Análisis

Qué es la tasa de cambio y cómo impacta al comercio internacional

Qué es la tasa de cambio

La tasa de cambio, también conocida como tipo de cambio entre dos monedas es la tasa o relación de valor que existe entre la una y la otra. Esta tasa de cambio nos sirve para identificar cuantas unidades de una respectiva moneda se necesitan para comprar la otra.

Por ejemplo podemos decir que la tasa de cambio entre el dólar y el peso mexicano es de (USD/MXN) 20, esto nos indica que un dólar equivale a veinte pesos mexicanos . De la misma manera si la tasa se calcula de manera inversa (MXN/USD), esto resultaría en una tasa de 0, 051, lo cual significa que se necesitan 0,051 unidades de dólar estadounidense para comprar un peso mexicano.

Los tipos de intercambio o la tasa de cambio surge por la necesidad de los países de comerciar entre sí, países que tienen distintos tipos de monedas. Así si una empresa mexicana vende en Estados Unidos, desea cobrar en pesos mexicanos, el importador estadounidense deberá comprar pesos para pagarle a la empresa mexicana.

Todas las personas que desean comprar monedas extranjeras deben acudir al mercado de divisas, también conocido como Foreing Exchange Market – FOREX, o mercado de moneda extranjera. En este mercado se identifica los precios de las distintas monedas internacionales con respecto a la moneda nacional. Todos estos precios son tasas de cambio o tipos de cambio.

Cómo se determina la tasa de cambio

Generalmente la tasa de cambio la determina el mercado por medio de la oferta y la demanda. Si una nación está produciendo una alta cantidad de bienes que están siendo demandados en el mercado internacional, lo lógico es que los compradores de estos bienes tengan que pagar en la moneda de la nación exportadora, por lo cual deberán comprar una cantidad más alta de esta moneda haciendo subir su valor.

Si por ejemplo, muchas personas desean viajar a Europa para realizar actividades turísticas es previsible que tendrán que comprar euros en grandes cantidades para hacer sus compras en esos países, incrementando el valor del euro respecto a las monedas nacionales de los países de los que proceden los turistas.

Sistemas de tipos de cambio

Tipo de cambio fijo

Un país puede decidir atar el precio de su moneda a una moneda extranjera, por ejemplo, en la década de los noventa un dólar era igual a un peso argentino, invariablemente de las fluctuaciones del mercado. Esto se produce debido a decisiones políticas.

Tipo de cambio flotante

Los países deciden que sus monedas fluctúen en los mercados de divisas de manera libre, de acuerdo a la oferta y la demanda de su moneda en el mercado internacional de divisas. Esto es lo que hacen la mayoría de las naciones.

Variaciones en la tasa de cambio

La tasa de cambio puede afectarse por diversos motivos, el principal factor es la demanda de una moneda. Un caso ejemplar de esto es la moneda estadounidense, el dólar, cuando los inversores perciben que la economía real se está estancando tienden a comprar más dólares porque consideran que es una moneda segura y confiable, lo cual hace que el valor del dólar se aprecie respecto a las demás monedas.

Oferta monetaria: Cuando una nación desea contener la inflación en su territorio, generalmente toma medidas como reducir la oferta monetaria, aumentando los tipos de interés sobre el dinero que emite el Banco Central, esto ocasiona que exista menos moneda local en el mercado y que los inversionistas se sientan atraídos a comprar una moneda que se vuelve más escasa porque ofrecer mejor interés y mayor apreciación. Esto ocasiona que la moneda local se aprecie respecto a las monedas extranjeras.

La política monetaria y la tasa de cambio

La política monetaria del Banco Central puede tener efectos al alza o a la baja dependiendo del tipo de herramientas que se usen. Si el Banco central baja los tipos de interés, la moneda se depreciara respecto a las divisas internacionales, pero si los tipos de interés suben la moneda local se apreciará.

Consecuencias de los distintos tipos de cambio

Tipo de cambio bajo

Cuando la moneda local está depreciada es altamente probable que los bienes que se traen del exterior resulten más costosos. Del mismo modo los exportadores obtendrán más beneficios al recibir sus pagos en moneda extranjera que está más apreciada respecto a la moneda local.

Tipo de cambio alto

Si la moneda local se aprecia de forma elevada frente a una moneda internacional de referencia, los bienes que se compran en el extranjero resultaran más baratos. Esto es especialmente beneficioso para las personas que viajan al exterior y gastan en moneda extranjera que es más fácil de adquirir cuando la moneda local se encuentra valorizada. Así mismo los importadores pueden adquirir bienes el extranjero a un precio más económico, pero los exportadores sufrirán las consecuencias de un tipo de cambio alto, ya que recibirán menos moneda extranjera por sus productos.

Intervenciones a la tasa de cambio

Los bancos centrales tienden a intervenir la tasa de cambio, realizando compras o ventas de la divisa extranjera o emitiendo más moneda local o restringiendo su oferta, dependiendo de si la moneda extranjera se encuentra altamente apreciada o depreciada. Esto lo hacen para apoyar a sus sectores exportadores o a los importadores, dependiendo de las circunstancias en las que estos se encuentren.

También te puede interesar: Banco Central de Brasil busca impulsar la economía

Si las exportaciones de un país se encuentran estancadas, el banco central puede optar por emitir más moneda o vender las reservas internacionales que tiene en su poder para que la moneda se deprecie y le sea más fáciles a los exportadores vender sus productos en el exterior.

Un ejemplo de esto son las manipulaciones de la moneda. Históricamente se ha acusado a China de manipular su moneda a la baja para apoyar a su sector exportador.

Con información de Finanzas y Proyectos.

3 Comments

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Síguenos en Redes Sociales

Copyright © 2019 | Muy Financiero. Diseñado por MVP Themes.

To Top