Análisis

Qué pasa en Ecuador. La política fiscal que tiene a la gente en las calles

Protestas en Ecuador
Protestas en las calles de Quito contra las medidas del gobierno

Taxistas, camioneros y transportistas de todas las ramas están en las calles de Ecuador, protestando por las medidas fiscales que ha impuesto el gobierno de Lenín Moreno.

Entre las medidas económicas de política fiscal se incluyen la eliminación de subsidios al diésel y la gasolina. Esto desató el malestar de los ciudadanos, quienes ahora tendrán que pagar un precio más alto por los combustibles, así como mayores tarifas en el transporte público.

Desconfianza en la economía

Pero ¿Por qué se están tomando estas medidas? ¿Qué es lo que ha motivado al ejecutivo a quitar una medida que reduce los costos del transporte e incide en la tasa de inflación? ¿Qué es lo que espera lograr el gobierno con estas medidas?

Para entender estas medidas debemos remontarnos a las políticas fiscales del gobierno anterior, el del izquierdista Rafael Correa, quien utilizó los recursos del petróleo para financiar amplios programas sociales e hizo que la deuda pública aumentará. Durante su gobierno hubo una cesación de pagos y se declaró la deuda pública como deuda odiosa o injusta. Correa señalaba que la deuda ecuatoriana había sido impuesta al país bajo condiciones que el país desconocía plenamente y por lo cual no era responsable de esta deuda. Así mismo, Correa administró Ecuador llevando a la nación a ocho años consecutivos de déficit público, es decir, gastando más de lo que ingresaba por concepto de impuestos y rentas del Estado.  Este escenario ha llevado a una desconfianza de los mercados en Ecuador.

Un crecimiento que terminó en estancamiento

Pese a que Rafael Correa presidió durante periodos de amplio crecimiento económico, debido a sus políticas sociales que fomentaron una mayor demanda agregada y un crecimiento del PIB de entre el 3 y el 7% anual, el último año de su mandato se presentó una recesión, con un crecimiento en tasas negativas, del -1.2% del PIB. Estos fundamentales económicos llevan a pensar que el crecimiento de Ecuador ha sido artificial y dirigido fundamentalmente por el precio de las materias primas, en lugar de la innovación y el emprendimiento.

Es en este contexto, donde Lenín Moreno, quién llegó al gobierno, aparentemente como un continuador de las políticas de Correa, se distancia de las políticas económicas de su predecesor y lanza una agenda económica más apegada a la ortodoxia económica (los postulados de la economía neoliberal). Moreno busca reducir el déficit público para recuperar la confianza de los inversionistas.

Los riesgos de la economía ecuatoriana

La calificación de la deuda soberana de Ecuador es de B- por parte de la agencia Fitch Ratings, lo que indica que los bonos de este país son altamente especulativos, por lo que la nación tiene dificultades de financiamiento en los mercados internacionales, ahora tiene que pagar mayores rendimientos por la deuda que ha contraído en los mercados. 

En este contexto los inversores internacionales consideran que invertir en Ecuador es altamente riesgoso, por lo que no llevan dinero al país para el desarrollo de nuevos proyectos ni para el financiamiento de las empresas listadas en la Bolsa.

«La culpa es del gobierno anterior»

Lenín Moreno, por su parte, considera que los problemas de Ecuador tienen sus raíces en las políticas de gasto público de Correa, quien gastó ampliamente el dinero de los contribuyentes en programas de redistribución de la riqueza, pero que también permitió que mucho de este dinero terminara en manos de políticos corruptos. Por esto el expresidente Rafael Correa se ha vuelto un feroz crítico de la actual administración, por los señalamientos que esta le hace a su gobierno.

Moreno ha cambiado el curso de las políticas económicas de Ecuador y ha adoptado una posición más pro-mercado, intenta reducir el déficit público y apegarse al pago de la deuda pública para que el país pueda financiarse más fácilmente en los mercados.

Deuda y déficit público

La deuda de Ecuador es de unos 55.605 millones de dólares, lo que equivale al 49.17% del PIB nacional, mientras que el déficit público es de 3.333 millones de dólares, correspondiendo al 3% del PIB. Moreno quiere reducir estos indicadores y por ello ha lanzado cambios en las políticas fiscales.

La eliminación de subsidios a los combustibles.

Con la eliminación de los subsidios a los combustibles se espera que el Estado ahorre unos 2270 millones de dólares, reduciendo el déficit público en dos terceras partes. Esto le permitiría al gobierno endeudarse menos y pagar sus obligaciones de manera más regular, o al menos eso es lo que espera el actual gobierno ecuatoriano.

Así mismo Ecuador ha obtenido un paquete de ayuda por parte del Fondo Monetario Internacional de unos 4.200 millones de dólares, aunque todavía en la prensa internacional no se ha difundido, al menos de manera amplia, las condiciones de este paquete de ayuda, y muchos temen que esto lleve a más medidas de austeridad y a una pérdida de soberanía del país en cuanto a la dirección de su política fiscal, lo que podría llevar a un menor crecimiento económico.

Diversificar la economía

Lenín Moreno busca que la economía de Ecuador se diversifique en medio de las actuales condiciones de mercado, en las que se proyecta una eventual recesión de los países desarrollados y una desaceleración de la economía internacional. Es por esto que las actuales medidas se deben entender en ese contexto, como un intento, por parte de Moreno, de proteger la economía y la dolarización del país.

La medida de la eliminación de subsidios a la gasolina y el diésel también busca eliminar el contrabando de estos productos y generar una economía formalizada.

De la misma manera Moreno busca la liberalización de la economía en ciertos sectores, reduciendo los impuestos a los emprendimientos y a la salida de capitales para importaciones de materias primas necesarias para la producción. De la misma manera se añadirán 1000 millones de dólares para créditos de vivienda. Para hacer esto, el Gobierno tendrá que hacer ajustes en otras áreas, por lo cual la eliminación de subsidios a los combustibles se entiende dentro de esta estrategia de ajuste presupuestario que busca redirigir los esfuerzos económicos y lograr que Ecuador sea una nación atractiva para el emprendimiento privado y las inversiones internacionales.

Qué busca Lenín Moreno para la economía de Ecuador

También, en este contexto, eliminación de impuestos a los combustibles entra en los Objetivos de Desarrollo Sostenible del Milenio de Naciones Unidas, que busca que las naciones dependan menos de estas fuentes de energía para lograr menos emisiones de gases con efecto invernadero.

Los riesgos de la apuesta de Moreno

Pese a todo esto, las buenas intenciones del gobierno de atajar la corrupción, ser un estado austero que impulsa los emprendimientos privados. Todo este proceso puede conducir a una agitación social que socave la estabilidad política de la nación, llevando a un estado de polarización política que podría provocar un inmovilismo en el legislativo que aplace las discusiones sobre leyes que promuevan un auténtico desarrollo de Ecuador, o peor aún a la parálisis de la economía por cuenta de los paros y las protestas.

También hay un escenario mucho peor. Antes de Rafael Correa, Ecuador tuvo una larga historia de caídas de gobiernos por cuenta de las agitaciones populares. Si las actuales protestas se profundizan, un escenario remoto, aunque probable, podría ser un golpe de Estado por parte de sectores populistas que deseen volver a las políticas de amplio intervencionismo estatal. Esto dejaría a Ecuador en un escenario internacional bastante complicado, con mayores dificultades para el financiamiento y la atracción de capital.

Conclusiones

Dadas las condiciones actuales, el gobierno ecuatoriano tiene el desafío de hacer creíbles la reformas por medio del diálogo social, impulsar la entrada de fuentes de energías alternativas, la lucha certera y firme contra la corrupción y dedicar los recursos de gasto a sectores estratégicos que promuevan un auténtico desarrollo inclusivo y que pueda hacer frente a los actuales desafíos de la economía internacional, especialmente en los sectores del empleo, la tecnología, la innovación y la educación.

Con información de Portafolio.

Click to comment

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Síguenos en Redes Sociales

Copyright © 2019 | Muy Financiero. Diseñado por MVP Themes.

To Top