Análisis

¿Qué es la inflación? Definición, conceptos de economía

Inflación y costo de vida.

Definición de la inflación:

Es una medida cuantitativa de la tasa a la cual el precio promedio de la canasta de un conjunto determinado de bienes y servicios en una economía incrementa en un periodo determinado de tiempo. Es el alza constante en el nivel general de los precios donde una unidad de moneda compra menos que lo que lo hacía en periodos anteriores. Frecuentemente se expresa en porcentajes, dado que la inflación indica una pérdida en el poder de compra de la moneda de un país.

Entendiendo la inflación

A medida en que los precios suben, una unidad de la moneda pierde su valor en la medida en que con ella se compran menos bienes y servicios. Esta pérdida de poder de compra impacta los costos generales de vida del público en general, lo cual finalmente lleva a una desaceleración del crecimiento económico. La perspectiva común entre los economistas es que la inflación ocurre cuando el suministro de dinero sobrepasa el crecimiento económico.

Para combatir esto, un país tiene una autoridad monetaria establecida como el banco central, entonces este toma las medidas necesarias para mantener la inflación dentro de los límites permisibles y mantener a la economía en crecimiento.

Este fenómeno es medido en una variedad de formas, dependiendo el tipo de bienes considerados, y es lo opuesto a la deflación, la cual sucede cuando hay un descenso general en los precios de los bienes y servicios, lo cual se da cuando la inflación cae por debajo del cero por ciento.

Las causas

El alza en los precios es la raíz de la inflación, aunque esta puede ser atribuida a diferentes factores. En el contexto de causas, la inflación es definida dentro de tres tipos: Inflación por demanda, inflación por costos, e inflación estructural.

Inflación por demanda

La inflación por demanda ocurre cuando la demanda general de bienes y servicios en una economía se incrementa más rápidamente que la capacidad de la economía de producir. Esto crea un vació entre la demanda y la oferta, donde la demanda es más alta y la oferta es más baja, lo cual resulta en precios más altos. Por ejemplo, cuando las naciones productoras de petróleo deciden cortar la producción, la oferta disminuye, llevando a una demanda más alta, lo cual resulta en un alza de los precios y esto contribuye a la inflación.

Adicionalmente, un incremento en la oferta de dinero en una economía también lleva a más procesos inflacionarios. Con más dinero disponible para los ciudadanos, el sentimiento positivo del consumidor le lleva a niveles más altos de gasto. Esto incrementa la demanda y lleva a precios más altos. La oferta monetaria puede ser incrementada por las autoridades monetarias, imprimiendo más dinero y dándole más dinero a los ciudadanos, o devaluando (reduciendo el valor de la moneda). En tales casos la demanda se incrementa, y el dinero pierde su poder de compra.

Por incremento de los costos

Una inflación impulsada por los costos ocurre cuando el incremento de los precios de producción. Es decir cuando por ejemplo, las materias primas para producir un determinado bien suben de precio, o cuando la mano de obra en el desarrollo del producto aumenta. Estos desarrollos llevan a un costo más alto del producto final o servicio.

Inflación estructural

La inflación estructural es la tercera causa que se relaciona con las expectativas de los consumidores y empresarios. A medida que los precios de los bienes y servicios suben, los trabajadores esperan que sus salarios se aumenten para poder mantener sus estándares de vida. Este incremento de salarios resulta en un costo más alto de los bienes y servicios, y en la medida en que esta espiral continúa se convierte en un factor que conduce al otro y viceversa.

Teóricamente, el monetarismo establece una relación entre la oferta de dinero y la inflación en una economía. Por ejemplo, siguiendo la conquista española de los imperios inca y azteca, la masiva afluencia de oro y especialmente de plata que llegó a España y a otras economías europeas hizo que los precios de los productos allí se incrementarán rápidamente, esto rápidamente llevó a un colapso económico.

Cómo se mide este indicador

Para medir el porcentaje en el que se incrementan los precios de los bienes y servicios de una economía, es decir, inflación, tomamos la siguiente fórmula:

Formula de la inflación
Fórmula para determinar el indicador

Como ejemplo podemos tomar el precio de un libro escolar, cuyo precio en el 2018 era de 20 dólares y para el 2019 fue de 20,50 dólares.

Usando la fórmula de arriba tenemos que la inflación para este ítem fue de 2.5%.

Ejemplo de inflación

Si promediamos las alzas en los precios de los bienes y servicios de una economía en su conjunto, obtendremos la inflación general de una economía.

Ejemplos de inflación extrema

Varios países han luchado contra este fenómeno. Los ejemplos más populares son Argentina desde la década de los cincuenta hasta hoy, Venezuela, desde el 2010 hasta la fecha, Alemania en los años treinta y Zimbabwe en la década de los 2000. Cuando los precios de los bienes subieron en estas naciones lo hizo a un ritmo espectacularmente alto. Con tasas de crecimiento en los precios del 1000 al un millón por ciento estos fenómenos son conocidos como hiperinflación.

El caso venezolano

Para ver el caso de hiperinflación en Venezuela podemos ver el siguiente vídeo del canal de Luisito Comunica. En este caso, vemos una inflación estructural que se da por diversos factores como: Alto gasto público y oferta monetaria, desaceleración de la economía y menor producción de bienes y servicios, expectativas constantes de alzas de precios.

El caso opuesto

El caso opuesto al fenómeno inflacionario es la deflación, cuando los precios caen en picada. En el siguiente vídeo podemos ver los efectos negativos de este fenómeno:

También te puede interesar:

PIB (o GDP), Qué es y cómo se calcula

¿Qué es el G20 y cuál es su impacto en la economía global?

¿El mejor escenario?

A todas estas, ¿Cuál es el mejor escenario? El mejor escenario es tener una inflación controlada, que los precios suban de manera moderada cada año, de forma que los ciudadanos puedan adaptarse a las alzas de los precios con expectativas razonables, sabiendo exactamente qué esperar de una economía y hacer los respectivos ajustes de ahorro e inversión en consecuencia.

Con información de Investopedia.

13 Comments

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Síguenos en Redes Sociales

Copyright © 2019 | Muy Financiero. Diseñado por MVP Themes.

To Top