Análisis

Qué es la política monetaria y cuáles son sus características

Qué es la política monetaria

Concepto

La política monetaria es el conjunto de instrumentos y técnicas que utiliza la autoridad monetaria de una nación (sea esta el gobierno el Banco Central) con la finalidad de mantener una oferta monetaria (de dinero) acorde con las necesidades de crecimiento y expansión de un país, con el objetivo de mantener la estabilidad económica y un escenario de seguridad para la inversión y el emprendimiento nacional.

Herramientas de la política monetaria

Tasa de interés

Una de las herramientas que utiliza el Banco Central o la respectiva autoridad monetaria es el control del tipo de interés, para hacer que la inflación sube o baje, dependiendo del caso en el que se halle este indicador. Por ejemplo, si la inflación es muy alta, el banco central tenderá a subir la tasa de interés con el fin de reducir la oferta monetaria, haciendo que el dinero se aprecie más y se reduzca la inflación. Por el contrario si el crecimiento económico es lento y la inflación es baja, el banco central tenderá a bajar las tasas de interés con el fin de que circule más dinero en la economía y se estimule la inversión.

Operaciones de mercado abierto

La autoridad monetaria puede recurrir a compras de bonos del Estado (deuda pública) o vender activos financieros, con el fin de mantener el valor de la moneda en un determinado nivel.

Cuando se realizan estas operaciones se modifica el valor de la moneda nacional, lo que a su vez afecta otras variables como el tipo de interés y los rendimientos por invertir dentro del país, así como las operaciones de importación y exportación – que tienen que realizarse cambiando la moneda nacional por la extranjera y viceversa.

Tipo de cambio fijo

Al utilizar esta herramienta las naciones se aseguran de que el valor de su moneda se mantenga constante respecto a una divisa internacional de referencia como el dólar (en el caso de la economía argentina en los años noventa). Esto asegura que los bienes importados sean más baratos, pero puede encarecer la exportación de bienes si la economía local no es competitiva.

Oferta monetaria constante

Se basa en la teoría monetaria moderna, también conocida como monetarismo, elaborada por el economista alemán Georg Friedrich Knapp, teniendo en cuenta que el Estado puede definir el valor de la moneda que emite debido a que este dinero es «el que sea acepta en las oficinas públicas de pago». Milton Friedman perfeccionó los conceptos de oferta monetaria y afirmó que una oferta monetaria constante y estable por parte del Banco Central mantendría a la economía en un sano crecimiento. Esta herramienta fue seguida en países como Estados Unidos hasta que Alan Greenspan fue nombrado presidente de la Reserva Federal.

Tipos de políticas

En general existen tres tipos de políticas monetarias: la expansiva y la contractiva. Como mencionamos anteriormente, el banco central, como por ejemplo la Reserva Federal de Estados Unidos puede ajustar la oferta de dinero para responder a ciertos indicadores macroeconómicos como el desempleo, la inflación, el crecimiento económico, entre otros. Cuando la oferta monetaria es mayor y se busca que exista más dinero circulante se afirma que la política monetaria es expansiva. Cuando se reduce la oferta monetaria, mediante venta de reservas internacionales, emisión de moneda y altas tasas de interés, la política monetaria es contractiva. Si la intención del banco central no es ni impulsar el crecimiento económico ni controlar la inflación se dice que la política monetaria es neutral.

Desde el siglo XIX los gobiernos y los bancos centrales han trabajado en la definición de sus políticas monetarias, principalmente para mantener el tipo de cambio, es decir el valor de la moneda respecto a una divisa internacional. En un principio se usó para mantener el estándar oro.

Objetivos de la política monetaria

Con las herramientas anteriormente mencionadas y dependiendo de las políticas utilizadas con estas los Bancos centrales y los gobiernos pueden ajustar ciertas variables económicas para alcanzar ciertos objetivos. Eston son:

Reducir la inflación

Los bancos centrales pueden intentar mantener los niveles de inflación bajos, reduciendo la oferta de dinero en la economía, para hacer esto pueden aumentar los tipos de interés básicos.

Impulsar el crecimiento económico

Para esto los bancos centrales pueden aumentar la oferta de dinero y la liquidez de los gobiernos, reduciendo las tasas de interés y comprando los bonos de deuda del estado, para que este pueda invertir en proyectos de infraestructura o hacer gastos sociales.

Mantener un determinado nivel de la tasa de cambio

Cuando el tipo de cambio no es fijo, la autoridad monetaria puede aumentar o decrecer sus niveles de reserva de moneda extranjera de referencia (en la mayoría de los casos es el dólar estadounidense) para que su moneda se aprecie o se deprecie, dependiendo la necesidad. Si el precio de la moneda extranjera es muy alto, el Banco Central puede vender parte de sus reservas para que el precio baje. Por el contrario, si el precio de la moneda extranjera es muy bajo, el Banco central intentará comprar esta moneda para hacer subir su precio.

La tasa de cambio tiene efectos muy importantes en el comercio internacional de una nación, pues define cuánto pueden ganar exportadores e importadores, si se les facilitará el acceso al mercado extranjero o si les será más difícil competir con otras economías a nivel internacional. Una moneda local depreciada ayuda a que los exportadores puedan cambiar sus bienes en la moneda internacional obteniendo mayores beneficios. Una moneda local con alto valor ayuda a los importadores a obtener mayores beneficios al poder comprar bienes en el exterior a un precio más bajo.

Apalancar y apoyar el gasto público

En muchos países en Banco central es independiente. Sin embargo, esta independencia siempre es puesta a prueba por las políticas y necesidades del gobierno. Cuando el gobierno emite bonos de deuda para financiar sus gastos sociales, de infraestructura, inversiones e intervenciones en sectores clave de la economía, el Banco Central puede intervenir apoyando este tipo de gasto comprando los bonos de deuda del gobierno, de esta manera el gobierno podría (en teoría) incurrir en déficits públicos y mantener su gasto constante en concordancia con sus necesidades.

También te puede interesar:

Qué es el superávit comercial – Concepto

John Maynard Keynes, Biografía y pensamiento

Conclusión

Las decisiones en política monetaria son objeto de constante debate por parte de economistas y analistas financieros. Dada su importancia, las herramientas que se usan deben tratarse con cuidado ya que pueden tener efectos contraproducentes en diversos sectores de la sociedad, afectando en algunos casos a un sector específico o al conjunto de la economía.

Los Estados tienen que ser responsables con el gasto público y trabajar de manera adecuada con el Banco Central para mantener buenos indicadores económicos que permitan transmitir confianza a los mercados y así apoyar un crecimiento económico sostenido y real.

Con información de Wikipedia.

12 Comments

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Síguenos en Redes Sociales

Copyright © 2019 | Muy Financiero. Diseñado por MVP Themes.

To Top