Economistas

¿Quién fue Karl Marx? Biografía y pensamiento económico

Karl Marx

QUIÉN FUE KARL MARX

Karl Marx (1818- 1883) fue un filósofo, autor, teórico social y un economista. Él es famoso por sus teorías acerca del capitalismo y el comunismo. Marx, en conjunto con Friedrich Engels, publicó El Manifiesto Comunista en 1848. Al final de su vida él escribió El Capital (el primer volumen fue publicado en Berlín en 1867; el segundo y el tercer volumen fueron publicados póstumamente en 1885 y en 1894 respectivamente), en el cual él discutió la teoría del valor del trabajo. Irónicamente, Marx fue elocuente en describir la explotación de la clase trabajadora, mientras que él personalmente falló en mantener un trabajo estable por un periodo de tiempo significativo.

LOS INSPIRADORES DE MARX

Marx fue inspirado por los economistas políticos de la escuela clásica tales como Adam Smith y David Ricardo, aunque su propia rama de la economía, la economía marxista no tiene el favor de los economistas de referencia de la época contemporánea. No obstante, las ideas de Marx han tenido un gran impacto en varias sociedades, más prominentemente en la Unión Soviética, China y Cuba. Entre los pensadores modernos, Marx es todavía muy influyente en campos como la sociología, la economía política y varias ramas de la economía heterodoxa.

EL SISTEMA ECONÓMICO DE MARX

Mientras que muchos hacen una equivalencia entre Marx y el socialismo, su trabajo al entender el capitalismo como un sistema social y económico permanece como una crítica válida en la era moderna. En El Capital, Marx argumenta que la sociedad está compuesta por dos clases principales: Capitalistas que son los propietarios de los negocios, los medios de producción y organizan el trabajo en las fábricas, con las herramientas y las materias primas, y quienes son los que tienen el derecho a llevarse las ganancias o beneficios. La otra clase: mucho más grande, está compuesta por los trabajadores – a los que Marx denominó proletariado, quienes no poseen ni tienen ningún derecho sobre los medios de producción, ni sobre los bienes finalizados ni las ganancias generadas por estos productos. En vez de esto, los trabajadores reciben como paga por su labor un salario. Marx argumentaba que como este es un acuerdo desigual, los capitalistas explotan a los trabajadores.

EL MATERIALISMO HISTÓRICO

Otra importante teoría desarrollada por Marx es conocida como el materialismo histórico. Esta teoría postula que la sociedad en un determinado punto del tiempo está ordenada por el tipo de tecnología que usa en su producción. Bajo el capitalismo industrial, la sociedad está ordenada con los capitalistas organizando el trabajo en las fábricas y oficinas donde los proletarios trabajan por salarios. Previo al capitalismo, Marx sugirió que el feudalismo existía como un conjunto específico de relaciones sociales entre los señores y las clases campesinas relacionadas al poder del trabajo manual o animal como medios de producción prevalentes en ese tiempo.

EL TRABAJO DE MARX COMO FUNDAMENTOS DE SISTEMAS SOCIALES

Las ideas de Marx sentaron las bases para que líderes comunistas futuros tales como Vladimir Lenin y Josef Stalin. Operando desde la premisa de que el capitalismo contenía las semillas de su propia destrucción, sus ideas formaron las bases del Marxismo y sirvieron como un fundamento teórico para el comunismo. Casi todo lo que Marx escribió fue visto a través de los lentes del trabajador común. De las ideas de Marx proviene la presunción de las ganancias del capitalistas son posible porque el valor es «robado» de los trabajadores y transferido a sus empleadores. Él fue, sin duda, uno de los pensadores más importantes y revolucionarios de su tiempo.

Lea también: Qué es una recesión » Concepto de economía

SU JUVENTUD

Nacido en Trier, Prusia (Hoy Alemania) en 1818, Marx fue el hijo de un abogado judío exitoso que se convirtió al cristianismo luterano antes del nacimiento de Marx. Marx estudió leyes en Bonn y en Berlín, y en Berlín el comenzó a estudiar la filosofía de G.W.F. Hegel. Él se vió involucrado en el radicalismo a una edad temprana, por medio de las juventudes hegelianas, un grupo de estudiantes que criticaban el establecimiento político y religioso de su tiempo. Marx recibió un doctorado de la Universidad de Jena en 1841. Sus posiciones radicales le impidieron alcanzar una posición como docente, de manera que él tomó el trabajo de periodista y luego se convirtió en el edito de Rheinische Zeitung, un periódico liberal de Colonia.

VIDA PERSONAL

Después de vivir en Prusia, Marx vivió en Francia por cierto tiempo, y allí es donde conoce a su gran amigo y mecenas Friedrich Engels. Marx fue expulsado de Francia y entonces vivió un breve período de tiempo en Bélgica, antes de trasladarse a Londres por el resto de su vida con su esposa. Marx murió de bronquitis y pleuresía el 14 de Marzo de 1883 en Londres. El fue enterrado en el cementerio Highgate en Londres. Su tumba original era muy modesta, pero en 1956, el Partido Comunista de Gran Bretaña construyó una tumba más grande, incluyendo un busto de Marx con la inscripción «Workers of all Lands Unite» , una versión en inglés de su famosa frase en El Manifiesto Comunista: «Proletarios de todos los países, uníos».

TRABAJOS FAMOSOS

El Manifiesto Comunista resume las teorías de Marx y Engels acerca de la naturaleza de la sociedad y la política en un intento por explicar los objetivos del Marxismo, y, después del Socialismo. Cuando Marx y Engels escribieron el Manifiesto Comunista ellos explicaron porque pensaban que el capitalismo era insostenible y cómo la sociedad capitalista que existía en ese momento eventualmente sería reemplazada por una comunista.

El Capital (Das Kapital) – Título completo: El Capital: Una crítica de la economía política) fue una crítica del capitalismo. De lejos es el trabajo má académico de Karl Marx. En este trabajo se establecen las teorías sobre los commodities, el mercado laboral, la división del trabajo u un básico entendimiento de la tasa de retorno a los propietarios del capital. Los orígenes exactos del término «capitalismo» en inglés no son claros, parece que Marx no fue el primero en usar el término en inglés, aunque ciertamente él contribuyó a la popularización de su uso. De acuerdo al Diccionario de Inglés de Oxford, la palabra fue usada por primera vez por en autor William Thackeray en 1854, en su novela Los recién llegados (The New Comes), quien intentó dar un significado al sentido de preocupación por las posesiones personales y el dinero en general. Mientras no es claro si William Thackeray o Marx eran conscientes del trabajo del otro respectivamente, ambos usaron la palabra con un sentido peyorativo.

INFLUENCIA CONTEMPORÁNEA DE KARL MARX

Las ideas marxistas en su forma pura tienen muy pocos defensores en los tiempos contemporáneos; de hecho, muy pocos pensadores occidentales abrazaron el marxismo después de 1898, cuando el economista Eugen von Böhm-Bawerk produjo una crítica de Karl Marx titulada: Karl Marx y el cierre de su sistema. En su represión condenatoria del trabajo de Marx, Bawerk muestra que Marx fallaba al no incorporar los mercados de capitales o los valores subjetivos en su análisis, haciendo nulas muchas de sus más pronunciadas conclusiones. Aún así, hay algunas lecciones que incluso los economistas y pensadores modernos pueden aprender de Marx.

Aunque Marx era el más ferviente crítico del sistema capitalista, él entendía que era de lejos el sistema más productivo de la historia o que sistemas económicos alternativos. En El Capital, él escribió que la «producción capitalista» combinada «varios procesos dentro de un todo social», lo cual incluía el desarrollo de nuevas tecnologías. él creía que todos los países debían convertirse en economías capitalistas y desarrollar su capacidad productiva, y entonces los trabajadores se rebelarían de forma natural e instalarían el comunismo. Pero, como Adam Smith y David Ricardo antes que él, Karl Marx predijo que por la implacable persecución de ganancias en el capitalismo por medio de la competencia y el progreso tecnológico para bajar los costos de producción, la tasa de ganancia en una economía siempre iría decreciendo con el tiempo.

LA TEORÍA DEL VALOR DEL TRABAJO

Como los economistas clásicos, Karl Marx creía en que la teoría del valor del trabajo explicaba las diferencias relativas en los precios del mercado. Su teoría declaró que el valor de un bien económico podía ser medido de forma objetiva por el promedio de horas requeridas para producirlo. Si una mesa tomaba dos horas para ser producida, y una silla una hora, entonces la mesa debía considerarse dos veces más valiosa que la silla.

Marx entendió la teoría del valor del trabajo mejor que sus predecesores (incluso Adam Smith) y sus contemporáneos, y presentó un devastador desafío intelectual a los economistas del laissez faire en el Capital: Si los bienes y servicios tienden a ser vendidos por su valor objetivo de trabajo medido en horas de trabajo. ¿Cómo los capitalistas hacen sus ganancias? Esto debe ser, Marx concluía, porque los capitalistas están pagando menos o haciendo trabajar más a sus empleados, por lo tanto explotandolos, los trabajadores cargan con los costos de producción.

Mientras que la conclusión de Marx fue eventualmente demostrada como incorrecta y economistas posteriores adoptaron la teoría subjetiva del valor, su simple declaración fue suficiente para mostrar la debilidad de la lógica de la teoría del valor del trabajo y sus presunciones; Marx, de forma inintencionada ayudó a la revolución en el pensamiento económico.

CAMBIO ECONÓMICO Y TRANSFORMACIÓN SOCIAL

El Doctor James Bradford «Brad» DeLong, profesor de economía en la Universidad de Berkeley, escribió en el 2011 que la contribución primaria de Marx a la ciencia económica se encontraba en un tramo de diez párrafos en El Manifiesto Comunista, en los cuales él describe cómo el crecimiento causa cambios entre las clases sociales, frecuentemente llevando a la lucha por el poder político.

Lea también: Qué fue la crisis del 29 y cuáles fueron sus efectos

Esto destaca un aspecto poco aprecio de la economía: las emociones y la actividad política de los actores involucrados. Esto fue recordado tiempo después por el economista francés Thomas Piketty, quien propuso que mientras nada estaba mal con la desigualdad del ingreso, en un sentido económico, esta podría crear un gran golpe de vuelta contra el capitalismo por parte de la gente. Por lo tanto, existe una consideración moral y antropológica de cualquier sistema económico. La idea de que la estructura social y las transformaciones de un orden económico al siguiente pueden ser el resultado del cambio tecnológico en cómo las cosas son producidas en la economía es conocida como materialismo histórico. Pero por supuesto, este solo no basta para explicar la actividad económica ni sus necesidades de transformación.

UN APARTE DE EL MANIFIESTO COMUNISTA:

BURGUESES Y PROLETARIOS

«La historia de todas las sociedades anteriores a la nuestra es la historia de luchas de clases.

Ciudadanos libres y esclavos, patricios y plebeyos, señores y siervos, en una palabra, opresores y oprimidos estuvieron siempre enfrentados entre sí, librando una lucha ininterrumpida, en ocasiones velada, en ocasiones abierta; una lucha que finalizó en todos los casos con una transformación revolucionaria de la sociedad entera o con la destrucción conjunta de las clases en lucha.

En las épocas tempranas de la historia encontramos casi por doquier una estructuración completa de la sociedad en estamentos diferentes, una gradación variada de posiciones sociales. En la antigua Roma tenemos patricios, caballeros, plebeyos y esclavos; en la Edad Media, señores feudales, vasallos, maestros y oficiales de los gremios, siervos y, por añadidura, gradaciones particulares en cada una de estas clases.

La sociedad burguesa moderna, salida de la decadencia de la sociedad feudal, no ha abolido los antagonismos de clase. Ha puesto simplemente, clases nuevas, condiciones nuevas de la opresión, nuevas formas de la lucha en el lugar de las antiguas.

Nuestra época, la época de la burguesía, se caracteriza, con todo, por el hecho de haber simplificado los antagonismos de clase. La sociedad entera se divide cada vez más en dos grandes campos enemigos, en dos grandes clases directamente enfrentadas entre sí: burguesía y proletariado.

De los siervos de la Edad Media surgieron los villanos de las primeras ciudades; a partir de esta clase de ciudadanos se desarrollaron los primeros elementos de la burguesía.

El descubrimiento de América y la circunnavegación de África crearon un nuevo terreno para la burguesía ascendente. Los mercados de las Indias Orientales y de la China, la colonización de América, el intercambio con las colonias, la incrementación de los medios de cambio y de las mercancías en general procuraron al comercio, a la navegación y a la industria un auge desconocido hasta entonces y, con ello, una rápida evolución al elemento revolucionario en la sociedad feudal en descomposición.

El sistema de explotación feudal o gremial de la industria vigente hasta entonces ya no bastaba para satisfacer la demanda creciente con los nuevos mercados. Su lugar fue ocupado por la manufactura. Los maestros de los gremios fueron desplazados por la clase media industrial; la división del trabajo entre las diversas corporaciones desapareció ante la división del trabajo dentro del propio taller individual.«

Con información de Investopedia.

Click to comment

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

To Top