiva de todos los empleados.

Toms SHOES

Toms es una empresa con ánimo de lucro con sede en los Ángeles, California. La empresa fue fundada en el 2006 por Blake Mycoskie. La compañía diseña y vende zapatos y gafas de sol, café y maletas de mano.

El modelo de negocio de Toms se basa en el concepto Uno por uno. Esta idea se refiere a la promesa de entregar un par de zapatos a los niños más vulnerables y pobres del mundo por cada par de zapatos que un cliente compra.

Entre los países beneficiarios de este negocio se encuentran Argentina, Etiopia, Guatemala, Haiti, México, Ruanda, Sudáfrica y los mismos Estados Unidos.

La compañía se ha asociado por el proyecto de alcance para África Charlize Theron, y usa parte de sus ganancias para beneficiar la educación y el apoyo médico en áreas remotas de África golpeadas por la epidemia del VIH.

Blanket America

Blanket America ha estado preocupada por el tema de la pobreza en los Estados Unidos. Por cada cubrecama comprado en Blanket America, se da un cubrecama a una persona en necesidad. Esto no solo sirve para ayudar a los más necesitados con un simple cubrecama, la empresa también ha buscado crear consciencia sobre los problemas que enfrentan las familias en necesidad. La empresa también provee productos domésticos a los más pobres. Desde su fundación BlankeT America ha donado miles de cubrecamas en Estados Unido.

AlGramo

Algramo emprendimiento social
Un contenedor de la empresa social Algramo.

Algramo es una compañía chilena dedicada a combatir el impuesto a la pobreza que las familias más pobres pagan en su alimentación. José Manuel Moller, fundador de la empresa, se dio cuenta que generalmente las familias pobres pagan más en sus compras al menudeo que las familias de clase media. Esta diferencia en el gasto se da porque los pobres no se pueden beneficiar de las comparas mayoristas. Para solucionar esto, Moller creó unas máquinas expendedoras que le dan a cada persona el monto de alimento que necesita al precio de mayorista. Esto le permite a las familias comprar productos de consumo más baratos. Los productos que se venden en las máquinas de Algramo incluyen arroz, lentejas, fríjoles, entre otros granos.

Actualmente la compañía tiene presencia en Chile y Colombia y sus máquinas expendedoras se ubican en franquicias de tiendas de barrio.

Importancia del emprendimiento social

Los emprendimientos sociales tienen una importancia capital en la economía moderna. Estas organizaciones se encargan de proveer soluciones para problemas que muchas veces no son enfrentados de manera eficaz por los estados. De la misma manera las empresas sociales pueden ayudar a corregir algunas fallas de mercado, así como las externalidades generadas por muchas empresas que no vigilan su impacto social.

En términos generales, todas las empresas deberían ser de alguna forma emprendimientos sociales. Si bien el deseo de beneficios es el principal impulsor de las empresas convencionales, esto no debería se obstáculos que privilegien objetivos más sociales. Una de las formas en las que las empresas convencionales han adoptado algunas de las prácticas de las empresas sociales es por medio de los objetivos de Responsabilidad social corporativa. Estos objetivos ayudan a establecer estándares y prácticas que acercan a las empresas con las comunidades y proveen soluciones para temas apremiantes del entorno.

Una vía para superar los problemas sociales

Se puede decir que los emprendimientos sociales reflejan las contradicciones inherentes del sistema capitalista. Mientras la búsqueda desenfrenada del lucro lleva a muchas empresas a causas daños, las empresas sociales mitigan o previenen este tipo de daños.

En países donde la corrupción es alta o donde los sistemas sociales no garantizan el bienestar de la población, la necesidad por emprendimientos sociales es más acuciante. Un ejemplo es el caso de los microcréditos. En muchas partes del mundo, la corrupción impide que los programas sociales del estado lleguen a los pobres, lo que impide su desarrollo económico. Por otra parte los créditos de altas tasas de interés mantienen a los pobres en un estado de pobreza perenne. En esos casos, los préstamos baratos de las instituciones de microcréditos les permiten a las personas avanzar en su desarrollo económico y superar al menos de forma parcial las condiciones de pobreza.

Así, también se observa el caso de Algramo, la empresa chilena que enfrenta el problema del impuesto a la pobreza en los productos de consumo. Y como esta, son muchos más los ejemplos. La idea de resolver problemas sociales ocasionados por el mercado o por la ausencia de estado, o debido a las consecuencias inintencionadas del estado, está en el centro de los emprendimientos sociales. Cuando tales fallas se hacen tan patentes en una sociedad, entonces el emprendimiento social es más que necesario.

Fuentes:

Conscious Connection.

comentarios

Arriba