Muy Financiero en Facebook
Conceptos

Qué es la balanza de pagos » Concepto de Economía

Balanza de pagos

Definición

La balanza de pagos (BDP) es una declaración de todas las transacciones hechas entre entidades en un país y el resto del mundo, sobre un período definido de tiempo, tal como un trimestre o un año.

La balanza de pagos (BDP) es el método que utilizan los países para monitorear todas las transacciones monetarias internacionales en un período específico de tiempo. Por lo general, la BOP se calcula cada trimestre y cada año calendario. Todas las transacciones realizadas por los sectores público y privado se contabilizan en la BOP para determinar cuánto dinero entra y sale de un país. Si un país ha recibido dinero, esto se conoce como crédito, y si un país ha pagado o dado dinero, la transacción se cuenta como débito.

Teóricamente, el BDP debería ser cero, lo que significa que los activos (créditos) y los pasivos (débitos) deberían equilibrarse, pero en la práctica, este rara vez es el caso. Por lo tanto, el BOP puede decirle al observador si un país tiene un déficit o un superávit y de qué parte de la economía se derivan las discrepancias.

Entendiendo el concepto

La balanza de pagos, también conocida como la balanza internacional de pagos, resume todas las transacciones que los cuerpos del gobierno, los individuos y las empresas realizan con cuerpos de gobierno, individuos y empresas fuera del país. Estas transacciones consisten en transferencias – tales como remesas y la ayuda internacional, servicios y capital, así como exportaciones e importaciones de productos.

La balanza de pagos divide las transacciones en dos cuentas: la cuenta corriente y la cuenta de capital. Algunas veces la cuenta de capital es llamada la cuenta financiera, con una cuenta, usualmente muy pequeña, cuenta de capital listada de manera separada. La cuenta corriente incluye transacciones en bienes y servicios, ingresos por inversiones y transferencias corrientes. La cuenta de capital, ampliamente definida, incluye las transacciones en instrumentos financieros y las reservas del banco central. Definida brevemente, incluye solamente las transacciones de los instrumentos financieros. La cuenta corriente es incluída en transacciones como la producción nacional, mientras que la cuenta de capital no lo es.

La suma de todas las transacciones registrada en la balanza de pagos debe ser cero, siempre que la cuenta de capital esté definida ampliamente. La razón para esto es que cada crédito que aparece en a cuenta corriente tiene su correspondiente débito en la cuenta de capital, y viceversa. Si un país exporta un producto (un crédito de cuenta corriente), efectivamente importa capital extranjero cuando ese ítem es pagado (un débito de la cuenta de capital).

Si un país no puede financiar sus importaciones por medio de las exportaciones de capital, debe hacerlo agotando sus reservas. Esta situación es frecuentemente conocida como un déficit de la balanza de pagos, usando la estrecha definición de cuenta de capital que excluye las reservas del banco central. Sin embargo, en realidad, en términos ampliamente definidos la balanza de pagos debe sumar cero por definición, En la práctica, surgen discrepancias estadísticas debido a la dificultad de medir cada transacción entre una economía y el resto del mundo.

Importancia de la balanza de pagos:

Una balanza de pagos es un documento esencial en el departamento o transacción de finanzas, ya que proporciona información detallada del estado de un país y su economía. La importancia de la balanza de pagos se puede calcular a partir de los siguientes puntos:

  • Examina la transacción de todas las exportaciones e importaciones de bienes y servicios durante un período determinado.
  • Ayuda al gobierno a analizar el potencial de un crecimiento particular de las exportaciones de la industria y a formular políticas para apoyar ese crecimiento.
  • Le da al gobierno una perspectiva amplia sobre una gama diferente de aranceles de importación y exportación. Luego, el gobierno toma medidas para aumentar y disminuir el impuesto para desalentar la importación y alentar la exportación, respectivamente, y ser autosuficiente.
  • Si la economía solicita apoyo del lado de la importación, el gobierno planifica de acuerdo con la balanza de pagos y desvía el flujo de efectivo y la tecnología al sector desfavorecido de la economía, y busca el crecimiento futuro.
  • La Balanza de pagos también indica que el gobierno debe detectar el estado de la economía, y planificar la expansión, la política monetaria y fiscal, y actuar sobre ellas.

Estructura y componentes de la Balanza de Pagos

El Balanza de pagos se divide en tres categorías principales: la cuenta corriente, la cuenta de capital y la cuenta financiera. Dentro de estas tres categorías hay subdivisiones, cada una de las cuales representa un tipo diferente de transacción monetaria internacional.

La cuenta corriente

La cuenta corriente se utiliza para marcar la entrada y salida de bienes y servicios en un país. Los ingresos por inversiones, tanto públicas como privadas, también se ingresan en la cuenta corriente.

Dentro de la cuenta corriente hay créditos y débitos en el comercio de mercancías, que incluye bienes como materias primas y productos manufacturados que se compran, venden o regalan (posiblemente en forma de ayuda). Los servicios se refieren a recibos de turismo, transporte (como la tasa que debe pagarse en Egipto cuando un barco pasa por el Canal de Suez), ingeniería, honorarios de servicios comerciales (de abogados o consultoría de gestión, por ejemplo) y regalías de patentes y derechos de autor. . Cuando se combinan, los bienes y servicios juntos forman la balanza comercial (BC) de un país. La Balanza comercial es típicamente la mayor parte de la balanza de pagos de un país, ya que representa las importaciones y exportaciones totales. Si un país tiene un déficit en la balanza comercial, importa más de lo que exporta, y si tiene un superávit en la balanza comercial, exporta más de lo que importa.

Los ingresos de activos generadores de ingresos, como acciones (en forma de dividendos) también se registran en la cuenta corriente. El último componente de la cuenta corriente son las transferencias unilaterales. Estos son créditos que son principalmente remesas de los trabajadores, que son salarios enviados de vuelta al país de origen de un ciudadano que trabaja en el extranjero, así como ayuda extranjera que se recibe directamente.

La cuenta de capital

La cuenta de capital es donde se registran todas las transferencias internacionales de capital. Esto se refiere a la adquisición o disposición de activos no financieros (por ejemplo, un activo físico como la tierra) y activos no producidos, que son necesarios para la producción pero no se han producido, como una mina utilizada para la extracción de diamantes.

La cuenta de capital se desglosa en los flujos monetarios derivados de la condonación de la deuda, la transferencia de bienes y activos financieros por parte de los migrantes que salen o entran en un país, la transferencia de la propiedad de los activos fijos (activos como el equipo utilizado en el proceso de producción para generar ingresos), la transferencia de fondos recibidos para la venta o adquisición de activos fijos, impuestos sobre donaciones y herencias, gravámenes por muerte y, finalmente, daños no asegurados a activos fijos.

La cuenta financiera

En la cuenta financiera, se documentan los flujos monetarios internacionales relacionados con la inversión en negocios, bienes raíces, bonos y acciones. También se incluyen activos de propiedad del gobierno, como reservas extranjeras, oro, derechos especiales de giro (DEG) mantenidos con el Fondo Monetario Internacional (FMI), activos privados en el extranjero e inversión extranjera directa. Los activos propiedad de extranjeros, privados y oficiales, también se registran en la cuenta financiera.

Balanza de pagos y balanza comercial

La balanza comercial (también conocida como cuenta corriente, detallada arriba) se incluye en la balanza de pagos.

Un saldo de superávit de la balanza comercial es más favorable para los productores nacionales responsables de las exportaciones. Sin embargo, es probable que esto también sea desfavorable para los consumidores nacionales de las exportaciones que pagan precios más altos.

Alternativamente, un déficit en la balanza comercial es más desfavorable para los productores nacionales en competencia con las importaciones, pero también puede ser favorable para los consumidores nacionales de exportaciones que pagan precios más bajos.

El acta de balances

La cuenta corriente debe equilibrarse con las cuentas combinadas de capital y financieras; sin embargo, como se mencionó anteriormente, esto rara vez sucede. También debemos tener en cuenta que, con los tipos de cambio fluctuantes, el cambio en el valor del dinero puede aumentar las discrepancias de la balanza de pagos.

Si un país tiene un activo fijo en el extranjero, este monto prestado se marca como una salida de cuenta de capital. Sin embargo, la venta de ese activo fijo se consideraría una entrada de cuenta corriente (ganancias de inversiones). El déficit en cuenta corriente se financiaría así. Cuando un país tiene un déficit en cuenta corriente que es financiado por la cuenta de capital, el país en realidad renuncia a los activos de capital por más bienes y servicios. Si un país está pidiendo prestado dinero para financiar su déficit de cuenta corriente, esto aparecería como una entrada de capital extranjero en la balanza de pagos.

La liberalización de las cuentas de la balanza de pagos

El aumento de las transacciones financieras mundiales y el comercio a fines del siglo XX estimuló la Balanza de pagos y la liberalización macroeconómica en muchos países en desarrollo.

Con el advenimiento del auge económico de los mercados emergentes, en el que los flujos de capital hacia estos mercados se triplicaron de USD $ 50 millones a $ 150 millones desde fines de la década de 1980 hasta la crisis asiática, se instó a los países en desarrollo a levantar las restricciones a las transacciones de cuentas financieras y de capital para aprovechar estas entradas de capital. Muchos de estos países tenían políticas macroeconómicas restrictivas, por lo que las regulaciones impedían la propiedad extranjera de activos financieros y no financieros. Las regulaciones también limitaron la transferencia de fondos al exterior.

Con la liberalización de la cuenta de capital y financiera, los mercados de capital comenzaron a crecer, no solo permitiendo un mercado más transparente y sofisticado para los inversores, sino también dando lugar a la inversión extranjera directa (IED). Por ejemplo, las inversiones en forma de una nueva central eléctrica traerían a un país una mayor exposición a las nuevas tecnologías y eficiencia, lo que eventualmente aumentaría el producto interno bruto (PIB) global de la nación al permitir mayores volúmenes de producción. La liberalización también puede facilitar un menor riesgo al permitir una mayor diversificación en varios mercados.

Política económica

La balanza de pagos y la información sobre la posición de la inversión internacional son elementos clave para formular la política económica nacional e internacional. Ciertos aspectos de la información de la balanza de pagos, tales como los desbalances de pagos y la inversión extranjera directa, son elementos clave que los políticos de una nación buscan manejar.

Las políticas económicas son frecuentemente se dirigen a lograr ciertos objetivos que, como resultado, afectan la balanza de pagos. Por ejemplo, un país podría adoptar políticas diseñadas específicamente para atraer la inversión extranjera a un sector en particular, mientras que otra política podría intentar mantener la moneda a un nivel artificialmente bajo para estimular las exportaciones y acumular reservas internacionales. El impacto de estas políticas es finalmente registrado en la información de la balanza de pagos.

Desbalances entre naciones

Mientras que la balanza de pagos de una nación necesariamente debe ser cero en las cuentas de capital y cuenta corriente, los desbalances pueden aparecer entre diferentes cuentas corrientes de las naciones. Según el Banco Mundial, Estados Unidos tuvo el déficit de cuenta corriente más grande del mundo en el 2017, siendo este 462.000 millones de dólares, Alemania tuvo el superávit más grande, con la suma de 296.000 millones de dólares.

Tales desbalances pueden generar tensiones entre los países: Donald Trump hizo campaña en el 2016 a la presidencia de los Estados Unidos con la promesa de reducir los déficits comerciales del país, especialmente con México y China. La Revista The Economist argumentó en el 2017 que el superávit alemán «pone una tensión no razonable en el sistema de comercio internacional». dado que «para compensar tales superávits y sostener la suficiente demanda agregada para mantener a la gente trabajando, el resto del mundo debe endeudarse y gastar al mismo nivel de estos superávits de Alemania.

Historia de la balanza de pagos

Antes del siglo 19, las transacciones internacionales estaban denominadas en oro, proveyendo poca flexibilidad para los países que experimentaban déficits comerciales. El crecimiento era bajo, de manera que estimular el superávit comercial era el primer método de las naciones para fortalecer su posición financiera internacional. Las economías nacionales no estaban bien integradas unas con otras, aún así, los altos desbalances comerciales abultados raramente provocaban crisis. La primera revolución industrial incrementó la integración económica internacional, y las crisis de las balanzas de pagos comenzaron a ocurrir con mayor frecuencia.

La Gran Depresión llevó a que los países abandonaran el patrón oro, pero el sistema de Bretton Woods que permaneció hasta los años setenta introdujo el patrón dólar con convertibilidad en oro, con tasas de cambio fijas para otras monedas. Sin embargo, como la oferta de dinero de Estados Unidos se incrementaba y su déficit comercial se profundizaba, el gobierno de Estados Unidos se vio incapaz de intercambiar sus reservas internacionales por oro, y el sistema fue abandonado.

Desde el Shock de Nixon, el abandono del patrón dólar, que terminó con la convertibilidad del dólar por el oro, las monedas flotan libremente, lo que quiere decir que un país experimenta un déficit comercial puede – de modo artificial – depreciar su moneda, acumulando reservas internacionales, por ejemplo y haciendo así que sus productos sean más atractivos en el mercado internacional e incrementar sus exportaciones. Debido a la creciente movilidad de capitales entre fronteras, las crisis de las balanzas de pagos algunas veces ocurren, causando fuertes devaluaciones de las monedas, como por ejemplo la que golpeó a los países del sudeste asiático en 1998.

Lea también: 3 Ideas para que los líderes sean más efectivos en el siglo XXI

Otros ejemplos de equilibrio en la balanza de pagos.

«No hay razón para que la cuenta corriente se equilibre siempre automáticamente; sin embargo, todo déficit o superávit en la cuenta corriente se debe compensar con un superávit o un déficit de la cuenta de capital. Por ejemplo, si las importaciones exceden a las exportaciones la diferencia de valor debe ser financiada con préstamos extranjeros, con reservas internacionales o vendiendo oro, y estos movimientos quedan registrados en la cuenta de capitales.» Fuente BANREP.

Con información de Investopedia.

Click to comment

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Lo más popular

Análisis económico y financiero en serio, conceptos de economía y finanzas. Revisión de los temas económicos y de actualidad en los más grandes mercados.

Copyright © 2020 Muy Financiero. Diseñado por MVP Theme.

To Top