Millonarios

¿Quién es David Vélez? El hombre más rico de Colombia y fundador de Nubank

David Vélez

David Vélez es un empresario colombiano nacido en la ciudad de Medellín el 2 de octubre de 1981. Es el fundador y director ejecutivo del neobanco brasilero Nubank y saltó a la fama en el año 2020 tras la llegada de esta compañía a su país natal, Colombia.

Primeros años

En su juventud, David Vélez tuvo la influencia de una familia “pujante”, es decir altamente emprendedora y que no se dejaba vencer por las dificultades de la vida. A una temprana edad, Vélez sintió que su sueño de vida era ser emprendedor.

Las familias tradicionales de Medellín han sido reconocidas por su carácter vivaz y abierto a los negocios. En términos coloquiales se dice que un “paisa”, persona natural del departamento de Antioquía y de Medellín, “no se vara por nada”, es decir que ninguna situación puede vencerlo y que siempre están buscando formas creativas y audaces de salir adelante. Es por esto que la región de Antioquía y el área de Medellín es considerada un área privilegiada para los negocios y los emprendimientos. Allí fueron fundadas grandes empresas colombianas, como el Grupo Empresarial Antioqueño, Auteco, AKT Motos, Almacenes Éxito entre otras. El diario El Colombiano informó que durante el año 2018 solamente en la ciudad de Medellín se crearon 19 empresas por día. Teniendo en cuenta que Medellín tenía 2,5 millones de habitantes para el 2020, esto nos da una idea del gran espíritu emprendedor de las personas nacidas en esta región.

Perspectivas de un joven emprendedor

La familia de David Vélez no fue ajena a esta cultura. En su casa siempre se decía: “hay que emprender, hay que hacer el camino propio”. De hecho, el primer trabajo de Vélez fue a la edad de cuatro años de edad, en la fábrica de uno des sus tíos. Allí seleccionaba y organizaba botones. Ganaba muy poco y trabajaba ocasionalmente, dado que debía asistir a la escuela, pero este suceso forjó en él un deseo firme y convencido de gestar sus propios negocios para ofrecer valor a la sociedad.

En la década de los noventa, David y su familia se mudaron a Costa Rica, justo cuando él tenía 9 años. Con los ahorros de los trabajos ocasionales que hacía para distraerse y ayudar a su familia en las tareas del hogar, logró comprar una vaca. Con el paso de los años, esta inversión se multiplicó, convirtiéndose en un rebaño de seis vacas.

Formación profesional de David Vélez

La agudeza mental de David en la escuela le permitió viajar a Colonia, Alemania, para estudiar Matemáticas. Cuando regresó con su familia, vendió las seis vacas por 600 dólares y usó las ese dinero para costear su viaje a Estados Unidos, para estudiar ingeniería en la Universidad de Stanford, una institución que ha sido reconocida por ser donde se han gestado varias empresas de tecnología y se han formado muchos emprendedores y ejecutivos famosos. Allí estudiaron los fundadores de Google, Sergei Brin y Larry Page, así como el ex-ejecutivo de Microsoft, Steve Ballmer y Elon Musk.

Cuando viajó a Estados Unidos, Vélez solo tenía 19 años, pero tenía muy claro que uno de sus objetivos de vida era ser emprendedor. Fue siempre un gran admirador de las compañías del Silicon Valley (la región californiana en donde se han gestado grandes compañías tecnológicas como Apple, Facebook y eBay). Todo lo que aprendió en Stanford lo llevó a pensar durante mucho tiempo en cumplir su anhelo de ser un emprendedor. Sin embargo, en este momento no tenía completa claridad de cómo realizar ese sueño. Aún así, sus experiencias allí lo ayudarían a tener las bases y las herramientas necesarias para dar vida a esas aspiraciones.

El inicio de una carrera en la banca

Después de graduarse en la Universidad de Stanford, Vélez comenzaría una carrera en la banca. Desde el 2005 trabajó para Morgan Stanley como analista de inversiones. En el 2007 se uniría a General Atlantic, trabajando en un nicho que lo conectaba a América Latina, pues allí era el encargado de estructurar el programa de inversiones para América Latina.

Justo en el año 2010, David empieza a estudiar una maestría en administración de negocios en Stanford. Para el año 2011, Sequoia Capitals, una de las compañías de inversiones de riesgo más reconocidas del mundo, lo contrata para dirigir las operaciones de inversiones en América Latina, con el encargo especial de abrir una oficina en Sao Paulo, Brasil. Precisamente en la ciudad de Sao Paulo es donde iniciaría su carrera como emprendedor, una que lo llevaría a convertirse en una de las personas más ricas de la región. Pero David Vélez no solo se convirtió en uno de los hombres más ricos de América Latina, sino que inició un proyecto que cambiaría de forma radical la idea de lo que hoy conocemos como bancos.

El inicio de una gran idea. David Vélez funda Nubank

Nubank, la compañía que hizo millonario a David Vélez.

Todas las grandes ideas de inversión y emprendimiento responden a necesidades concretas de la población. En el caso del emprendimiento liderado por David Vélez, fue una experiencia y el descubrimiento de una necesidad personal lo que lo llevaron a construir una nueva opción de negocio. La experiencia de David no fue precisamente positiva. Al llegar a Sao Paulo intentó abrir una cuenta de ahorros en un banco local para recibir sus pagos laborales. La experiencia de abrir una cuenta de ahorros para pagos de nómina y transacciones en un banco brasilero fue realmente desastrosa para Vélez.

Cuando Vélez ingresó a la sucursal bancaria, los guardias de seguridad lo recibieron armados, y él quedó impresionado por las medidas extremas de seguridad, las puertas giratorias y los detectores de metales. Él recuerda esa experiencia penosa: “Me sentí como un criminal, y lo único que quería era acceder a uno de sus servicios”. Además de esto el proceso era bastante demorado y con múltiples requisitos que debía cumplir. Pero no todo paró ahí. Después de abrir la cuenta, Vélez se encontró con las tarifas abusivas del banco, tasas de interés altísimas en los créditos y un servicio al cliente que dejaba mucho que desear.

La realidad es que el banco que atendió a Vélez no era el único que ofrecía esta pésima experiencia. Los bancos brasileros estaban coludidos bajo la forma de un oligopolio, por esta razón, la gran mayoría de los ciudadanos de Brasil se enfrentaban a unas condiciones de atención bastante malas por parte de los bancos. David Vélez sintió que esto era una oportunidad y pensó acertadamente que alguien debía crear una solución.

A partir de su incómoda experiencia, Vélez tuvo la idea de crear un nuevo tipo de banco. Este banco sería totalmente digital, sin sucursales, menos burocrática, con tarifas mucho más justas y que ofreciera una experiencia de fácil adaptación para los clientes. El nuevo banco ofrecería una experiencia más humana, con una mayor transparencia y eficiencia. Con esta idea en su mente, Vélez se decide a crear Nubank.

Nubank: Un proyecto desafiante y revolucionario

Como en cualquier proyecto innovador, los comienzos no fueron fáciles. Mucha gente pensaba que la idea de Vélez era una locura, puesto que se enfrentaba a una de las industrias más poderosas y concentradas del mundo. Parecía que la regulación brasilera no permitiría la entrada de nuevos jugadores al sector bancario, y sobre todo, que un extranjero no podría triunfar con la idea de crear un banco en Brasil. Pese a todos los pronósticos negativos, David Vélez no se rindió. La experiencia que había adquirido en Estados Unidos lo llevó a creer firmemente en la idea de que un pequeño podía vencer a un gigante, y que por supuesto era una buena idea apostar por la innovación. Si bien los riesgos eran grandes, la oportunidad de transformar radicalmente la industria le abría la puerta a enormes beneficios.

Con una firme convicción en su proyecto, David se dedicó a construir Nubank. Dos eran los elementos fundamentales que garantizarían el éxito o el fracaso de Nubank: el equipo y la financiación. Así, empezó a buscar socios que compartieran su sueño y que tuvieran habilidades complementarias para dar inicio a la compañía. En este empeño conoció a la brasilera Cristina Junqueira y al estadounidense Edward Wible. Así mismo, buscó el apoyo de inversores que fueran conscientes de la oportunidad que representaba una empresa como Nubank. En sus inicios, Vélez recibió una inversión inicial de Sequoia Capital y Kaszek Ventures por valor de 2 millones de dólares.

Asegurando la inversión y consolidando el proyecto

Una vez que tuvo las inversiones de capital para iniciar y el equipo necesario, rentó una casa en Rua California, en Sao Paulo, y el proyecto se inició. En mayo del 2013, los tres cofundadores iniciaron la empresa y para el 1 de abril de 2014 ya habían iniciado operaciones con el lanzamiento de una tarjeta de crédito que ofrecía una cuota de manejo a un costo de 0 dólares. Esta primera tarjeta se testeó con un grupo reducido de amigos y familiares, pero fue un éxito total, por lo cual en tan solo cinco meses lanzaron el producto al público.

Después de este inicio, Nubank comenzó a convertirse en un referente mundial del concepto de neobanco. Un neobanco es un banco que opera de forma completamente digital y ofrece la mayoría de sus servicios en línea, toda la atención al cliente se hace de forma virtual, lo que hace que sea innecesario que la entidad tenga sucursales físicas.

Luego de lanzar la tarjeta al público, esta fue un éxito total. De una meta inicial de alcanzar el millón de clientes en cinco años, lograron cumplir con ella en solo dos. Más adelante recibirían varias rondas de financiación que permitieron la escalabilidad del negocio y que este se hiciera mucho más reconocido en todo Brasil. En los años siguientes fortalecieron y ampliaron la gama de productos ofrecidos a sus clientes. Dentro de los nuevos servicios ofrecidos se encontraban cuentas de ahorros, servicios para emprendedores y pequeñas empresas, así como préstamos personales.

El crecimiento de la compañía siguió siendo notable en los años siguientes. Del 2015 en adelante la empresa recibió nuevas fuentes de financiación. Poco a poco Nubank aceleró su desarrollo hasta compartirse en una compañía unicornio, de 1000 millones de dólares. Para el año 2018, Nubank logró su Serie E de financiación y recibió 150 millones de dólares de sus inversores. En el año 2019, la compañía alcanza el 100% del territorio nacional del Brasil y es considerada como la “Empresa más innovadora de América Latina” por la revista Fast Company y es catalogada como “El mejor banco de Brasil” por la revista Forbes.

Internacionalizando Nubank

David Vélez fue muy consciente desde un inicio que los bancos brasileros operan de manera muy similar a los bancos de toda la región. Frecuentemente el sector bancario de los países de América Latina está concentrado en unos pocos jugadores, y las múltiples regulaciones impiden que nuevos actores entren a competir con fuerza frente a estos. En consecuencia, los servicios bancarios de América Latina son de una calidad muy deficiente. Las mayorías de las tasas de interés en los créditos adquiridos por los clientes son excesivamente altas y se cobran también tarifas individualizadas por cada servicio prestado.

Estas deficiencias del sector bancario lo llevan a pensar en la internacionalización del proyecto Nubank. En el 2019 comienza la expansión de Nubank en la región, se abre el mercado mexicano y los directivos abren también una oficina en Argentina. Ese año la empresa cerró una Serie F de financiación que le permitió recaudar 400 millones de dólares.

Nubank alcanzó un grado desarrollo sorprendente para el año 2020, uno que David Vélez no hubiera imaginado en sus inicios. La compañía llegó a dos países más de la región, México y Colombia, convirtiéndose en el banco más grande de América Latina por capitalización de mercado y en el banco digital, o neobanco, más grande del mundo. Actualmente la empresa tiene más de 3000 empleados de más de 30 nacionalidades y logró recaudar más de 820 millones de dólares en siete rondas de financiación privadas. La compañía creada por Vélez ha adquirido a tres compañías más, la firma consultora PlataformaTec, Cognitec, que es una empresa de de consultoría de software, y Easynvest, una plataforma líder de inversión digital en Brasil de más de 1.5 millones de usuarios.

¿Cómo funciona Nubank?

Nubank es un banco digital. Como producto principal ofrece una tarjeta de crédito sin cuota de manejo. Los clientes pueden inscribirse completamente en línea, descargando la aplicación desde la App Store de Apple y la Play Store de Android. Una vez registrados, los clientes pueden solicitar una tarjeta de crédito para que esta llegue a su casa de forma completamente gratuita. Nubank gana dinero por los intereses generados en la tarjeta de crédito y por las comisiones de uso en los comercios cuando los clientes pagan con la tarjeta Nubank. El banco también esta incursionando en la oferta de servicios adicionales como seguros de vida, cuentas de ahorro e inversiones.

La ampliación del concepto

Pensando en que Nubank pueda competir realmente con el sector bancario y financiero tradicional, David Vélez y su equipo han realizado apuestas estratégicas.
En el 2020 la compañía empezó a diversificar aún más su gama de servicios. Dentro de los nuevos productos se encontraban seguros de vida y opciones para invertir.

Uno de los hitos más grandes en la historia de Nubank fue su llegada a Colombia. Siendo David Vélez natural de Colombia, lanzar la compañía allí era todo un sueño para él. Después de 30 años por fuera y de haber alcanzado a 30 millones de clientes con sus productos, Vélez vuelve a su país. Para el mes de septiembre de 2020 Nubank ya estaba ofreciendo su tarjeta de crédito a los colombianos. David Vélez no podía estar más emocionado por este movimiento. Ese mismo mes viajó a Colombia para anunciar la llegada de Nubank al país con el nombre de Nu. Como misión fundamental, la compañía se ha propuesto liberar a los colombianos de la burocracia, la complejidad y los abusos del sistema financiero, devolviéndoles el control de su dinero.

“Regreso a Colombia a emprender en un sector muy concentrado. Regreso a Colombia pensando en los más de cincuenta millones de colombianos que actualmente están pagando comisiones exorbitantes y recibiendo un servicio regular, o que simplemente nunca se sintieron bienvenidos en la sucursal de un banco. Regreso a Colombia para crear el impacto positivo que desde niño siempre anhelé para mi patria. Regreso para intentar contribuir con un granito de arena en la construcción de este país tan hermoso, tan cálido, y tan querido”, dijo David Vélez en ese momento.

El colombiano más rico del mundo

Tras la llegada de Nubank a Colombia en el 2020, y después de la apertura del mercado mexicano, la compañía creada por David Vélez apostó por una internacionalización mucho mayor. También dentro de los objetivos de la empresa ese año se encontraban ofrecer nuevos servicios que les permitieran convertir con la banca tradicional.

Es así como para el año 2021, la compañía ya tenía más de 48 millones de clientes, de los cuales al menos unos 35 utilizaban la aplicación una vez al mes.

Para el mes de diciembre de 2021, la compañía concretó sus planes de salir a la bolsa de valores como una empresa pública. Antes del debut en Wall Street, la empresa ya contaba con el apoyo del millonario inversor estadounidense Warren Buffett, quien puso 500 millones en Nubank por medio de Berkshire Hathaway. De la misma manera, en la Serie G de inversiones, la compañía obtuvo nada menos que 1150 millones de dólares. Ese mismo año el equipo ejecutivo de Nubank se fortaleció de forma sobresaliente: un antiguo ejecutivo de Nike y la NBA, Antonio Nuñez, se unió como el nuevo CMO y un ex líder de ingeniería en Amazon y Booking, Matt Swann, se convirtió en el nuevo CTO.

OPI de Nubank en la bolsa de valores de Nueva York.

En el mercado mexicano, la firma se convirtió en el segundo emisor de tarjetas de crédito en junio de 2021. Para ese mismo momento, Nubank, ya contaba con una capitalización de mercado de 30.000 millones de dólares, lo que lo convertía en el neobanco más grande del mundo.

Finalmente, el 9 de diciembre de 2021, Nubank salió a la bolsa de valores, siendo lista en NYSE con el ticker Nu. Las primeras acciones se vendieron a un precio de 9 dólares, pero pronto la acción paso a valer 12 dólares, lo que convirtió a la compañía en el banco más grande de América Latina. La capitalización bursátil ascendió entonces hasta los 41.500 millones de dólares. Tras la salida de Nubank a la bolsa de valores, David Vélez se convirtió en el hombre más rico de Colombia, superando al insigne banquero Luis Carlos Sarmiento Angulo, quien por años había retenido este título.

En su salida a bolsa, Nubank vendió 289 millones de acciones a un precio de 9 dólares cada una. De esta manera, la compañía recaudó más de 2.600 millones de dólares. El diario colombiano La República informó que en su oferta pública inicial, más de 800.000 personas compraron acciones de Nubank, lo que brinda una media de 3250 dólares invertidos por cada inversionista. Esto señala claramente un fuerte apetito por parte de inversionistas minoristas en el mercado, indicando el impacto que han tenido las nuevas plataformas de inversión como Robinhood y eToro. La plataforma eToro listó las acciones de Nubank un día después de que estas salieran a la bolsa de valores.

Cuánta es la fortuna de David Vélez

Según estimaciones del medio de noticias de negocios Bloomberg, tras la OPI de Nubank, la fortuna de David Vélez, quien tiene una fuerte participación accionaria en la compañía que fundó, llegó a los 11000 millones de dólares. La participación de Cristina Junqueira llegó a los 1500 millones de dólares. Para diciembre de 2021, las acciones que tenía David Vélez en Nubank le daban un 75% del poder voto dentro de la compañía.

Elogios a David Vélez desde la izquierda política

Tras la salida de Nubank a bolsa, el candidato presidencial de izquierda Gustavo Petro felicitó al empresario colombiano indicando en su cuenta de Twitter: “David Vélez es un verdadero innovador. A partir del saber pudo desarrollar un banco con servicios baratos, que extrañamente no entraban antes a Colombia.

Espero ayudar a construir un sistema financiero que ayude a la producción nacional y democratice el crédito entre los colombianos”. Desde su anterior campaña a la presidencia de Colombia, Petro ya había criticado a los bancos colombianos por sus servicios altamente costosos y por sus tasas de interés elevadas que impiden el desarrollo de los pequeños negocios y el crecimiento de la industria nacional.

Las perspectivas a futuro

Las ambiciones de David Vélez a futuro ciertamente son grandes. Una de las metas que tiene con Nubank es popularizar los servicios financieros en la región. “Buscamos dar alternativas a los consumidores y bancarizar toda la población de Latinoamérica, con unos 200 millones de personas que no tienen acceso a servicios financieros”, le afirmó Vélez a la agencia ‘EFE’.

De acuerdo a SoftBank Group, Nubank podría llegar a tener entre 100 y 150 millones de clientes para el 2026, y una valoración de mercado de los 300.000 millones de dólares. Con esta valoración, la fortuna de David Vélez podría incrementarse en un 600%, llegando a los 60 mil millones de dólares y convirtiéndose así en uno de los hombres más ricos del mundo. Sin embargo, la compañía permanecerá por ahora centrada en los mercados de México, Brasil y Colombia, al tiempo que impulsará adquisiciones para fortalecer su posición en la región.

Todos estos desarrollos, con la fuerza que ha adquirido Nubank a lo largo de los últimos años, han posicionado a David Vélez como uno de los emprendedores más importantes de la región. Sin lugar a dudas, seguirá desempeñando un papel importante en el desarrollo de la banca de la región.

Con información de Forbes y Portafolio.

comentarios

Arriba