Economía Global

¿Cuáles son los pros y contras de la globalización?

La globalización es un fenómeno complejo y ciertamente no se puede hablar de un único modo de globalización, o de una forma única en la que este fenómeno impacte a las personas de todo el globo. Y como también lo explica la economista Gita Gopinath, en la historia no ha habido solamente una globalización, sino múltiples, cada una dependiendo del avance tecnológico de su época.

El pensamiento económico liberal, más concretamente y con más vehemencia el neoliberalismo, tradicionalmente ha defendido el proceso de la globalización, haciendo énfasis en los beneficios que se derivan de una economía de libre mercado a escala mundial. Este enfoque, sin embargo, carece de una visión amplia al ser un análisis que parte de una perspectiva ideológica del mundo en la que se da por sentado que las consecuencias de la globalización han sido inherentemente buenas. En este contexto, muchas posturas se sitúan en dos frentes, la primera la de los defensores de la globalización y la segunda, la de sus detractores.

Conforme ha avanzado el proceso, y conforme cada economía nacional alrededor del mundo ha venido entendiendo lo que significa, las voces de los detractores y los defensores de la globalización han ido y venido en el panorama internacional. Grupos que aglutinan a las economías más importantes del mundo, como el G7, el G20 y el Foro APEC, se han mostrado como fuerzas impulsoras de este proceso. Por otra parte Movimientos como el Foro de Sao Paulo y grupos de izquierda radicales alrededor del mundo, se han opuesto fuertemente a la globalización. Más recientemente en los países desarrollados, los movimientos nacionalistas de derecha también se han opuesto a este proceso. Desde el sector privado también se han manifestado voces, generalmente de apoyo a la globalización, encabezadas estas por el Foro Económico Mundial.

Siendo como es, un fenómeno tan polarizador, que causa odios y amores, conviene ver por qué unos y otros aman y odian la globalización. Pero antes de esto es preciso entender, aunque sea de manera rápida qué se entiende por globalización, cuál es la definición que podemos tener:

Por globalización entendemos el fenómeno de apertura de las economías de todo el mundo hacia una mayor integración mediante el comercio libre de bienes y servicios. En este contexto hablamos de una mayor interdependencia global de las cadenas de suministro que proporcionan bienes y partes a consumidores de otras partes del mundo. Un ejemplo típico de la globalización puede ser el siguiente: cuando se elimina el proteccionismo, quitando aranceles a los bienes importados de otros países, una economía nacional se integra más en el comercio internacional y participa activamente del proceso de la globalización. Con economías más integradas, con bienes que viajan de una parte a otra del mundo, con personas e información que llegan de un lado a otro, el fenómeno avanza sin que parezca detenerse.

Ahora bien, habiendo definido qué es la globalización, demos una mirada a sus pros y sus contras:

Pros de la Globalización:

Más y mejores servicios en el comercio mundial debido a una oferta más amplia impulsada por la competencia entre países.

Mayor innovación tecnológica y científica, al ser reconocido este apartado como el más importante para desarrollar una alta competitividad. En consecuencia: nuevos productos que antes no existían. En el actual proceso de globalización tienen una enorme importancia los avances derivado de la Cuarta Revolución Industrial.

Disminución de los precios de los productos como consecuencia de la reducción de tarifas comerciales y por la especialización de las economías que aprovechan su ventaja comparativa en un comercio globalizado.

Aumento de la escala de la información para la producción, la innovación y competencia como consecuencia de los adelantos tecnológicos.

Crecimiento del comercio y con él un aumento considerable en el PIB mundial y de la calidad de vida de millones de personas que se benefician del crecimiento.

Creación de nuevas fuentes de empleo derivadas del aumento en el tamaño de la economía y de las innovaciones que permiten el florecimiento de puestos de trabajos que antes no existían.

Promoción de la paz y la estabilidad geopolítica al aumentar el grado de interdependencia de las economías nacionales entre sí.

Un aumento masivo de la productividad como consecuencia de la baja de precios y el aumento en la competitividad.

Contras de la globalización:

La globalización también tiene aspectos negativos, los cuales pueden ser el resultado no tanto del proceso en sí como de una mala gestión del mismo. Entre estos aspectos podemos encontrar:

Crecimiento acelerado de la desigualdad.

Reducción de los bienes y servicios públicos por cuenta de una menor recaudación de impuestos que se produce una vez que los capitales viajan libremente de una nación a otra y hacia los paraísos fiscales.

Una carrera constante hacia la reducción de precios que deja a muchos productores de bienes sin la capacidad de competir de forma adecuada en el comercio internacional.

Una mayor vulnerabilidad frente a las enfermedades infecciosas que viajan de una parte a otra del mundo de la misma manera que se produce un mayor tráfico de personas. (Ejemplos: la pandemia del COVID-19)

Destrucción del medio ambiente. En su afán por competir en los mercados internacionales muchas empresas reducen costos y la aplicación de estándares ambientales, lo cual deriva en una mayor contaminación. La producción masiva y el crecimiento acelerado también lleva a un mayor consumo y a una mayor presión sobre los escasos recursos ambientales.

Pérdida de la soberanía de los gobiernos nacionales. En la medida en que los sistemas de reglas globales entran en vigor, por medio de organizaciones como la OMC, cada vez más los estados nacionales pierden autonomía al momento de tomar decisiones en materia de política económica que afectan a sus ciudadanos.

Pérdidas de empleo en economías desarrolladas, los cuales se desplazan a naciones donde la mano de obra es más barata.

Para poder entender mejor todos estos pros y contras de este proceso y poder hacernos a una idea en perspectiva de cómo estos aspectos, tanto positivos como negativos, se sopesan y cuáles tienen una carga de valor más alta al momento de calificar la globalización, presentamos la siguiente entrevista que la economista jefe del FMI, Gita Gopinath concedió al Foro Económico Mundial para explicar cuál es el estado actual del proceso y cómo la humanidad se ha beneficiado del mismo:

Cada revolución industrial ha traído una ola de globalización. La primera ola fue impulsada por innovaciones como la máquina de vapor y la máquina hiladora; la segunda por la línea de ensamblaje de los automóviles y los aviones; y la tercera por la revolución digital.

A medida en que entramos en la cuarta ola de globalización, impulsada por la revolución digital, existe un renovado debate sobre si la globalización es una fuerza positiva, que impulsa el crecimiento económico, permitiendo la rápida circulación de ideas para mejorar las vidas de las personas; o si esta erosiona el poder de las comunidades, ampliando la brecha entre las elites y el resto de la sociedad.

La globalización trae como resultado un crecimiento en el comercio y bajos precios; pone su centro de gravedad en la competencia de los productos domésticos, el capital y los mercados laborales, así como en la competencia entre los diferentes países que adoptan diferentes estrategias de comercio y de inversión.

Pero ¿Qué resultado tiene todo esto? ¿Cuáles son los efectos positivos y negativos de la globalización? Lo que sigue es una entrevista con Gita Gopinath, economista jefe del Fondo Monetario Internacional.

¿En general cuáles son las ventajas de la globalización?

Las ventajas de la globalización son muy similares a las ventajas que resultan de los avances tecnológicos. Tienen efectos similares: un alza la producción de las naciones, incremento en la eficiencia productiva, creación de más empleos, y bajos precios en los productos que circulan en la economía mundial.

¿Cuáles son las ventajas de la globalización que el ciudadano común podría experimentar en su día a día?

Pienso en algo que no es apreciado de manera suficiente, por ejemplo, el comercio internacional reduce los precios de los bienes que las personas consumen. De manera que si uno mira a las cosas que uno compra en el día a día, como lavadoras, carros e incluso ropa, debido a la competencia derivada de los tratados comerciales, estos bienes resultan más baratos para el ciudadano común.

¿Cuáles son los efectos que estos beneficios han tenido tanto en las economías avanzadas y las economías más pobres en las últimas tres décadas?

Ambas, las economías desarrolladas y las economías en vías de desarrollo se han beneficiado en términos generales con mayor productividad, mayor creación de empleo y salarios más altos. Como hemos sabido, esto también es cierto cuando se trata de tecnología, siempre hay ganadores y perdedores. Así que hay comunidades y trabajadores cuando existe mayor integración comercial. Esto es lo que hemos visto justo ahora en términos de descontento con el comercio internacional.

¿Quiénes han sido los principales perdedores?

Los principales perdedores del comercio internacional siempre resultan ser aquellas personas cuyas habilidades tienen un competidor más barato en un país diferente. Por ejemplo, en el caso de los Estados Unidos, han sido los trabajadores manufactureros quienes han perdido debido a las inversiones que las empresas manufactureras realizan en aquellos países donde este tipo de trabajos son más baratos.

Por otra parte, en los países en desarrollo, más bienes que dependen de una alta inversión en capital son importados a precios más bajos desde fuera. De manera que si eres un manufacturero en bienes con altas inversiones en capital en un país en vía de desarrollo, tiendes a perder debido a la competencia extranjera.

Así es como es el comercio internacional: la producción se lleva allí donde es más barato producir. Así que cuando la gente, en cualquier país, está expuesta a este tipo de competencia, algunos ganan y algunos pierden.

¿Es posible como economista tener un veredicto? ¿Esta ola de globalización ha sido más positiva que negativa o viceversa?

Si uno dice, voy a mirar las medidas generales en términos de ingresos de un país, el poder adquisitivo, o los precios que la gente paga, en general pienso que la evidencia nos lleva a concluir que el efecto es más positivo que negativo.

Ahora si uno estructura la pregunta de cómo el comercio internacional ha afectado el trabajo de los obreros industriales de los Estados Unidos. Entonces la respuesta es que este proceso ha resultado muy costoso para ellos en términos de salarios y de empleos.

¿Qué tan optimista eres sobre si la siguiente ola de globalización nos ofrece un mejor futuro?

Yo señalaría un par de puntos. Primero, las anteriores olas de globalización han sido bastante exitosas en sacar a mucha gente de la pobreza y deberíamos ser capaces de apreciar eso.

Lo segundo es que cualquier forma de globalización generará ganadores y perdedores. Incluso si uno tiene los mejores y más justos tratados de libre comercio, siempre habrá alguien que pierda debido a la competencia, de la misma manera que siempre alguien pierde cuando una nueva tecnología es desarrollada.

De manera que si queremos hacer que la siguiente ola de globalización sea más exitosa, esta tiene que ser complementada con buenas políticas domésticas para compensar a quienes se están quedando atrás en el camino.

¿Qué tan optimista eres de que tendremos una solución positiva a la guerra comercial entre los Estados Unidos y China?

Es absolutamente esencial que se resuelva, y que sea resuelta en una forma duradera. La economía mundial ha vivido con la incertidumbre por estas tensiones comerciales durante un largo periodo. De manera que si las soluciones que se presenten resultan ser meramente transitorias, tendremos nuevos costos que afrontar de nuevo en el futuro y esto no le conviene a la economía en su conjunto.

Yo diría que soy ligeramente optimista, debido a que los líderes mundiales han reconocido que estas tensiones comerciales están teniendo un efecto negativo en sus economías, por lo cual tiene sentido que se sienten a dialogar y resuelvan estas tensiones.

*Entrevista del Foro Económico Mundial a Gita Gopinath

comentarios

Arriba